Home

Medellín

Artículo

José Lixney Galeano Jiménez, policía asesinado en Rionegro, Antioquia.
José Lixney Galeano Jiménez, policía asesinado en Rionegro, Antioquia. - Foto: Cortesía: Denuncias Antioquia y Policía Nacional.

antioquia

Tres personas asesinaron a un policía frente a su familia en Rionegro, Antioquia

Con el registro de las cámaras de seguridad se está tratando de establecer el paradero de los agresores.

Un nuevo crimen enluta a las filas de la Policía Nacional en Colombia. En las últimas horas, un uniformado fue víctima de un atentado con arma de fuego en el municipio de Rionegro. Tres personas son señaladas como las presuntas responsables de la muerte.

Los hechos ocurrieron hacia la medianoche de este 7 de diciembre en el barrio El Porvenir de esta localidad del oriente de Antioquia. La víctima fue identificada como José Lixney Galeano Jiménez, quien gozaba a sus 35 años dentro de la institución como intendente.

Al parecer, el uniformado se encontraba en las inmediaciones de su vivienda y, tras intercambiar palabras con tres ciudadanos, estos habrían accionado una pistola. Esa información es sostenida por los integrantes de su familia, quienes habrían atestiguado la muerte violenta.

Las autoridades dan cuenta que dos hombres y una mujer son los responsables de este atentado, cuyos nombres están siendo investigados para esclarecer su identidad, dado que huyeron del sitio luego de cometer el homicidio.

Así lo indicó el coronel Daniel Mazo Cardona, comandante de la Policía Nacional en Antioquia, al referir que se activaron todas las capacidades de las unidades de inteligencia para agilizar la judicialización de los supuestos asesinos.

“Se ha dispuesto el despliegue de las capacidades institucionales para desarrollar las labores de investigación que conduzcan al esclarecimiento de este repudiable crimen, dejando ante la autoridad competente a los presuntos homicidas”, dijo el oficial.

Con el registro de las cámaras de seguridad del sector se está tratando de localizar a los delincuentes. El proceso de estudio también está siendo apoyado por la Fiscalía General de la Nación, quien fue advertida de inmediato de este ataque delincuencial.

Del intendente se sabe que era oriundo de Sonsón, municipio que también está localizado en el oriente de la región. De sus 35 años, 17 los puso al servicio de la institución. En su hoja de vida aparecen 61 felicitaciones y 10 condecoraciones.

En el pueblo de Rionegro tenía el objetivo de asegurar el cumplimiento de los derechos de los menores de edad. En el distrito de la Policía Nacional figuraba como agente de infancia y adolescencia, actividad que estaba inspirada en su hijo de 10 años.

Este hecho ha generado conmoción dentro de las filas de la institución. En un sentido comunicado dirigido a la opinión pública se envió un mensaje de solidaridad a sus allegados.

“Lamentamos profundamente el fallecimiento de nuestro intendente. Expresamos asimismo un mensaje de condolencia a toda su familia en estos momentos de dolor y desolación. Su prematura partida enluta a toda la familia policial”, se lee en el texto.

En otro apartado se invitó a la comunidad del oriente del departamento a rodear a la institucionalidad y hacer esfuerzos para alcanzar la paz, truncada en esta región por la presencia de las organizaciones delincuenciales que trafican estupefacientes.

“Reiteramos nuestra voluntad de seguir construyendo paz en el territorio antioqueño. Invitamos a toda la comunidad para que rodee a las instituciones y logremos avanzar en la construcción de escenarios de tranquilidad”, concluyó la Policía Nacional en un boletín.

De acuerdo con los cálculos del Ministerio de Defensa, en lo que va corrido de este año en este departamento han muerto violentamente cerca de 35 miembros de la Fuerza Pública. Las víctimas frecuentes son los uniformados de esta institución y el Ejército Nacional.

El período más crítico se vivió durante el plan pistola que impulsaron las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), como también se hace llamar el Clan del Golfo, como retaliación por la extradición de su máximo jefe, Darío Antonio Úsuga, alias Otoniel, hacia Estados Unidos.