Tendencias
Gustavo Bolívar
El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, dijo que había un récord en participación para escuchar a todos los sectores. Foto Guillermo Torres Reina / Semana - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

política

Victorioso, así posó Gustavo Bolívar tras la aprobación en primer debate de la reforma tributaria

El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, dijo que había un récord en participación para escuchar a todos los sectores.

Con una votación mayoritaria en todos los bloques de artículos, los 96 artículos ítem de la reforma tributaria del gobierno de Gustavo Petro, en su totalidad, recibieron el aval en las comisiones económicas del Congreso, en el primer debate, lo que da pie para que el proyecto tenga un segundo debate en las plenarias de Cámara y Senado, el cual probablemente sea menos controversial.

El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, al terminar el debate, que se extendió por nueve horas, destacó que se trataba de un récord en participación, haciendo referencia a la variedad de escenarios en los que se presentó y discutió la reforma.

De igual manera, el senador Gustavo Bolívar, del Pacto Histórico, publicó en su cuenta de Twitter: “#SíSePudo Aprobada en primer debate la reforma tributaria. Para quienes decían que íbamos a pupitrear, debatimos nueve horas. La oposición tuvo todas las garantías que nunca tuvimos cuando éramos opositores”.

Este mensaje lo acompañó de una fotografía en la que posó junto con los ministros del Interior y Hacienda, Alfonso Prada y José Antonio Ocampo, y la representante a la Cámara, Katherine Miranda.

Entre tanto, el director de la Dian destacó esta fecha como singular, pues se aprobó una reforma que ellos consideran justa.

Unas horas antes, en medio del debate álgido que se daba en el estrado legislativo, el mandatario de los colombianos había destacado a través de su cuenta de Twitter que la reforma tenía una finalidad, y era generar equidad en medio de la recesión mundial de la economía, lo que catalogó como una acción ‘anticíclica’.

Como sucede en este tipo de proyectos, la votación del articulado, que creció desde los 69 que tenía el texto original, a 96, se aprobaron en bloque.

Desde el primer momento se vio la tendencia que seguiría la votación, en la que, en promedio, 25 integrantes de una de las comisiones económicas del Congreso votaban por el sí y uno o dos por el no.

Al final, la reforma tributaria aprobada en primer debate, hasta el momento, tendrá un recaudo de 22 billones de pesos, la mayor parte de los cuales los pondrá el sector de la industria extractiva, que tendrá una sobretasa en el impuesto de renta, al igual que el sector financiero y las electrificadoras.

¿Qué pasó con el impuesto a las iglesias?

Uno de los artículos que más llama la atención en esta reforma tributaria es el del impuesto a las iglesias en el país, que finalmente sí irá, pese a que el mismo ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, manifestó hace unos meses a SEMANA que “por nada del mundo” establecerían un impuesto para estas.

En su diálogo con este medio, a mediados de agosto Ocampo sostuvo que, a pesar de lo que llegaron a decir algunas personas en redes sociales, de ninguna manera se había contemplado la posibilidad de gravar a las iglesias en el gobierno de Gustavo Petro: “La iglesia siempre ha estado por fuera del sistema tributario”.

“Este es un país que respeta todas las religiones. No nos vamos a meter en eso (...) muchas iglesias tienen más bien falta de dinero. O sea, son poquitas las que tienen exceso de dinero. En su mayoría no son prósperas”, dijo en su momento el ministro Ocampo. Sin embargo, con lo aprobado en primer debate, al parecer ocurrirá todo lo contrario.

Una de las primeras en celebrar este cambio tributario que llegará para las iglesias en el país fue la congresista Katherine Miranda, quien aseguró que esto fue el resultado del trabajo de muchas personas que creen que llegó el momento de ponerle coto y fiscalizar a muchos centros religiosos que se lucran de la fe y operan realmente como empresas.

“Estamos muy felices con la aprobación de nuestro artículo que les pone impuestos a las iglesias, es un impuesto a la renta del 20 % para todas las actividades económicas que estén por fuera del rito, culto, beneficencia. Esto es un gran avance, porque si algunas iglesias se comportan como empresas, pues que paguen como empresas”, dijo Miranda.

Pese a que el proyecto inicial de Miranda buscaba que las iglesias que tengan negocios anexos como sellos discográficos, editoriales, entre otros, pagaran una tarifa de renta del 35 %, es decir, el mismo valor que el de las empresas; al final este quedó en el 20 %.

La reforma tributaria finalmente aprobada en primer debate, hasta el momento, tendrá un recaudo de $22 billones de pesos, la mayor parte de los cuales los pondrá el sector de la industria extractiva, que tendrá una sobretasa en el impuesto de renta, al igual que el sector financiero y las electrificadoras.