Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/01/30 00:18

    El diezmo de Peñalosa y los bogotanos a la Misión Carismática Internacional

    Pero no es todo, como siempre hay más en la hipocresía que manejan algunas de estas “iglesias”.

COMPARTIR

En 2016, el alcalde Enrique Peñalosa y el secretario de ambiente Francisco Cruz emitieron el decreto 546, mediante el cual se creó el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA). La entidad tiene a su cargo la protección y bienestar de la fauna doméstica y silvestre a través de la atención integral. A pesar de su noble propósito, el IDPYBA no escapa del clientelismo y las irregularidades en la contratación, el nombramiento de sus funcionarios y la injerencia de grupos políticos, sobre todo, de talante cristiano. Hoy el IDPYBA más que una institución pública, parece una Iglesia cristiana radical.

La historia es la siguiente: Clara Lucía Sandoval, líder cristiana de la Misión Carismática Internacional (MCI), quien constituyó y estructuró el instituto mediante la implementación de la Política Pública Distrital de Protección y Bienestar Animal para la Alcaldía de Enrique Peñalosa, lo convirtió en su bolsa de empleo y el de su iglesia.  

Sandoval fue concejala de Bogotá durante dos periodos consecutivos (2008-2011) y (2012-2015) con el aval del Partido de la U. A su vez MCI (iglesia liderada además por su esposo, el pastor Fernando Ramos, y Claudia Rodríguez de Castellanos) tenía un brazo político dentro del Centro Democrático y otro en Cambio Radical. De hecho, Claudia Rodríguez de Castellanos es senadora por el partido de Vargas Lleras. Además, en 2017, en la puja por establecer los puestos de los candidatos en la lista al Senado y Cámara, Rodríguez de Castellanos (exparlamentaria y exembajadora de Uribe) presentó la renuncia de la iglesia MCI al Centro Democrático.

En esa puja, Clara Sandoval aspiraba a una curul en la lista al Senado en 2018, pero finalmente también declinó su candidatura, razón por la cual empezó a dirigir el IDPYBA en junio de 2018, desde donde, actualmente, maneja una extensa lista de 271 contratistas y 33 funcionarios de carrera y libre nombramiento y remoción. Tampoco se debe olvidar que Cambio Radical y el Centro Democrático son los principales respaldos de la administración Peñalosa.

De acuerdo con la investigación realizada, Claudia Rodríguez Garavito, médica veterinaria y magíster en docencia, quien se desempeñó como primera directora del instituto hasta que renunció sorpresivamente y que actualmente tiene diferentes procesos por hallazgos fiscales en el instituto de parte de la Contraloría, sirvió como el gobierno en cuerpo ajeno de Sandoval en la entidad.

Esto se explica porque desde la conformación del IDPYBA se nombraron 31 personas en las modalidades de carrera administrativa, planta provisional y libre nombramiento y remoción, de las cuales, luego de una consulta en el Sideap y en el Sigep, estas demuestran que: i) Para algunos de ellos su experiencia laboral se limita a cargos ocupados dentro de la iglesia MCI; ii) No cuentan con la experiencia relacionada para ocupar los cargos requeridos o iii) Tienen enlaces políticos con cargos relacionados con la alcaldía local de Engativá, del Partido Liberal y del Concejo de Bogotá.

Algunos casos son:

  • María Jiménez Fajardo, secretaria de Sandoval en la entidad, además de haber trabajado 3 años en otra empresa, su mayor experiencia laboral relacionada es con la iglesia MCI durante 4 años:

Fuente: http://www.sigep.gov.co/hdv/-/directorio/M2368468-2841-4/view

http://static.iris.net.co/semana/upload/images//2019/1/30/599669_1.jpg

Fuente: http://www.sigep.gov.co/hdv/-/directorio/M2368468-2841-4/view

  • Sonia Milena Álvarez Reino, secretaria del subdirector administrativo Édgar Pintor Peláez (también integrante del MCI y quien trabajó en el Concejo de Bogotá para la época de Sandoval), demuestra que su mayor experiencia laboral es la de su ferviente entrega a la MCI durante diez años como asistente administrativa:

Fuente: http://www.sigep.gov.co/hdv/-/directorio/M2368464-2841-4/view

Fuente: http://www.sigep.gov.co/hdv/-/directorio/M2368464-2841-4/view

  • Luz Adriana Martínez Rodríguez, profesional de carrera administrativa de la dirección general en el IDPYBA, es ferviente seguidora de la iglesia MCI y en su experiencia laboral relacionada aparecen cargos ocupados en esta.

