Tendencias
Huracán Ian, Fort Myers
Las autoridades han confirmado 23 fallecidos hasta el momento, aunque la cifra puede ascender. - Foto: AP

estados unidos

Huracán Ian se convierte en tormenta postropical tras su paso por Carolina del Sur

Se estima que continúen los fuertes vientos y las inundaciones en Florida, mientras que Ian se desplaza hasta Carolina del Norte.

Luego de su paso por Florida y Cuba, el huracán Ian ha venido dejando un sinnúmero de afectaciones en Carolina del Sur, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés), ha anunciado que Ian pasó a ser una tormenta postropical, y se estima que continúe debilitándose.

Justamente, sobre las 5 de la mañana de este sábado 1 de octubre, el NHC aseguró que todavía Florida seguirá registrando alteraciones climáticas, por lo que las inundaciones prevalecerán, mientras que las zonas que estén sobre los Apalaches centrales recibirán fuertes vientos durante el fin de semana.

“Post-ciclón tropical Ian: las grandes inundaciones registradas en los ríos continuarán durante la próxima semana en partes del centro de Florida. Es posible que se produzcan inundaciones repentinas, urbanas y de arroyos pequeños, limitadas en partes de los Apalaches centrales y el sur del Atlántico Medio este fin de semana. Se esperan ráfagas de viento en partes de los Apalaches centrales y del sur hasta esta mañana”, indicó el NHC en su página oficial, siendo este el último mensaje sobre el pronóstico para el huracán Ian.

Es de resaltar que, el huracán Ian había tocado tierra como huracán sobre categoría 1 en la tarde cerca de Georgetown, acompañado de vientos de hasta 140 km/h, según el NHC. Aunque se debilitó y pasó a ser una tormenta postropical, la agencia estatal advirtió sobre las ráfagas de viento hasta 110 km/h, que se han venido presentando.

Por su parte, el presidente Joe Biden instó a los residentes de las zonas afectadas y amenazadas a prestar atención a los llamados de precaución de los funcionarios locales, quienes pidieron a la población no circular por las vías invadidas por el agua, así como a evacuar las zonas que están en mayor peligro.

Mientras que el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, advirtió en su cuenta de Twitter sobre el huracán, pidiendo a la comunidad que siga las precauciones ante la emergencia. “Esta es una tormenta peligrosa que traerá fuertes vientos y mucha agua, pero lo más peligroso será el error humano. Sea inteligente, tome buenas decisiones, controle a sus seres queridos y manténgase a salvo”, afirmó el mandatario en su cuenta oficial.

Se espera que la tormenta Ian se “debilite en la noche para disiparse sobre el oeste de Carolina del Norte o Virginia” en horas tardías del sábado, según el NHC. Mientras tanto, las alertas de tormenta siguen vigentes en regiones de Carolina del Norte, siendo este el siguiente destino del huracán, según prevén las autoridades.

Con respecto al número de afectaciones en Florida, el balance de víctimas mortales del huracán Ian se elevó a 23, informaron la noche del viernes las autoridades. Aunque, CNN informó sobre 45 decesos por el paso de la tempestad en el mismo estado.

Muchas de las víctimas murieron ahogadas, dijo a la AFP el Departamento de Policía en un comunicado, muchos de los cuales se rehusaron a evacuar antes de la emergencia.

En cuanto al balance material, es “histórico” para Florida, al no tener precedentes el nivel alcanzado por la crecida de las aguas, según el gobernador de este estado, Ron DeSantis. Ian dejó calles y casas inundadas y barcos amarrados en los puertos deportivos arrojados a tierra. Incluso, sobre el viernes, en Kissimmee, una región que no está lejos de Orlando, las autoridades cruzaron las zonas inundadas en botes para rescatar a los residentes atrapados en sus casas.

Para Florida, el presidente Biden indicó que, “recién estamos comenzando a ver el alcance de la destrucción”, que “es probable que esté entre las peores (...) en la historia de la nación... Se necesitarán meses, años, para reconstruir”, haciendo referencia a las consecuencias de la tormenta en el estado.

Hasta el viernes por la mañana, alrededor de 1,6 millones de hogares permanecían sin electricidad en el estado, según el gobernador de Florida.

*Con información de AFP