Home

Opinión

Artículo

opinión

Vicky Dávila
Vicky Dávila. Bogotá Mayo 9 de 2019. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana. - Foto: Juan Carlos Sierra

Eduardo Montealegre, responda

Lo importante es que Montealegre, Perdomo y todos los mencionados en este escandaloso episodio le respondan a la justicia

Por: Vicky Dávila

La explosiva grabación del 8 de febrero de 2014 entre la valiente fiscal Sonia Velásquez y su jefe Gina María Cabarcas se convierte en una escena vergonzosa para la justicia en Colombia. La conversación revelada por SEMANA en las últimas horas pone al descubierto una supuesta petición del entonces fiscal general Eduardo Montealegre para aparentemente frenar la captura del reconocido empresario Luis Gallo.

Aunque las investigaciones están en curso y aún no hay condenados, los audios revelan un posible tráfico de influencias repugnante y al más alto nivel. El caso tiene al exdirector de la Policía, el general en retiro Rodolfo Palomino, acusado ante la Corte. También enreda al exfiscal Montealegre; a su exvicefiscal Jorge Perdomo; al exdirector de la Dijín de la época, el general en retiro Jorge Rodríguez Peralta, y a la propia doctora Cabarcas.

El caso es sorprendente y asqueante. La fiscal Sonia libró entonces una orden de detención contra Gallo y otras diez personas por incurrir supuestamente en los delitos de lavado de activos y desplazamiento forzado en Medellín, Apartadó, Córdoba y Bogotá. En el proceso hay 170 denuncias. En la comprometedora conversación esto es lo primero que se escucha:

Sonia Velásquez (S.V.): Gina, es que me llamó Pilar… y me dijo que ¿tú tenías un mensaje del fiscal general?

Gina Cabarcas (G.C.): Sí, correcto.

El mensaje para la fiscal del caso Gallo fue más que directo.

G.C.: … El fiscal nos mandó a decir que por favor el señor Gallo, que entiendo que es Luis A… algo y Gallo... Que no le libráramos orden de captura, sino que lo citáramos a indagatoria…

La fiscal Sonia se paró en la raya y le dejó claro a su jefe que no cumpliría la estrambótica orden.

S.V.: Pues te cuento que la orden se libró el día de ayer, y yo no puedo echar para atrás eso porque yo prevarico.

La doctora Sonia se mantuvo firme en que bajo ninguna circunstancia tumbaría la medida judicial contra Gallo. Sin embargo, la señora Cabarcas le insistió y le recalcó una y otra vez que supuestamente se trataba de una orden del fiscal general y que también estaría pendiente el vicefiscal.

S.V.: ... Con un sustento jurídico sí, pero no lo tengo... El hecho de que el fiscal me ordene no es un sustento porque yo soy autónoma….

La fiscal Sonia le reportó a su jefe que ese mismo día el general Palomino, acompañado del director de la Dijín, la buscó en su casa para hablarle de evitar la captura de Luis Gallo y que ella se negó.

S.V.: ... Aquí me visitó el general Palomino para lo mismo… esto ya no me gusta…

La Fiscalía acaba de tomar la decisión de compulsar copias contra el exfiscal Eduardo Montealegre ante la Comisión de Acusación y contra los demás mencionados ante los fiscales delegados de la Corte. Ojalá encuentren toda la verdad y los responsables paguen ante la justicia.

Sobre la fiscalía de Montealegre y Perdomo se han dicho muchas cosas. Poco o nada ha sido investigado. Fue en ese cuatrienio que explotó el polémico escándalo del hacker en plena campaña de reelección de Juan Manuel Santos. También fue muy criticado el doloroso caso del secuestrado Sigifredo López, capturado injustamente como supuesto cómplice de las Farc. También están pendientes las acusaciones de la condenada fiscal Hilda Niño sobre la supuesta persecución desde esa fiscalía contra el expresidente Álvaro Uribe y su hermano Santiago. En la época de Montealegre también hubo múltiples cuestionamientos por la contratación de la entidad y por el manejo que se le dio al caso Saludcoop porque las investigaciones no avanzaron de manera importante contra la cabeza, Carlos Palacino. Montealegre trabajó como abogado para dicha EPS. Esta denuncia le salió muy cara a la excontralora Sandra Morelli, quien se vio obligada a resguardarse en Italia. La furia de la fiscalía de Montealegre arremetió en su contra.

Últimamente el exfiscal Eduardo Montealegre fue noticia y causó controversia por presentarse como víctima en el caso Uribe. Montealegre literalmente hizo el oso en sus extensas y agotadoras intervenciones en las que expuso teorías del derecho bastante traídas de los cabellos y muy criticadas por sus colegas.

Lo importante es que Montealegre, Perdomo y todos los mencionados en este escandaloso episodio le respondan a la justicia. En todo caso, la captura de Gallo se hizo efectiva y muy rápido quedó libre. A la fiscal Sonia, un aplauso de pie por su valentía. No se dejó torcer ni amilanar y dio ejemplo. Esas órdenes no se cumplen y se denuncian.

S.V.: ... No es fácil desatender una orden de arriba. Para mí no es fácil. Pero no puedo prevaricar. Me voy para la cárcel.

Las grabaciones ponen al descubierto la forma como se podría llegar a manipular una orden de captura en Colombia a punta de amistades poderosas. La justicia no se puede ejercer con politización, amiguismos o venganzas. La justicia es sagrada. Todos los ciudadanos necesitamos volver a creer en ella. Son más los jueces y fiscales buenos. Yo lo sé.