informe especial "oro verde"

Oro Verde: estos son los departamentos que más cultivan aguacate en Colombia

Alrededor de 62 mil personas en el país se ven involucradas en forma directa e indirecta en los diferentes eslabones de la cadena productiva de aguacate.


La producción nacional de aguacate sigue en plena expansión y el panorama internacional muestra que en el país el nuevo boom del aguacate va llevar a este producto ser el principal alimento agroexportador no tradicional de Colombia. La demanda internacional sigue subiendo y Colombia ya se posiciona como un jugador internacional importante en materia del oro verde.

Según cifras entregadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), Colombia exportó el año pasado más de 67 mil toneladas, lo que representó un incremento de 50 por ciento respecto a 2019 (44.570 toneladas). Además, en febrero de este año, el país se convirtió en el principal proveedor de aguacate Hass para Europa, superando a países como México, Perú, Israel, España, entre otros.

Pero todo el mérito de este avance económico comienza desde los campos, lugares donde se establecen varias empresas nacionales e internacionales para cosechar el aguacate. En el país hay 34.060 hectáreas de aguacate sembradas y más de 62.000 personas están vinculadas directa o indirectamente en su producción.

Según las cifras entregadas por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, los departamentos de Tolima, Antioquia, Caldas, Santander, Bolívar, Cesar, Valle del Cauca, y Quindío representan el 86 % del total del área sembrada de aguacate en el país.

El alma agro de Colombia

De acuerdo al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, se ha logrado estimar que para el 2021 existen en el país más de 31 mil hectáreas de aguacate Hass establecidas en las diferentes regiones del país, una dinámica sectorial que ha posicionado a este cultivo como uno de los referentes más importantes del sector agrario debido a los dividendos económicos y sociales que le aportan a la diversificación de las exportaciones no tradicionales agropecuarias del país.

Centro de empaque de aguacate hass
Centro de empaque de aguacate hass - Foto: Cortesía Managro

Aquel ‘oro verde’ genera miles de empleo, además de proveer dinero al PIB colombiano. Y las cifras hablan solas, de hecho la producción mundial del aguacate llegó a más de 7′179.689 toneladas para el 2019, con un crecimiento de 6,9% promedio anual entre 2015 y 2019, según datos de la FAO. Este contexto da una idea general sobre la amplitud que tiene el mercado internacional de aguacate.

No obstante, así como la producción es amplia, también sus obligaciones, aún más con el medio ambiente. Para evitar sanciones y seguir un conducto regular es necesario que se implemente los instrumentos de política pública y desarrollarlos.

Además, las compañías están inmersas en un contexto competitivo, la industria crece y compañías e inversionistas internacionales llegan. Esto podría ser una ventaja para el comercio transnacional, sin embargo puede ser un arma de doble filo para aquellos productores minoristas que se tienen que enfrentar a unos Goliat del aguacate.

Negocio monopolizado

Las exportaciones del aguacate se trabajan con más de 90 países, parte de su trabajo es gracias a las relaciones comerciales generadas por las multinacionales. Pero, ¿cuál es el costo beneficio de esta agroindustria?

Si de por sí establecer un cultivo de aguacate es costoso por los recursos que se necesitan (agua, insecticidas, mano de obra. empaquetado, distribución), por lo general los campesinos aguacateros les toca ceder ante sus homónimos y muchas veces poner sus territorios a disposición de ellos. Otras veces, se adueñan de tierras e incluso las privatizan, cobrando peajes para el paso.

En el Quindío ocurrió algo así. De un momento a otro, los amplios territorios de las montañas que disfrutaban los quindianos de manera libre y gratuita, fueron parcelados y se les prohibió el paso por entes privados.

Dichos privados optaron por levantar “Peajes” ilegales donde antes existían caminos veredales y han cercado el perímetro, obligando a propios y visitantes a pagarles tarifas entre 5 mil y 10 mil pesos por persona para poder cruzar hacia el Parque Nacional de los Nevados y otros destinos de la zona.

