Rata topo lampiña
Estos roedores no sienten dolor. Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

sostenible

El extraño caso de un animal que es investigado por científicos; es inmune al dolor, al cáncer y no envejece

La evolución y adaptación al entorno de este roedor tendría mucho que ver.

Los animales sorprenden al mundo científico y uno de ellos son las farumfer, también conocidas como ratas topo desnudas o lampiñas. Para algunos, la apariencia de estos seres vivos no es de su total agrado, ya que su cuerpo es un poco raro, no cuentan con pelaje, además, sus dientes destacan en su rostro.

A pesar de la no aceptación de muchos, más allá de su aspecto físico, resulta ser que estos seres de la naturaleza, que hace parte de una especie roedora, son considerados como “la perla escondida” de los investigadores y científicos que trabajan con animales.

El tamaño de las ratas topo desnudas no pasa de los 7,6 y 33 centímetros y se estima que su esperanza de vida es mediana, ya que pueden permanecer vitales hasta los 30 años. Sumado a esto, lo que las tiene en la mira a los científicos es que tras varias pruebas, estos animales han mostrado resultados positivos al ser resistentes a enfermedades como la diabetes. Incluso, llama la atención que su modo de actuar en el ecosistema es importante.

Rata topo desnuda
Estas ratas viven 30 años. Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

En ese orden de ideas, una investigación se enfocó en analizar con más detalle a las ratas topo lampiñas hallando la posibilidad de que estos roedores sean puntuales para encontrar soluciones a afecciones de gran índole para la humanidad como lo son el cáncer y el envejecimiento.

Científicos de la Universidad de Cambridge en Reino Unido se interesaron y sorprendieron por su descubrimiento que permanece en el repositorio académico de la prestigiosa institución de educación superior.

Pese a que en cuanto a la enfermedad del cáncer los hallazgos no tienen viabilidad por ahora, los argumentos que dan los investigadores generan expectativas. De modo que los expertos consideran que esta especie de rata cuenta con un anticancerígeno catalogado como “senescencia celular”.

Según lo que dice el estudio inglés, dicha característica sería la encargada de que no se dividan las células defectuosas, responsables del trastorno que no mide la edad de las personas y ha cobrado la vida de millones de ellas.

En otras consideraciones, se discute que estos roedores tiene un “superazúcar”, el cual sería un complejo que da la posibilidad de que haya una acumulación de células y, por ende, no aparezcan tumores en el organismo.

-
Ejemplo de laboratorio de investigación médica moderna. Getty Images. - Foto: Getty Images

Aparte de eso, lo que tiene con el ojo abierto a la mayoría de investigadores es que las ratas topo desnudas no sienten dolor. En The Conversation, el profesor Ewan St. John Smith escribió que estas ratas se conocen por ser de sangre fría. “La presión y el calor son las únicas dos maneras de que este animal sienta dolor, pero es completamente inmune al daño producido por ácido”, recopila El Confidencial.

En la misma línea, la rata no envejece y, por ello, se estima que esa puede ser la razón por la que contrarresta las enfermedades.

“Esto es probablemente el resultado de la adaptación evolutiva al entorno con alto contenido de dióxido de carbono”, consignó Ewan St John Smith, quien se desempeña como investigador y estudia el sistema nervioso sensorial de los sorprendentes roedores. Por ahora, falta mayor intervención científica.

Pez arcoíris que nace hembra y se convierte en macho

Un grupo científico en Maldivas se sumergió en las profundidades del extenso Océano Índico y encontró una especie de pez llamada Napoleón hada con velo de rosa (Cirrhilabrus finifenmaa, por su nombre científico).

Finifenmaa comienza su vida como hembra y madura hasta convertirse en macho, volviéndose considerablemente más colorido. Estas tonalidades le dan a estos pequeños peces una apariencia similar a una llama arcoíris.

En ese sentido, Ahmed Najeeb, científico del Instituto de Investigación Marina de Maldivas, menciona en The Guardian que “al igual que otras especies de lábridos (una especie de peces marinos, en su mayoría de colores), estos cambian de apariencia y sexo a medida que envejecen”.

Pez nuevo
El nombre de la especie 'finifenmaa' significa 'rosa' en el idioma local Dhivehi, un guiño tanto a sus tonos rosados ​​como a la flor nacional de las Maldivas. (Té Yi-Kai). - Foto: California Academy Of Sciences ((Té Yi-Kai))