política

“Nijole esperó que termináramos nuestro trabajo para descansar (morir)”: Sandro Bozzolo, el director del documental sobre la mamá de Antanas Mockus

En diálogo con SEMANA, el director italiano del documental que narra detalles inéditos de la madre artista del profesor Antanas Mockus contó cómo logró este trabajo audiovisual que está en el cine colombiano.


SEMANA: ¿Por qué se interesa por la mamá de Antanas Mockus?

SANDRO BOZZOLO: Es una historia que empieza el mismo día en que la conocí, quedé totalmente fascinado por ese ser humano. Yo, cuando la conocí, vivía en Italia, en el campo, y había trabajado con manualidades y tenía heridas en las manos. Ella, enseguida, me recibió y me aceptó con mucho gusto en su taller. Ahí empezó todo, fue un largo camino. Al comienzo compartimos espacios de trabajo en su escenario artístico.

SEMANA: ¿Cómo recuerda a Nijole?

S.B.: Era artista, pintora, tuvo estudios con profesores muy importantes vanguardistas y europeos de los años 30 y 40 en Alemania, pero cuando ella llega a Colombia se vuelve experta en cerámica porque queda impactada por la tradición precolombina de la cerámica.

SEMANA: ¿Cómo logra llevar al cine la historia de Nijole?

S.B.: Fue absolutamente difícil, Nijole tenía una desconfianza total hacia los medios que también tuvo que ver con la popularidad de Antanas Mockus, su hijo, que, de alguna manera terminó invadiendo su privacidad. No hay que olvidar que Antanas, a pesar de su carrera política, siempre quiso vivir al lado de su madre, siempre vivieron juntos. El aparato mediático invadió su casa. Tuvimos que trabajar muy duro, poco a poco para empezar a poner cámaras en su espacio privado, lo cual me pareció, seguramente, una invasión, pero también algo necesario. Creo que Colombia y el mundo tenían que conocer un poco más este ser humano tan único.

SEMANA: La protagonista es ella. Es decir, no hay actores…

S.B.: Así es, la protagonista es ella, es un documental de pura observación. De hecho, está grabado casi todo a escondidas. Nunca, claramente, dijimos que íbamos a filmar, aunque teníamos un acuerdo en el cual yo pretendía que no estaba filmando y ella pretendía que no se estaba dando cuenta.

SEMANA: Nijole murió en el 2018. ¿Cómo fue estructurar el documental? ¿hasta dónde quedó?

S.B.: Fueron momentos intensos, maravillosos, llenos de preguntas existenciales y profesionales que salieron del trabajo de Nijole. Pudimos tener una producción interesante entre Lituania, Italia y Colombia. Ella estaba cansada de la vida, era muy mayor, y esperó que termináramos nuestro trabajo para descansar.

SEMANA: ¿Qué es lo más conmovedor del documental?

S.B.: Dura 80 minutos, no es un lenguaje inmediato porque no quisimos hacer algo comercial, quisimos ser expectante de la personalidad de Nijole que es muy enigmática. El documental un poco se parece a ella, es enigmático.

SEMANA: ¿Cuál es la trama?

S.B.: Hay distintos ejes narrativos. El principal: Antanas Mockus quien por primera vez le hace algunas preguntas a su madre que nunca quiso hacerle porque juntos emprenden un viaje hacia sus raíces: Lituania. Viajan hasta allí y Antanas le interroga sobre algunas cosas. Ella, por primera vez, públicamente presenta su pensamiento artístico en un museo de arte contemporáneo. Viajamos todos en el 2016: Nijole, Antanas, la coautora del documental- una artista e investigadora colombiana-, y allá se grabó gran parte de las escenas.

SEMANA: ¿Qué dijo Antanas cuando observó el documental?

S.B.: Eso habría que preguntarle a él, el profesor estuvo muy presente en el proceso. Él quiso que se hiciera esto porque considera que su mamá no tuvo el reconocimiento que merecía. Estuvo feliz que se pudiera develar la historia de Nijole.

SEMANA: Nijole murió en el 2018. ¿Esa escena quedó en el documental?

S.B.: No, Nijole murió dos meses después del estreno del documental en 2018 en Alemania. Recordemos que la cinta llegó a Colombia a finales de 2019. Sin embargo, lo pospusimos por la pandemia por la covid-19. El trabajo audiovisual estuvo en Lituania y actualmente está en Colombia.