política

“El poder es una droga, algunos han salido llorando del Palacio de Nariño”: presidente Petro

El jefe de Estado indicó que el poder puede llevar a las personas a “cometer los peores crímenes”.


El presidente de la República, Gustavo Petro, realizó la primera reflexión sobre el poder, al advertir que es una droga que deja a su paso nefastas consecuencias.

Señaló, sin decir ningún nombre en concreto, que algunos han salido “llorando” de la Casa de Nariño al momento de no tener ese estatus.

Petro, en su intervención en el diálogo de alto nivel en el marco de la Conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, manifestó que su compromiso es no dejarse llevar por la tentación del poder y trabajar por todo el pueblo.

“Lo que hemos logrado aquí es poder y el poder es una droga, el poder puede destruir un ser humano, ustedes lo han visto, el poder puede llevar a cometer los peores crímenes, el poder es una droga con adicción, la gente con poder quiere seguir teniéndolo, el poder deforma la realidad”, sostuvo Petro.

Y añadió en su reflexión: “No es solo meterse en el Palacio de Nariño (Casa de Nariño) y verán ustedes cómo se experimenta esa droga, y las sillas doradas y crees que eres un rey, incluso eso es una trampa, porque cuando entra el presidente y cree que es un rey, su mundo es eso sentarse en esa silla”.

“Eso pasa porque lo están engañando, porque los que tienen el poder real empiezan a transformar y engolosinan al presidente con las sillas doradas, con la droga, entonces salen llorando cuando les toca abandonar el Palacio de Nariño es horrible”, anotó el jefe de Estado.

Metas de los primeros 100 días de gobierno Petro

El presidente de la República, Gustavo Petro, realizó el lunes de esta semana, el primer consejo de ministros de su gobierno, en el cual se empezó a definir la hoja de ruta de las metas que se deben cumplir para los primeros 100 días de administración. La reunión de alto nivel duró cerca de tres horas.

A ese encuentro de alto nivel acudieron los integrantes del gabinete Petro que fueron nombrados, entre ellos, el ministro del Interior, Alfonso Prada; el ministro de Educación, Alejandro Gaviria; el canciller, Álvaro Leyva Durán; la ministra de Agricultura, Cecilia López; Patricia Ariza, ministra de Cultura; Carolina Corcho, ministra de Salud; la ministra de Medio Ambiente, Susana Muhamad; el ministro de Defensa, Iván Velásquez, entre otros jefes de cartera.

Dentro de las metas más urgentes que tiene el gobierno Petro está la aprobación de la reforma tributaria, la cual fue radicada esta semana por el ministro de Hacienda, José Ocampo, iniciativa que pretende recaudar más de 25 billones de pesos, recursos que permitirán -según el Pacto Histórico- impulsar un paquete de programas sociales para los más vulnerables de Colombia, además de generar una estabilidad en las finanzas del Estado.

Otro de los objetivos que se pusieron sobre la mesa en el consejo de ministros que se llevó a cabo en la Casa de Nariño es tener rápidamente avances sólidos de la política de Paz Total, para lo cual se empieza a agilizar la reactivación de los diálogos de paz con la guerrilla del ELN.

Esto además de los acercamientos con otras organizaciones armadas al margen de la ley, como el Clan del Golfo y eventualmente las disidencias de la Farc, los cuales se realizarían bajo la figura de un “acogimiento”.

Por último, fuentes del nuevo alto gobierno le indicaron a SEMANA que una de las más profundas preocupaciones del presidente Petro es la lucha contra la corrupción y el saneamiento de varias entidades del Estado, situación que motivará que se ordenen medidas drásticas para cuidar las finanzas públicas.