medellín

En hospitales de Medellín faltan camas para atender a los niños

El Ministerio Público también alertó por el crecimiento de la demanda, que no es proporcional a la oferta.


La Asociación Colombiana de Pediatría en Antioquia lanzó un mensaje de urgencia por la alta ocupación que hay en las unidades de atención hospitalaria para atender a los menores de edad en el departamento. En algunas clínicas de Medellín la ocupación sobrepasa el 200 % de la capacidad técnica.

Con adjetivos desfavorables califican los médicos la situación actual que viven para el cuidado de los niños, agudizada por el incremento de enfermedades respiratorias que desató la temporada de lluvias y las bajas defensas que se dejaron de adquirir por el confinamiento impuesto para contener la propagación de covid-19.

Si bien en esta época del año es común que haya un alza en la demanda de los servicios médicos en la infancia, hay una saturación que tiene colapsado el sistema en la capital de Antioquia, dado que se están recibiendo enfermos de todos los municipios del departamento, además de Chocó y Córdoba.

Juan Camilo Jaramillo Bustamante, médico pediatra y miembro de la Asociación sindical, detalló que en muchos centros de sanidad los espacios de urgencia han sido adaptados como salas de hospitalización a razón de la escasez de camas en los pisos donde normalmente se internan a los pacientes.

“El pico respiratorio que vivimos en la ciudad causa infecciones que van desde moderadas hasta graves. Este año el pico está con mayor intensidad, sumado a que por pandemia se cerraron algunas camas de pediatría en la ciudad. El hecho de este aumento lleva a que las camas disponibles saturen la red, que no haya la cantidad suficiente”, afirmó el especialista.

Por medio de WhatsApp, los médicos pediatras miden el termómetro de la ocupación en las clínicas de Medellín con el fin de calibrar el sistema y ofrecer servicios óptimos a los pacientes. Tal como ocurrió en los momentos más críticos de la pandemia, cuando los hospitales buscaban desesperados camas UCI disponibles en los grupos de redes sociales de los sindicatos.

Con base en un comunicado emitido por la Asociación Colombiana de Pediatría en Antioquia, la sobresaturación en la atención responde a los cierres y recortes de servicios con un efecto en la disminución del número de camas para la población infantil, puesta en marcha de manera sistemática desde 2016 por el Estado y las empresas privadas.

En consecuencia, los médicos pidieron que, así como hubo una movilización social económica para fortalecer a las clínicas y hospitales en el marco de la emergencia sanitaria causada por el coronavirus, lo mismo se debe hacer para los niños durante los usuales picos respiratorios.

“Por lo tanto, hacemos un llamado a las autoridades locales a unir esfuerzos con el sector académico, gremial y económico de la ciudad para analizar esta situación crítica que afectamente directamente a los niños”, se lee en la carta que fue firmada por José Alberto Betancur, presidente de la junta directiva de la Sociedad de Pediatría en el departamento.

Conforme al comunicado, son diez las peticiones que podrían solucionar la crisis en la que se comprometen a las instituciones prestadoras de salud, profesionales de la salud, decanos de las facultades de medicina y programas de pediatría. Además, a los gobiernos de Antioquia.

Entre las iniciativas se destaca la realización de un balance de las camas habilitadas para la población pediátrica en hospitalización, urgencias, unidades de cuidados intensivos, unidades de cuidados especiales y camas neonatales, y relacionarlo con la cantidad de menores de edad que hay en los 125 municipios del territorio.

“Esto permitiría tener un diagnóstico veraz de si tenemos una correcta densidad de camas hospitalarias para nuestros niños y poder así proyectar como ciudad y departamento las necesidades reales de crecimiento de este recurso”, fue uno de los puntos plasmados en el documento que ya fue socializado con las secretarías de Salud de Medellín y Antioquia.