mendigo
Una encuesta anual sobre personas sin hogar encontró 7,754 personas sin hogar en 2022 con casi el 60 % viviendo sin techo. - Foto: Getty Images

estados unidos

Demanda exige a San Francisco, California, detener redadas en campamentos de personas sin hogar

Los siete demandantes nombrados incluyen a David Martínez, un hombre latino que duerme en una caja de cartón porque los trabajadores de la ciudad siguen confiscando su tienda de campaña.

Este martes 27 de septiembre, las personas sin hogar y sus defensores demandaron a la ciudad de San Francisco, exigiendo que deje de acosar y destruir las pertenencias de las personas que viven en las calles sin tener adónde ir, y con el objetivo de obligar a la ciudad a gastar miles de millones de dólares en viviendas asequible que mantengan a los residentes alojados.

El Comité de Abogados por los Derechos Civiles del Área de la Bahía de San Francisco y otros presentaron la demanda en un tribunal federal en nombre de la Coalición contra las personas sin hogar y siete personas sin hogar o en riesgo de quedarse sin hogar. Los demandados incluyen la ciudad, varios departamentos de la ciudad y el alcalde London Breed.

La denuncia establece que San Francisco “presenta la imagen de un municipio solidario” con un plan para abordar la falta de vivienda, pero décadas de inacción en materia de vivienda asequible ha obligado a miles de personas a usar tiendas de campaña y vehículos como refugio.

De hecho, una encuesta anual sobre personas sin hogar encontró 7,754 personas sin hogar en 2022, con casi el 60 % viviendo sin techo.

homeless
Décadas de inacción en materia de vivienda asequible ha obligado a miles de personas a usar tiendas de campaña y vehículos como refugio. - Foto: Getty Images/iStockphoto

La ciudad no solo no ha logrado construir viviendas asequibles, según la demanda, la ciudad utiliza tácticas de mano dura para hacer que las personas sin hogar se muden, amenazando con arrestar o arrestando a las personas, tomando las pertenencias de las personas en redadas matutinas en los campamentos y los refugios no se ofrecen, como exige la ley.

Además de detener las prácticas ilegales, “necesitamos cambiar la conversación sobre lo que está causando la falta de vivienda aquí y llegar a soluciones comprobadas”, dijo Zal K. Shroff, abogado principal del comité de abogados.

Ahora bien, San Francisco es una de las muchas ciudades de la costa oeste donde la falta de vivienda en las calles ha sido cada vez más criticada por políticos y residentes.

El gobernador de California, Gavin Newsom, demócrata y exalcalde de San Francisco, ha apoyado la limpieza de los campamentos de tiendas de campaña, diciendo que no es compasivo ni seguro permitir que las personas vivan al aire libre.

Pero la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EE. UU. dictaminó en 2018 que es inconstitucional citar o arrestar a personas por dormir en público cuando no hay refugio disponible.

En declaraciones, tanto la oficina del alcalde como la oficina del fiscal de la ciudad se negaron a comentar, pero dijeron que San Francisco se enfoca en expandir el refugio temporal y brindar opciones de vivienda más permanentes. La oficina de Breed dijo que la ciudad ha agregado casi 3,000 unidades de vivienda de apoyo permanente desde 2020.

“Una vez que recibamos la demanda, revisaremos la denuncia y responderemos en la corte”, dijo Jen Kwart, portavoz de la oficina del fiscal de la ciudad, David Chiu.

Shroff, por su parte, reconoció que la corte no puede ordenar a San Francisco que construya viviendas asequibles, pero el grupo espera que la demanda empuje a los líderes de la ciudad en esa dirección.

La demanda le pide a la corte que ordene a la ciudad que deje de castigar a las personas sin hogar por dormir y vivir en propiedad pública hasta que tenga suficiente refugio para ofrecer. También le pide a la corte que impida que la ciudad incaute bienes y designe a un monitor para asegurarse de que la ciudad cumpla.

Los siete demandantes nombrados incluyen a David Martínez, un hombre latino que duerme en una caja de cartón porque los trabajadores de la ciudad siguen confiscando su tienda de campaña y otras pertenencias, según la denuncia.

Otros dos de los demandantes son hombres negros que no pueden pagar una vivienda en la ciudad donde nacieron y se criaron. Otro es un hombre que fue doble amputado y cuyas prótesis fueron tomadas por trabajadores de la ciudad en junio.

La ciudad no da un aviso de 72 horas antes de despejar un área o embolsar y etiquetar propiedad para que las personas sin hogar la recojan más tarde, en violación de sus propias políticas, según la denuncia.

La demanda estima que San Francisco necesitaría construir casi 6,700 nuevas unidades asequibles, cuyo costo se estima en $4,800 millones, para albergar a todas las personas que actualmente no tienen vivienda en la ciudad.