antioquia

Asesinan a dos patrulleros de la Policía en el parque principal de Anorí, Antioquia

El Comando de Policía Antioquia lidera los estudios del caso junto a la Fiscalía.


Las autoridades investigan el ataque armado que cobró la vida de dos miembros de la Policía Nacional que prestaban su servicio en el municipio de Anorí, en el Nordeste de Antioquia.

El homicidio ocurrió en la madrugada de este miércoles 18 de mayo en el parque principal de la localidad, cuando hombres sin identificar accionaron un arma de fuego contra los patrulleros Andrés Álvarez y Daniel Ochoa.

De momento, el Comando de Policía Antioquia no confirma si las víctimas estaban adelantando labores, dado que estaban vestidas de civil.

Las autoridades locales informaron que los patrulleros fueron trasladados al hospital local, donde murieron por la gravedad de las lesiones.

Si bien no se le ha atribuido el crimen a ninguna organización delincuencial, la Secretaría de Seguridad del departamento reconoce que en la zona hace fuerte presencia el frente 36 de las disidencias de las Farc y subestructuras del Clan del Golfo.

A esta hora se realizan los actos urgentes en la zona, mientras los altos mandos militares evalúan la situación para dar con los responsables del hecho.

La Asociación Campesina del Norte y Nordeste de Antioquia alertó sobre el recrudecimiento de la violencia en Anorí, donde han identificado el aumento en la tasa de homicidios, así como las acciones violentas que han vulnerado los derechos humanos de las comunidades.

Con base en las estadísticas delictivas de la Policía Nacional, este año han asesinado en ese municipio a diez personas. En su mayoría, las víctimas son hombres y las muertes violentas se cometieron con armas de fuego.

Un militar fue asesinado en el Urabá antioqueño

Este miércoles 18 de mayo también se conoció que el soldado profesional Zesil Alfonso Mena Cuesta fue ultimado con arma de fuego en el municipio San Pedro de Urabá. Si bien estaba de descanso, las autoridades investigan si el homicidio está relacionado con su trabajo, dado que era miembro del batallón de Infantería 46 que opera en esa localidad de Antioquia.

De acuerdo con los testigos, el miembro del Ejército Nacional se encontraba en una bomba de gasolina junto a su esposa, cuando dos hombres que se movilizaban en una motocicleta lo atacaron a disparos sin mediar palabra. Una vez el soldado se desplomó, los sicarios se fugaron y, de momento, no han sido capturados.

Zesil Alfonso Mena Cuesta, militar asesinado en el Urabá antioqueño.
Zesil Alfonso Mena Cuesta, militar asesinado en el Urabá antioqueño. - Foto: Cortesía.

La alcaldesa de San Pedro de Urabá, Leyda Adriana Ortega Almario, indicó que en la comunidad hay zozobra por cuenta de este ataque, que se dio días después del paro armado que impuso el Clan del Golfo como retaliación por la extradición de alias Otoniel.

Precisamente, las autoridades creen que este hecho podría estar relacionado con el accionar delincuencial de la subestructura Central Turbo, de esa organización ilegal, que tiene amplio despliegue en el Urabá antioqueño.

Además, en la tarde del martes 17 de mayo fue hostigado el batallón militar de San Pedro de Urabá por sicarios que no han sido asociados a ningún grupo ilegal. Sin embargo, la mandataria local aseguró que el hecho no dejó lesionados.

En las próximas horas, la Séptima División del Ejército Nacional entregaría más detalles del caso, en medio del refuerzo militar que le solicitó la Gobernación de Antioquia al Ministerio de Defensa a raíz de la amenaza que significa el Clan del Golfo en el departamento.

Otro caso

En hechos similares, un patrullero de 32 años, adscrito al Comando de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, fue atacado por sujetos mientras desarrollaba actividades personales, por fuera del servicio, en la vereda El Noral de Copacabana, Antioquia.

La víctima fue identificada como Fredy Alberto Sierra Muriel, quien prestaba el servicio en la estación de Policía de Belén, en la Comuna 16 de Medellín. Al parecer, sujetos armados lo asesinaron cuando se disponía a cobrar un dinero producto de la venta de un vehículo.