Tendencias

Home

Política

Artículo

Rodolfo hernández Candidato independiente
Rodolfo Hernández no recibió los beneficios con los que cuenta como senador. - Foto: juan carlos sierra

política

“Los compañeros que quieran bajarse el sueldo ya lo pueden hacer”: Rodolfo Hernández sobre salario de congresistas

El ingeniero aseguró que no es necesaria ninguna reforma para ayudar en causas sociales.

El senador Rodolfo Hernández se refirió a la posibilidad de que los congresistas se bajen el salario cuando lo decidan, es decir, sin que se apruebe ningún tipo de ley o norma. “Para rebajar el suelo los que quieran. Los compañeros senadores y representantes que quieran ya lo pueden hacer. Hay varias formas de hacerlo”, dijo el ingeniero.

Una de esas opciones, según el senador, es que los congresistas podrían ayudar a pagar la educación de jóvenes con necesidades en el país por voluntad propia. “Atender su región. Los muchachos deudores del Icetex más pobres y que tengan que atender las cuotas que tengan en esa institución”, dijo el ingeniero.

Asimismo, afirmó que otra posibilidad para bajarse el sueldo y ayudar a los jóvenes en materia educativa es subsidiar estudios en el exterior. Aseguró que cuando fue alcalde de Bucaramanga realizó esa labor.

“Yo lo mandé para Australia. Me valía 40 millones (de pesos) el año, pagándole un tiquete para que viniera a mitad de año de Sidney a Bucaramanga y regresar de Bucaramanga a Sidney. Eso también se puede hacer”, aseguró el senador.

Otra de las posibilidades que sacó a relucir el ingeniero es que se podría colaborar en causas sociales, como por ejemplo, un equipo de fútbol. “Patrocinar un equipo de fútbol en el barrio más pobre del municipio donde es oriundo el parlamentario. Comprarles el balón, la vestimenta, guayos, pantaloneta, camiseta, cachucha y el entrenador, lógicamente, para que haga táctica y estrategia y aprendan a jugar”, afirmó.

Una idea adicional del ingeniero es colaborar en los barrios de estratos bajos. “Arreglar la fachada de una casa en el barrio que ellos elijan de su municipio y que esa fachada impacte la vida del que vive ahí y del barrio por su belleza, por su estética, es decir, sitios en donde invertir la plata. Los que quieran bajarse es lo qué hay, eso no se necesita ley”, aseguró.

En medio de la campaña presidencial, el ingeniero prometió que si llegaba a la Casa de Nariño no aceptaría varios de los beneficios con los que cuenta el presidente. Dijo que donaría su salario para que estudiantes de escasos recursos del país accedieran a educación superior.

Cuando estuvo en la alcaldía de Bucaramanga llevó a cabo esa idea. En esa ocasión lo donó para que jóvenes de Santander tuvieran la oportunidad de estudiar. “En 2015 fui elegido como alcalde de Bucaramanga (…). Lo primero que hice fue poner las necesidades de los más pobres por encima de mis privilegios. Tomé la decisión de donar completamente mi sueldo”, aseguró el ingeniero.

Una de las discusiones álgidas del Congreso ha sido la posibilidad de que los congresistas se bajen su salario. En lo que va corrido de esta legislatura se han presentado varias propuestas en ese sentido, sin embargo, no ha sido fácil concertarlas.

A pesar de eso, la bancada del Centro Democrático y del Pacto Histórico se unieron para quitar algunos beneficios de los parlamentarios. Según lo presentado, a partir del momento en que se promulgue el acto legislativo, se implementará un porcentaje que se ha denominado “austeridad estatal y de solidaridad” con el que los congresistas deberán pagar un impuesto del 20 %.

El senador Jota Pe Hernández radicó una iniciativa paralela para quitarles a los congresistas una prima de más de 10 millones de pesos. Según el Hernández, con esto se podría bajar el sueldo de los parlamentarios desde el momento en que se promulgue la ley. Esa pelea ha generado rencillas con otras bancadas, como la del Pacto Histórico, luego de que el senador dijera que hay parlamentarios que no lo han querido apoyar.