Tendencias
Un posible caso de maltrato animal se registró en el centro comercial Andino de Bogotá
Los gatos y perros fueron sacrificados sin evaluaciones ni supervisión de un veterinario, ambas obligatorias. - Foto: Getty Images / scholes1

mundo

Docenas de mascotas fueron sacrificadas indebidamente en un refugio de Texas, EE. UU.

Al menos 38 perros y gatos fueron sacrificados indebidamente por el refugio de Servicios para Animales de Sugar Land.

La semana pasada, oficiales de Sugar Land en Texas despidieron a los empleados de un refugio de animales, después de que una investigación descubrió que sacrificaron indebidamente a docenas de animales.

La Ciudad de Sugar Land anunció los despidos en un comunicado el viernes 23 de septiembre, después de determinar que al menos 38 perros y gatos fueron sacrificados indebidamente por el refugio de Servicios para Animales lde Sugar Land llamado Sugar Land Animal Shelter Dogs.

Cinco empleados fueron despedidos de inmediato a la luz de las “acciones inaceptables”, según la ciudad. Además, el gerente del refugio renunció a su cargo antes de que pudiera ser despedido.

Según los informes, los empleados despedidos afirmaron que los animales sacrificados se estaban comportando de manera agresiva o “tenían un diagnóstico médico”.

Los animales sacrificados supuestamente se estaban comportando de manera agresiva o “tenían un diagnóstico médico”.

No obstante, las investigaciones revelaron que los gatos y perros fueron sacrificados sin evaluaciones ni supervisión de un veterinario, ambas obligatorias.

Por otra parte, la ciudad, en su comunicado oficial, también dijo que se necesitaba un conductista certificado para determinar si los animales agresivos deberían ser sacrificados o no. Concluyeron que los empleados ignoraron deliberadamente las instrucciones verbales y el protocolo para poner a dormir a los animales.

Además, enfatizaron en que en este momento están trabajando para restaurar la confianza del público en medio de las inquietantes revelaciones.

“La ciudad de Sugar Land, continuará trabajando para implementar cualquier capacitación y protocolo necesarios para garantizar que esto nunca vuelva a suceder”, dijo la ciudad en un comunicado.

“Tomará tiempo recuperar la confianza pública, pero la ciudad está comprometida a hacerlo. La investigación rápida y deliberada, y las acciones disciplinarias son un comienzo”, agregaron.

La página de Facebook de Sugar Land Animal Shelter Dogs, que está a cargo de voluntarios, también lamentó las “noticias repugnantes e inquietantes”. Se distanciaron de los empleados despedidos y afirmaron que la eutanasia no autorizada ocurrió “a puerta cerrada”.

“Nuestra misión y el objetivo de esta página es promover la adopción de nuestros increíbles perros y traer sonrisas a los rostros al mostrar sus personalidades lindas y cariñosas”, decía la publicación en la página.

Una mujer en California fue arrestada por dejar morir 11 perros que tenía bajo su cuidado

En otros hechos, una mujer de 22 años fue arrestada bajo sospecha de un delito grave por abuso de animales, después de que casi una docena de perros bajo su cuidado fueron encontrados muertos en tres residencias en el sur de California, afirmaron las autoridades el pasado 22 de agosto.

Desde el 11 de agosto, la Policía y el control de animales comenzó a investigar el caso, después de que se descubrieron perros muertos en perreras cerradas, de una casa abandonada en Bakersfield, dijo el Departamento de Policía de la ciudad.

Después de encontrar dichas perreras, se cumplieron órdenes de registro en tres residencias y los oficiales encontraron 29 perros vivos “que sufrían varios niveles de negligencia, junto con tres gatos vivos”, según un comunicado policial. En total, se descubrieron 11 perros fallecidos en los tres lugares.

Por su parte, los investigadores determinaron que la sospechosa, una residente de Bakersfield, estaba operando un negocio privado de alojamiento y entrenamiento de animales sin licencia “y era directamente responsable de la negligencia de los animales”, dijo el comunicado de la Policía.

Además, la mujer no estuvo presente en ninguna de las residencias durante el curso de la investigación inicial, afirmaron las autoridades. La acusada podría enfrentar cargos que incluyen 11 de abuso animal grave.

Algunos de los animales, tanto muertos como vivos, tenían unos microchips de localización, por lo que los oficiales están localizando y notificando a sus dueños, dijo la Policía.

Hasta el momento, la investigación sigue en curso.