Tendencias
fall fest
Tres personas, incluidos dos adolescentes, resultaron heridas por disparos, en un parque de diversiones al sureste de Pittsburgh, Kennywood Park, - Foto: Instagram kennywoodpark

mundo

Dos niños y un hombre recibieron disparos en el Fall Fest de Pensilvania, Estados Unidos

Un hombre de 39 años y dos niños de 15 años sufrieron heridas en las piernas.

Este sábado 24 de septiembre, en horas de la noche tres personas, incluidos dos adolescentes, resultaron heridas por disparos, en el parque de diversiones Kennywood Park, al sureste de Pittsburgh, el cual estaba dando inicio a un festival con el tema de Halloween.

La policía del condado de Allegheny, durante una conferencia de prensa este domingo 25 por la mañana, dijo que un hombre de 39 años y dos niños de 15 años sufrieron heridas en las piernas, gracias a un tiroteo que ocurrió un poco antes de las 11:00 p. m. del sábado en Kennywood Park en West Mifflin.

La seguridad del parque respondió junto con la policía local y del condado que en este momento estaban trabajando en un destacamento de seguridad en el parque.

Por su parte, los servicios de emergencia llevaron al hombre y a uno de los jóvenes a un hospital, donde el hombre fue tratado por una herida de bala en la pierna y dado de alta. El joven ingresó con una herida de bala en la pierna y otro joven sufrió un rasguño en la pierna y fue llevado al hospital por un familiar; ambos adolescentes parecen estar en condición estable.

Los testigos les dijeron a los investigadores que dos grupos de adolescentes estuvieron involucrados en un altercado frente al paseo Musik Express y que un hombre que vestía una sudadera con capucha negra y una mascarilla para la covid-19 de color oscuro disparó.

Además, se encontró un arma de fuego cerca de la escena y la búsqueda del sospechoso se puso en marcha, a partir de este domingo por la mañana, dijo la policía local.

Kennywood, por su parte, publicó una declaración en Twitter alrededor de las 12:30 a. m. del domingo, diciendo que el parque había estado cerrado por la noche y que todos los invitados habían salido.

Los funcionarios aseguraron que estaban “al tanto de una situación que ocurrió en la noche y están trabajando junto con la policía local. La seguridad de nuestros huéspedes y miembros del equipo es nuestra máxima prioridad”, agregaron en otro trino.

El parque dice en su sitio web que todos los visitantes, el personal y la gerencia deben pasar por detectores de metales en la puerta de entrada, y todas las bolsas, carteras y refrigeradores están sujetos a revisión. El sitio también dice que “las armas de cualquier tipo están estrictamente prohibidas en el parque”.

Por el momento, la policía sigue investigando usando las cámaras de seguridad del parque y declaraciones de testigos, según informó KDKA-TV.

Por otra parte, la policía del condado pidió a cualquier persona con información o video que se comunique con los investigadores. El Departamento de Seguridad Pública de Pittsburgh dijo en una publicación por medio de sus redes sociales que sus oficiales estaban ayudando.

En contexto, Kennywood estaba celebrando la primera noche de su ‘Phantom Fall Fest’, programado para el 16 de octubre, según el sitio web del parque. El parque estará cerrado durante todo el domingo, con boletos fechados para ese día válidos para cualquier otro día del Phantom Fall Fest, y reabrirá el próximo viernes, afirmó el parque en su sitio web.

Ward Troetschel, de West Mifflin, le dijo al medio local Pittsburgh Post-Gazette que llegó alrededor de las 9:45 p. m. del sábado y vio “demasiados menores no acompañados”. Además, dijo que se fue alrededor de las 10:30 p. m. porque los jóvenes estaban siendo agresivos y ‘tratando de iniciar peleas’.

Cuando se fue, grupos de al menos 100 pasaron junto a él dos o tres veces, dijo Troetschel, calificándolo como una escena con “mucho caos”.

Por otra parte, otro testigo, Thomas Harrison de Irwin, le dijo al Tribune-Review que estaba con su prometida y sus padres cuando se escucharon los disparos, y luego la gente gritaba, corría y se empujaba entre sí para salir del parque. “Los niños estaban llorando y algunas personas buscaban a sus seres queridos”, afirmó Harrison.