Así lo mencionó Néstor Ocampo, un respetado ambientalista de 70 años, “Evitar el peaje buscando otro camino representa un esfuerzo demasiado grande para los campesinos: Hay que bajar al bosque y subir por el Alto de la Virgen, y hermano, eso puede significar 4 o 5 horas más de camino. Es que ir a la finca de ellos son 6, 7, 8 horas de aquí para arriba”, explicó.

Peajes ilegales cobrados a campesinos y turistas, cierre de caminos veredales ancestrales, movimiento de tierras y desviación de ríos, son apenas una muestra de como se desfigura el campo en el Quindío, ahora que está en manos de los “Señores del Aguacate”.
Peajes ilegales cobrados a campesinos y turistas, cierre de caminos veredales ancestrales, movimiento de tierras y desviación de ríos, son apenas una muestra de como se desfigura el campo en el Quindío, ahora que está en manos de los “Señores del Aguacate”. - Foto: Revista Semana

Por ahora el panorama sigue igual y las entidades solo buscan excusas para salir del paso mientras que los campesinos no tienen otra alternativa que ceder. La producción de Hass en Colombia incrementó, ¿pero a qué costo?

Producción por departamento

Por su parte, el panorama a nivel de siembra y recolecta es muy positivo. A nivel regional, el departamento del Tolima se consolida a nivel nacional como el que registra actualmente la mayor área sembrada (23.684 ha) y producción de aguacate (90.245 t) del país con una participación del 18 % del total nacional. No obstante, a nivel de rendimiento por hectárea el departamento líder es el Bolívar.

En la segunda casilla se ubica el departamento de Antioquia (29.454 ha/161.592 t), luego está Caldas (21.815 ha/104.439 t), Santander (9.851 ha/31.896 t), Bolívar (6.310/32.301 t), Quindío (7.060 ha/26.736 t), Cesar (5.228 ha/16.618 t) y Valle del Cauca (6.841 ha/34.133 t). Se estima que en el país existen alrededor de 16.500 productores en cerca de 39.172 unidades productivas que tienen como principal actividad económica el cultivo de aguacate.

 Llegará una compañía grande desde Europa dedicada a la exportación de aguacate hass. Esto muestra el gran potencial de la agroindustria en el país.
Llegará una compañía grande desde Europa dedicada a la exportación de aguacate hass. Esto muestra el gran potencial de la agroindustria en el país. - Foto:

A su vez, el cultivo de la variedad Hass corresponde al 26 % del total de área sembrada con aguacate en el país. Se estima que cerca del 70 % del área sembrada de esta variedad en el país se encuentra en edad productiva y el restante en etapa de desarrollo, por lo tanto se espera que la producción anual del fruto se incremente paulatinamente.

Según los datos de Minagricultura, el 66% de la producción nacional de aguacate Hass se queda en el mercado nacional y el 33 % restante se entrega a los mercados de exportación.

Exportaciones

Según datos del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (Cirad), se evidencia que las exportaciones se trabajan con más de 90 países. Para el año 2020, los principales países que solicitaron aguacate Hass de Colombia fueron: Países Bajos (43.860 t), España (10.023 t), Reino Unido (8.897 t), Estados Unidos (3.129 t), Francia (2.316 t), Bélgica (1.792 t), Alemania (1.484 t), Canadá (918 t), Rusia (704 t), Argentina (620 t), entre otros.

Estas cifras han posicionado a Colombia como el primer proveedor de aguacate en Europa; el país alcanzó este primer lugar durante las primeras semanas del año por encima de países como Israel, España, Chile, Perú y México.

A nivel departamental, en cultivo de aguacate de todos los tipos, Antioquia lidera con 33.108 toneladas exportadas en 2020 (53 % de participación), seguido por Risaralda con 9.316 t, Bolívar con 8.197 t, Quindío con 6.673 t, y Magdalena con 4.357 t.

Finalmente, en Colombia, el aguacate Hass se consolidó en 2020 como el segundo producto de la canasta agroexportadora no tradicional con mejores cifras, llegando a sumar US$144 millones en ventas al exterior y participando con el 4,9 % dentro del total de las exportaciones no tradicionales (US$2.932,4 millones).