Home

Política

Artículo

Drummond lanzó recientemente el Informe de Sostenibilidad 2020 en el que se destaca, entre otras cosas, su liderazgo nacional en la producción y exportación de carbón.
- Foto: Cortesía Drummond

política

“Acabar de tajo con la minería ‘mata’ pueblos enteros”: empleados de Drummond preparan movilizaciones contra el gobierno, ¿cuándo serán?

Aseguran que con la reforma tributaria se carga de manera excesiva a las empresas mineras, lo que podría llevar a despidos masivos o incluso al cierre de estas compañías.

Con la aprobación del primer debate de la reforma tributaria se encendieron de inmediato las alertas en las compañías mineras, que son las que recibirán el mayor impacto con los cambios en el sistema tributario colombiano.

En el texto de la reforma tributaria aprobado, al que solo le faltan los debates en las plenarias del Senado y la Cámara, se definió que seguirá en firme el artículo que dice que las regalías no podrán ser deducibles en el impuesto de renta que pagan las empresas que producen hidrocarburos y minerales en el país, como sucede actualmente, lo que representa un golpe billonario para este sector.

Además, quedó aprobada la sobretasa del 10% al impuesto de renta para las compañías mineras.

Esta situación generó inquietud en los empleados de grandes empresas mineras, como el caso de Drummond, cuyos trabajadores anunciaron que buscarán movilizarse, pues se les estaría condenando al desempleo con la eventual salida de estas compañías del país ante una posible asfixia tributaria.

“Los empleados de todas las áreas estamos mirando cómo podemos manifestar nuestra preocupación por nuestros empleos y nuestras familias que viven de esta actividad. Estamos analizando diferentes alternativas, somos más de 30 mil familias que vivimos de esta actividad, queremos que nos oigan”, apuntó en diálogo con SEMANA Juan Carlos López, uno de los empleados de Drummond que organiza las movilizaciones.

De acuerdo con el trabajador, acabar de tajo con la explotación de carbón o el petróleo significa, simplemente, que Colombia dejará de producir hidrocarburos, se perderán miles de empleos en el país, pero estos empleos se generarán en otros lugares del mundo, que aprovecharían el espacio dejado por Colombia para venderle los productos que ya no produce.

“El carbón no es un enemigo, estamos de acuerdo con la transición energética, pero ir en contra del mundo, donde siguen fortaleciendo su industria mientras hacen la transición, es una locura, se le va a quitar el empleo a la gente aquí y se le va a dar a otros países”, explicó López.

Según le dijo este trabajador de la Drummond a esta revista, se tienen planeadas marchas en Valledupar, Ciénaga de Oro y Magdalena.

“La fecha que tenemos planeada es el 13 de octubre a las 9:00 de la mañana, en Valledupar, donde nos dirigiremos hacia la Plaza Alfonso López, y en Ciénaga de Oro se tiene planeada otra a esa misma hora”, reveló López.

El hombre agregó que hay otra marcha que se está organizando también el 13 de octubre a las 5:00 de la tarde, en Valledupar, pero esta no será organizada por empleados de Drummond, sino por comunidades de la zona minera.

López agregó: “La marcha es para demostrar que hay familias colombianas honestas, que no somos asimilables a un veneno como la coca, como dijo el presidente, sino personas honorables. El carbón es el segundo recurso de exportación del país, acabarlo de tajo va en contravía de la transición energética, tenemos que exprimir nuestros dos productos bandera (carbón y petróleo) para poder sobrevivir y vivir”.

El empleado de la Drummond afirmó que la mayoría de los empleados de esta compañía llevan más de 15 años laborando allí y que la presencia de la empresa en algunas zonas del país lleva progreso.

“Se construyen escuelas, hospitales, se otorgan becas, entregamos árboles, se lleva progreso a las comunidades, patrocinamos los juegos nacionales, patrocinamos los juegos bolivarianos, se mueve toda la economía a partir de la minería”, expresó López.

Además, agregó que “estigmatizar al carbón no tiene asidero, comparar el carbón con la coca o con un veneno es un irrespeto con todos nosotros, los empleados honorables, que nos levantamos todos los días a trabajar; acabar de tajo con la minería mata pueblos enteros, la gente tendría que migrar a otros lugares a buscar alternativas de empleo”.

Las razones de los impuestos

El senador del Pacto Histórico Gustavo Bolívar defendió estas nuevas cargas impositivas que se le pondrían a la minería.

“Las regalías no se les estaban pagando a los municipios si se descontaban de la renta, es decir, no se estaban pagando regalías en Colombia porque, al deducirlas de la renta, lo que estaban haciendo era un anticipo de renta, pero entonces ahora sí va a haber regalías. Recuperamos 6,5 millones de pesos que habíamos perdido en las discusiones”, dijo.

Para el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Francisco José Lloreda, prohibir la deducción de las regalías del impuesto de renta contraviene la práctica tributaria internacional que por décadas ha aplicado en Colombia y sobre la cual las empresas asumieron compromisos de inversión con el país.

En cuanto a la sobretasa al impuesto de renta, de acuerdo con el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, será temporal (2023, 2024 y 2025) e irá disminuyendo con el pasar de los años. En el primero será del 10 %, en el segundo bajará a 7,5 % y en el tercer año de vigencia será del 5 %, para empresas que tengan una renta gravable igual o superior a 50.000 UVT, que equivalen actualmente a 1.900 millones de pesos.