nación

Proyecto de ley busca proteger la Amazonia colombiana

Esta iniciativa tiene como objetivo buscar recursos para el territorio, conservar y restaurar ecosistemas, y generar criterios verdes para la toma de decisiones y para la construcción de infraestructura verde.


El representante a la Cámara por el departamento del Putumayo, Carlos Ardila, radicó junto a varios congresistas del partido Liberal un proyecto de ley para salvar y conservar la biodiversidad en la Amazonía colombiana.

Esta iniciativa tiene como objetivo buscar recursos para el territorio, conservar y restaurar ecosistemas, y generar criterios verdes para la toma de decisiones y para la construcción de infraestructura verde, por parte de las entidades públicas que tengan sede en territorio amazónico.

Para ejecutar y financiar el proyecto, Ardila propone una sobretasa al consumo excesivo del agua por encima del mínimo vital, con criterios diferenciales para cada municipio y estrato socioeconómico, los cuales serán dirigidos al Fondo Nacional Ambiental (Fonam) y al Ministerio Ambiental, donde se destinarán los planes de ordenamiento territorial al menos a seis departamentos que conforman la Amazonía colombiana.

Además de Ardila, agregó que se va a construir una política ambiental y forestal en los planes de desarrollo locales, que se podrán ejecutar a través de la creación de convenios interadministrativos o con entidades sin ánimo de lucro. Así mismo, pretende buscar generar mecanismos de información abierta y transparente para el autocontrol en la explotación de recursos naturales comunes.

Según Ardila, “la Amazonía colombiana no está organizada. No cuenta con planes básicos de ordenamiento regional, son obsoletos o insistentes. En muchos municipios ni si quiera cuentan con programa básico. Se necesitan restaurar los ecosistemas de la Amazonía colombiana”.

Radicarán proyecto de ley para restringir el uso de vapeadores y cigarrillos electrónicos en lugares cerrados

La iniciativa busca regular la publicidad y crear programas de salud para proteger a menores de 18 años.

Está listo el texto del proyecto de ley que busca regular los famosos vapeadores y cigarrillos electrónicos, los cuales son especialmente populares entre la población más joven del país. El autor de la iniciativa, el representante Julián Peinado, del Partido Liberal, apunta a reglamentar su consumo, venta, publicidad y promoción.

“Son unas prácticas que hoy en día está demostrado que afectan el sistema respiratorio y generan consecuencias adversas en la salud. Un producto en el que, además, se normaliza su consumo como si no generara ningún tipo de daño. Por eso, se pretende transferir la reglamentación de los cigarrillos a los artefactos de vapeo”, explicó el representante.

El objeto del proyecto de ley es contribuir a “garantizar los derechos a la salud” de los colombianos, haciendo énfasis en la población menor de 18 años y quienes no fuman. De esta forma, se propone regular los productos de tabaco, sus derivados, parecidos o imitaciones, junto con los dispositivos utilizados para su funcionamiento.

Al mismo tiempo, se propone la creación de programas de salud y educación para que contribuyan a la disminución del consumo y abandono de la dependencia de tabaco o similares.

Además, se plantea que, para efectos de la ley, cuando se utilice la expresión “libre de humo”, también se haga referencia al aerosol que producen los vapeadores y cigarrillos electrónicos. De esta forma, se prohibiría su uso en una buena cantidad de establecimientos cerrados.

“En las áreas cerradas de los lugares de trabajo y/o de los lugares públicos, tales como: bares, restaurantes, centros comerciales, tiendas, ferias, festivales, parques, estadios, cafeterías, discotecas, cibercafés, hoteles, ferias, pubs, casinos, zonas comunales y áreas de espera, donde se realicen eventos de manera masiva, entre otras”, dice el documento.

Especialmente, no se podrá consumir en entidades de salud; instituciones de educación formal y no formal; museos y bibliotecas; establecimientos donde se atienden a menores de edad; medios de transporte de servicio público, oficial, escolar, mixto y privado; entidades públicas y privadas dedicadas a la prestación de servicios; lugares con exposición a productos inflamables, y espacios deportivos y culturales.