Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2018/06/09 20:30

    El orden de los factores

    Buscando callarme, Carlos Mattos, a través del abogado estadounidense Bruce Rogow, me envió una carta el viernes de la semana pasada advirtiendo que me demandará en Estados Unidos por empañar su “good name” y “fine reputation”.

COMPARTIR

Carlos Mattos compró primero al juez que iba a tomar la decisión que a él le convenía en el caso Hyundai; después mandó a corromper a los funcionarios encargados del sistema electrónico de reparto para cuando el asunto les llegara y solo entonces –cuando estaba seguro del resultado– presentó la demanda para favorecer sus intereses. Eso es lo que sostiene el fiscal del caso, Daniel Hernández, quien con confesiones y pruebas técnicas reconstruyó la presunta cadena de acciones criminales que tienen en la cárcel a un juez, a siete funcionarios de la administración judicial y a un eminente abogado, mientras Mattos –burlando la orden de captura en su contra– sigue paseándose a sus anchas por España.

Para leer este artículo completo:

Ed. 1911

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1911

PORTADA

La mala hora del Grupo Aval

El grupo económico más grande del país enfrenta uno de sus momentos más difíciles por cuenta de actuaciones de la justicia colombiana y de Estados Unidos. Las consecuencias pueden ir más allá de los intereses del banquero.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1911

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.