Tendencias

Home

Política

Artículo

Rudolf Hommes
Rudolf Hommes, exministro de Hacienda y exrector de la Universidad de los Andes. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

política

Rudolf Hommes critica al presidente Gustavo Petro por no medir sus palabras, afectando a mucha gente: “Es muy arriesgado ejercer el derecho a opinar si uno ya es presidente”

El exministro de Hacienda hizo referencia a las reacciones desatadas por recientes declaraciones del presidente Gustavo Petro.

Hace unos días, el presidente Gustavo Petro criticó al Banco de la República por subir las tasas de interés. De hecho, afirmó que la medida no sirve para disminuir la inflación. Desde entonces, varios sectores han cargado contra el jefe de Estado, señalando una supuesta injerencia sobre el emisor y criticando las propuestas planteadas para solventar el aumento en el costo de vida en Colombia.

Rudolf Hommes, exministro de Hacienda y exrector de la Universidad de los Andes, fue uno de los que cuestionó al presidente Gustavo Petro. Desde su cuenta en Twitter, criticó la alternativa de ejecutar un impuesto transitorio de remesas a capitales golondrina, es decir, aquellos que ingresan al país por corto plazo, y, una vez obtienen rentabilidad, vuelven a salir.

“La intención real de subir los intereses internos, en contra de nuestra propuesta, tiene que ver es con evitar salida de capitales por el ascenso de la tasa de interés de los EE. UU. Se podía evitar con un impuesto transitorio de remesas a capitales golondrina”, fueron las palabras publicadas por el mandatario en su cuenta de Twitter.

Ante ello, Rudolf Hommes respondió con un llamado a no repetir los errores de otros gobernantes. Según él, lo que propone va a desincentivar la inversión extranjera: “No sé por qué les es tan atractivo a algunos gobernantes volver a cometer los errores de otros que llevaron a sus países a la ruina. Ponerle impuestos a la salida de capitales puede llevar a crear otra vez un mercado negro de divisas y va a estimular la fuga de capitales”.

“Además, va a limitar la inversión extranjera y nacional porque a la gente no le gusta que la conviden y luego le cobren a la salida”, agregó Hommes.

Poco después, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, salió a “apagar el incendio” tras las declaraciones el presidente Gustavo Petro. En ese sentido, el funcionario aclaró: El Gobierno no va a proponer control de cambios ni va a imponer impuestos a los ingresos de capital (...). No hay ningún temor para estos inversionistas. Más aún celebramos que los capitales extranjeros estén entrando al país”.

De esta manera, Ocampo confirmó que el gobierno Petro no va a proponer control de cambios ni impuestos a los ingresos de capital golondrina. A su vez, destacó la llegada de inversionistas y que esta situación esté ocurriendo en los dos primeros meses de gobierno, yendo en contra de la tendencia internacional, que es la salida de capitales de economías emergentes como la colombiana.

El poder de la palabra del presidente

Este contraste entre lo dicho por el mandatario y la aclaración del ministro de Hacienda sirvió para que Rudolf Hommes compartiera una reflexión por medio de sus redes sociales.

“Si hubiera continuado el temor al control de flujos de capitales y el peaje de salida que esbozó el presidente, se le hubiera dado un golpe mortal a la financiación con TES y a los ahorros de los colombianos, no solamente los afiliados a los fondos. Por eso ha sido crucial Ocampo”, indicó Hommes en su cuenta de Twitter.

En tal virtud, resaltó que “es muy arriesgado ejercer el derecho a opinar si uno ya es presidente de Colombia y con una burguesía velándolo”. Por ello, si bien anota que el presidente conserva su derecho a la opinión, llevarlo a la práctica “puede tener consecuencias imprevisibles porque afecta las expectativas de millones de personas, como ha sucedido”.

“Respetuosamente, sugiero tener en cuenta que en Colombia el poder de la palabra del presidente es excesivo y que por eso no debe malgastarse ni usarse sin consultar a su gente de confianza en el gobierno. Ha servido para consolidar a Ocampo y calmar al auditorio. Tuvimos suerte”, concluyó Rudolf Hommes.

Noticias relacionadas