opinión

Alberto Donadio  Columna
Alberto Donadio - Foto: DAVID ESTRADA LARRAÑETA

Guillermo Alberto González Mosquera

Guillermo Alberto González Mosquera falleció en 2021 a los 80 años. Ya estaba citada la fecha para juzgarlo en la Corte Suprema de Justicia por los dineros perdidos en Probolsa.


Por: Alberto Donadio

Hurtaron 9.413 millones de pesos del departamento del Cauca. Según la Fiscalía, el responsable fue Héctor Jairo Bonilla López. Montó una oficina en Cali llamada Probolsa, que no pertenecía a la bolsa de valores ni estaba autorizada para manejar inversiones ni era una entidad financiera vigilada. Cuando Guillermo Alberto González Mosquera se posesionó en 2008 como gobernador del Cauca, agentes de Probolsa le presentaron una propuesta para invertir 16.000 millones de pesosdel Cauca en TES, títulos de deuda pública.

Esa suma fue girada a una cuenta que Probolsa tenía en Serfinco, una comisionista de bolsa que operaba entonces en el país y que sí estaba autorizada para manejar inversiones. En efecto, se le giró el dinero a un particular. Ni corto ni perezoso, Bonilla López gastó a manos llenas las platas del departamento. Giró un millón de dólares a una comisionista en Estados Unidos, se hizo préstamos en pesos y hasta pagó las cuentas de servicios públicos y de teléfono de Probolsa con dineros públicos. Ese manejo ilícito se hizo con la complicidad de Serfinco, que fue luego sancionada por la Superintendencia Financiera con multa de 420 millones de pesos por no asesorar debidamente al departamento.

Serfinco debió haber indicado al departamento que podía invertir directamente en TES abriendo una cuenta en la comisionista, sin necesidad de intermediario. También fue sancionada la ejecutiva de Serfinco, que actuó favoreciendo a Probolsa. La sancionada con multa de 62 millones de pesos, Juanita Iragorri López, manejó los dineros entregados a Probolsa por el Cauca y por la Gobernación de Nariño, el municipio de Arauca, el municipio de Silvia (Cauca), el Hospital Francisco de Paula Santander, de Santander de Quilichao (Cauca), Infituluá y Acuavalle. Esas entidades oficiales perdieron en total 23.000 millones de pesos, pero la más afectada fue el Cauca, con los 9.413 millones de pesos ya anotados.

“JPTA EL EURO SE NOS SUBIÓ”, le dijo un representante de Probolsa a su corredora, Juanita Iragorri. Ese cliente quería comprar un millón de euros, pero, como esa moneda estaba al alza en ese momento, dio entonces la orden de que le compraran un millón de dólares. La operación habría sido una más de las que se realizan todos los días en la bolsa si no fuera porque el dinero no era del cliente, sino del municipio de Arauca. Serfinco sabía que las entidades oficiales solo pueden invertir en TES o en certificados a término, no en dólares o euros, y pese a esa prohibición Juanita Iragorri no le advirtió a las entidades públicas lo que estaba haciendo Probolsa con su plata. El interés de las entidades oficiales era incompatible con el interés de Probolsa, y Serfinco debió haberse abstenido de actuar, según la Superfinanciera. Probolsa se quebró en diciembre de 2008.

Guillermo Alberto González Mosquera falleció en 2021 a los 80 años. Ya estaba citada la fecha para juzgarlo en la Corte Suprema de Justicia por los dineros perdidos en Probolsa. No se le acusó de recibir comisión por colocar esos recursos. Hablé con su abogado, el penalista Orlando Gómez López, para conocer cuál iba a ser la defensa del exgobernador. Me dijo: “El dinero sí se perdió. El hecho sí ocurrió, pero sin dolo de parte del doctor González Mosquera. Él fue el denunciante”. Agregó: “Los señores de Probolsa se presentaron como representantes de Serfinco. La tesorera giró a cuenta en Serfinco, pero era una cuenta de Probolsa. La cuenta sí estaba en Serfinco, pero era de Probolsa. Probolsa podía retirar los dineros. Así fue que tumbaron a Nariño, Cauca, el municipio de Silvia”.

El penalista señaló que González Mosquera vivía muy golpeado por este asunto. “Ahora solo responde ante el tribunal de arriba”, indicó. “Probolsa también defraudó a Nariño. Navarro Wolff era el gobernador. No fue acusado. No hubo igualdad de tratamiento. Por el mismo hecho no acusaron a Navarro. No quiero decir que Navarro fue responsable”, expresó el penalista. Guillermo Alberto González Mosquera fue gerente general de la Caja Agraria, presidente del Banco del Estado, concejal y alcalde de Popayán, rector de la Universidad del Cauca, representante a la Cámara, senador, ministro de Trabajo y de Defensa y embajador en Venezuela. Él como político liberal y su poblado bigote fueron muy conocidos en Colombia a lo largo de más de 50 años. No tenía fama de haberse enriquecido en cargos públicos. Pero, según la acusación por la cual se le iba a juzgar, el exgobernador firmó un contrato de administración de valores con Serfinco y un formulario de conocimiento de persona jurídica de Probolsa, actuaciones que en este caso ponen en duda su buen criterio.