Fuente: https://sideap.serviciocivil.gov.co/sideap/faces/directorioServidores.xhtml

Así como los casos anteriores, también se encuentran funcionarios relacionados en cargos dentro de la mesa directiva del Partido Liberal en Kennedy, como Luz Marina Galindo Caro, como consta la resolución  4162 del 25 de agosto de 2017, quien es actualmente jefe de la oficina asesora de Planeación del IDPYBA.

Fuente: https://partidoliberal.org.co/assets/files/41620001-1503677416.pdf

De igual forma, además de pertenecer a la MCI, los funcionarios Catalina Rivera Forero, subdirectora de cultura ciudadana y gestión del conocimiento, y Édgar Pintor Peláez, subdirector de gestión corporativa, entre otros, pertenecían a la Unidad de Asesoría de Apoyo Normativo del Concejo en la época en la que Sandoval era concejal y ahora aparecen como funcionarios directivos del IDPYBA.

Cabe resaltar que mensualmente los gastos de nómina de funcionarios de la entidad rondan entre los 100 y 120 millones de pesos, lo que significa un diezmo de 12 millones de pesos para la MCI. Esto, al año, significa un diezmo de Sandoval y de Peñalosa a la iglesia MCI de 120 millones de pesos del bolsillo de los contribuyentes bogotanos, sin contar con los 271 contratistas adicionales y los recursos de contratación de la entidad. Los trabajadores-militantes del instituto deben dar el 10 por ciento de su sueldo a MCI.

Por otro lado, la directora Sandoval tiene integrantes de su séquito y también a sus familiares, como el caso de Kevin Moreno, su sobrino, quien es bachiller y registra un contrato con la entidad en el Secop I. Por otro lado, llama la atención que, aunque Sandoval no estaba como funcionaria de planta dentro del IDPYBA antes de llegar a la dirección, se mantenía ligada como contratista, según el portal Secop I, desde enero de 2018.

Fuente: Secop I

El contrato relacionado inició el 1 de enero, por un monto de 83.304.000, por un objeto contractual que no justificaba la cantidad de recursos. El contrato por prestación de servicios, por modalidad de contratación directa, fue terminado de manera anormal (mutuo acuerdo) el 28 de mayo de 2018, pocos días antes de que asumiera como directora del IDPYBA. De acuerdo con las relaciones de pagos, llegó a recibir durante este tiempo aproximadamente 50 millones de pesos. Tanto provecho en tan poco tiempo.

Pero no es todo, como siempre hay más en la hipocresía que manejan algunas de estas “iglesias”. A continuación, se ven las fotos de Clara Lucía Sandoval haciendo campaña por la hoy senadora Rodríguez de Castellanos y la hoy representante a la Cámara Ángela Sánchez Leal. Campaña que hizo mientras era contratista del instituto y obviamente como se ve en la foto, utilizando la figura de la protección animal para conseguir votos para su secta radical.   



Finalmente, según fuentes consultadas que pidieron reservar su identidad, desde el primero de enero de 2019 ha habido manejos irregulares sobre los contratos, puesto que para los contratistas fueron cambiados sus términos de renovación a cada 3 meses, lo que coincide con las elecciones locales. Sin duda alguna, esto es un mecanismo de presión para fortalecer el fortín político y electoral de la MCI y los intereses de Sandoval en 2019, haciendo uso de los recursos de los bogotanos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1962

PORTADA

Duque en su laberinto

La situación para el presidente no es fácil. Puede que después de las protestas de este año consiga la paz política con los partidos. Pero llegar a la paz social con los del paro resultará mucho más difícil.

05

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1962

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.