Home

Opinión

Artículo

Sofy Casas

Opinión

No a la ‘petroconstituyente’

Es importante recalcar que para lograr las reformas que quiere hacer el gobierno basta con efectuarlas en el Congreso, que es como debe ser, y no manoseando la Constitución. No llevando al país a un desgaste, el cual es bien costoso.

Sofy Casas
9 de julio de 2024

El país despierta nuevamente con la incertidumbre desde que Gustavo Petro no cesa con el tema de hacer una constituyente para reformar la Constitución del 91 que hoy nos rige. Se prendieron las alarmas, pero ahora es por la aterrizada del santista Juan Fernando Cristo al gabinete de ministros que hoy acompañan al inquilino de la Casa de Nariño y quien quedó encargado desde el 3 de julio del Misterio del Interior. Una cartera fundamental en el propósito de Petro de sucumbir a Colombia en un proceso innecesario, costoso y desgastante.

Pero ¿quién es Juan Fernando Cristo Bustos? Cristo Bustos viene del gobierno Samper y es uno de sus hombres de confianza. Jamás se desprendió de Ernesto Samper ante el escándalo y las pruebas contundentes que rodeaban el caso del proceso 8.000 sobre la entrada de dineros del Cartel de Cali a su campaña presidencial. Samper pagó su lealtad premiándolo con varios cargos dentro de su gobierno. Es evidente que Cristo Bustos es un politiquero que se mueve muy bien en las aguas de la política tradicional, en el área del Congreso y dentro de los gobiernos. También estuvo con Cásar Gaviria y ni hablar de su cercanía y ayuda incondicional a Juan Manuel Santos. Son muy cercanos.

Dentro del Gobierno Petro hay varios santistas, pero hay tres alfiles importantes de Juan Manuel Santos, como lo son Cristo Bustos, Roy Barreras y Armando Benedetti, hoy involucrado en el escándalo de los audios con Laura Sarabia sobre la presunta financiación ilegal y entrada de dineros ilícitos a la campaña de Gustavo Petro denunciado por su propio hijo, Nicolas Petro. Y ni hablar de que fue el jefe y cerebro de esa campaña. Siguiendo el tema, el ministro Cristo junto con Roy Barreras fueron los grandes artífices del fast track con el que aprobaron a pupitrazo limpio el acuerdo de “paz” del gobierno Santos con los narcoterroristas de las Farc. Esos sí que saben cómo pasarse por la faja la voluntad popular, la Constitución y el repartir mermelada en el Congreso para lograr los objetivos asignados. ¿Por su experiencia en repartir mermelada en el Congreso fue por la que Petro le ofreció ser minInterior?

Lo más preocupante es que los medios de comunicación confirmaron una reunión en el exterior la semana pasada entre Juan Manuel Santos y Gustavo Petro. Fuentes afirman que de esa reunión el hoy ministro Cristo no había aceptado la propuesta de Petro hasta que esta no se concluyera. ¿Qué acordaron Santos y Petro? Dicen que los Char y los conservadores respaldaron a Cristo Bustos y que ya juntando estos apoyos, él le acepta a Petro el Ministerio del Interior. En su primer día como ministro ya habló de hacer la constituyente (algo que dejó a muchos sorprendidos porque hace menos de un mes este decía que una constituyente sería innecesaria y que no la apoyaba) y de implementar el acuerdo de paz del 2016 con las Farc. ¿Órdenes de Santos? El santismo también negoció la Defensoría del Pueblo (ya tienen candidata) y van por la Procuraduría. También ya respaldaron a Cristo Bustos el exvicepresidente Germán Vargas Lleras y Luis Felipe Henao. Aunque leyendo la columna del domingo de Vargas me da la impresión de que se bajó del bus.

El ministro Cristo dice la barbaridad que la constituyente quedaría para el próximo gobierno. ¿Cómo le va a garantizar a Petro que el próximo presidente será de sus entrañas? ¿Quieren meter la reelección en la constituyente petrista que pretenden hacer?¿Cuál es la intención del santismo con la constituyente? ¿Petro esperaría después de su reunión con Santos su respaldo a la reforma pensional? Muchas preguntas sin respuestas. Las veremos con el tiempo.

Sin el santismo y sin la ayuda de Santos, es claro que Gustavo Petro hoy no sería presidente. Recordemos que Juan Manuel Santos le debe su apoyo a la campaña presidencial de 2014 y cuando ganó la reelección, este le agradeció en público. No se han desmarcado de este nefasto gobierno al que ayudaron llegar al poder y son los grandes responsables de la debacle que hoy vive nuestro país. Se podría decir que Santos es Petro y este gobierna a través de él. La pantomima de la constituyente es un arma de doble filo. Es abrir una caja de Pandora en la que cada sector tiene sus propios intereses, su propia agenda. Unos políticos me dicen: es una manera de frenar las intenciones de Petro de tratar de hacer una constituyente al estilo Chávez en Venezuela, convocando a estudiantes, cabildos, juntas de acción comunal, entre otras, es decir, no por la vía constitucional y saltándose el Congreso. Pareciera que se las dan de cándidos cuando saben que él recibe órdenes de Cuba y que hará lo mismo que Chávez en Venezuela al tomarse la Asamblea y lograr el propósito con el famoso “poder constituyente”. Otros me dicen: es para Petro perpetuarse en el poder y meter el acuerdo con el ELN y la Segunda Marquetalia (manejada por el narcoterrorista Iván Márquez) para garantizarles impunidad y poder. Ellos lo sostendrían en la Presidencia. Los grupos armados serán sus colectivos. Creo más en estas intenciones. ¿Santos quiere atajar a Petro? ¿Querrá el santismo tomar el control de la constituyente para elegirse en 2026?

Lo cierto es que Gustavo Petro no tiene los 13 millones de votos que es lo exigido para ganar el plebiscito de llegarse a concretar lo de la constituyente en el Congreso. Hoy su impopularidad dobla su popularidad. Es importante recalcar que para lograr las reformas que quiere hacer el gobierno basta con efectuarlas en el Congreso, que es como debe ser y no manoseando la Constitución. No llevando al país a un desgaste, el cual es bien costoso, a una inestabilidad y a un quiebre institucional innecesarios. Nuestra Constitución del 91 tiene todos los mecanismos necesarios para sacar adelante todas las propuestas y la implementación de los acuerdos con los narcoterroristas de las Farc.

Ñapa: el domingo 7 de julio salió Santos en un video que tituló: ‘No a la constituyente’. A este se le cree el 0.001 % de lo que dice. Sale a decir el muy cínico “NO A LA CONSTITUYENTE”, y por detrás está reuniéndose con Petro para organizar los pormenores de la tramoya que pretenden hacer, mientras le dan el Ministerio del Interior, la Defensoría del Pueblo y está negociando la Procuraduría. Haciendo lo mismo de cuando se pasó por la faja el triunfo del ‘no’ en el plebiscito. ¿Qué más negociaron?

Noticias Destacadas

JORGE HUMBERTO BOTERO

“En el lugar equivocado”

Jorge Humberto Botero
Pablo Federico Przychodny JARAMILO Columna Semana

En un mar de coca

Bg. (rva) PABLO FEDERICO PRZYCHODNY JARAMILLO