impacto

Esta es la primera escuela de agricultura urbana en Bogotá

Esta iniciativa busca fortalecer los conocimientos en temas ambientales para los agricultores urbanos.


El Jardín Botánico presentó su primera escuela a título de diplomado de agricultura urbana y periurbana agroecológica, con la cual busca fortalecer y promover la educación y participación ciudadana en temas de cultura ambiental. Este programa está articulado con el proyecto 7681, de “Fortalecimiento de la Agricultura Urbana y Periurbana en las localidades de Bogotá”.

El programa educativo se compone de siete módulos:

  1. Introducción a la Agricultura Urbana y Periurbana Agroecológica.
  2. Diseño para la implementación sustentable de huertas con enfoque permacultural.
  3. El suelo y su fertilidad.
  4. Propagación vegetal y siembra.
  5. Fitosanidad de la huerta.
  6. Cosecha y poscosecha de productos de mi huerta.
  7. Emprendimientos en agricultura urbana y periurbana agroecológica.

Durante la etapa inicial de formación contará con 41 agricultores (hombres y mujeres) de Bogotá, los cuales podrán adquirir los conocimientos en tema ambiental a través de tres modalidades: presencial teórico-práctico, virtual y trabajo autónomo, que sumarán un total de 160 horas en cuatro meses de aprendizaje.

Esta escuela tiene como propósito fortalecer los conocimientos de los agricultores urbanos de la capital.
En la etapa inicial de formación contará con 41 agricultores y agricultoras de Bogotá. - Foto: Cortesía Jardín Botánico

Este programa educativo será, inicialmente, de dos ciclos de año. Su propósito es brindar a los agricultores urbanos alternativas de aprendizaje para fortalecer sus propios proyectos agroecológicos para la producción de alimentos, enfocados en prácticas sostenibles que contribuyan al cuidado de coberturas vegetales, que garanticen un ambiente sano, aprovechamiento de residuos y reciclaje, uso adecuado y eficiente del agua y cooperen con la construcción del tejido social.

“Nuestra escuela apunta al intercambio de experiencias y conocimientos, combinando metodologías y técnicas con saberes naturales de autogestión, producción y cosecha de alimentos de nuestros huerteros urbanos”, indicó Martha Liliana Perdomo, directora del Jardín Botánico de Bogotá.

Para los agricultores urbanos que estén interesados en mejorar sus conocimientos en temas ambientales, deben estar atentos a las fechas y horarios de inscripción a través de los canales de comunicación del Jardín Botánico y del sitio web Bogotá es mi Huerta.

Importancia de los jardines botánicos

En entrevista con SEMANA, Claudia García, directora del Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe de Medellín, explicó la importancia de los jardines botánicos para el descubrimiento de conocimiento. “Este es el segundo país más biodiverso del mundo y hay estudios que demuestran que aproximadamente el 20 % de sus especies vegetales aún son desconocidas; puede haber moléculas para vacunas, alimentos que contribuyan con la seguridad alimentaria y otra serie de beneficios que desconocemos. Los jardines botánicos son fundamentales para seguir descubriendo ese faltante”.

García precisó la relevancia de garantizar espacios de enseñanza y aprendizaje en los jardines botánicos. “Si no entiendes cuáles son los beneficios que te da la naturaleza, no la vas a cuidar. Más allá de lo bonita que pueda ser, hay importantísimos beneficios ecosistémicos en sus procesos; por ejemplo, una flor cualquiera atrae polinizadores, en su mayoría insectos, y detrás de estos otras especies animales, que van creando toda una cadena que permite equilibrar la fauna en una ciudad y evitar problemas de salud pública. Adicionalmente, el jardín botánico es todo un escenario de aprendizaje. En Medellín, las 13,2 hectáreas que lo conforman están organizadas para dar a conocer ecosistemas a los que sería difícil acceder por cuenta propia, como la Casa de las Mariposas Forjas Bolívar o el Sendero de Plantas Álvaro Cogollo Pacheco, donde está la colección más valiosa de zamias que tiene el país”.

Respecto a las características del Jardín Botánico de Medellín detalló que es uno de los más destacados en el país y que se caracteriza por su historia. “Este jardín es el segundo más importante del país después del de Bogotá. En Medellín tenemos 1.200 especies en nuestra colección, además del quinto herbario más importante de Colombia, pero el primero que se ubicó en un jardín botánico. Este es fundamental porque es la registraduría civil, pero de las plantas. Cualquier investigación empieza por el herbario que guarda la información acerca de dónde se ha visto la planta, quién la vio, en qué altitud, cómo se veía, entre otros datos. Dentro de los herbarios también están las colecciones tipo, las cuales son especiales porque indican que ese herbario fue el primero que vio esa especie en el mundo. En el Jardín Botánico de Medellín hay 926 especiales en la colección tipo, descubiertas por aliados o en las exploraciones”, apuntó García.