fauna

Indignación en Tolima: cazadores mataron más de 300 águilas cuaresmeras

La Ley 2111 de 2021 sobre delitos contra los recursos naturales y el medioambiente indica que la cacería ilegal podría dar cárcel de 16 a 54 meses.


Repudio total expresaron defensores de la fauna y del medioambiente en Tolima porque cazadores inescrupulosos mataron más de 300 aves de la especie ‘Buteo swainsoni’, conocida como águilas cuaresmeras, en las veredas de El Cucharo y Taberas en el municipio de Falan, de este departamento.

Según informó la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima), se enteraron del hecho a través de una denuncia anónima, y un equipo de la corporación pudo evidenciar la cacería de estas aves, que durante esta época se encuentran de paso por la región.

De acuerdo con el relato presentado por los denunciantes y por la comunidad, más las evidencias recolectadas, los cazadores les habrían quitado la vida a por lo menos 100 individuos en la vereda El Cucharo y a otros 200 más en la vereda Taberas de Falan.

El equipo de profesionales de Cortolima recolectó los materiales probatorios para poder continuar con las acciones pertinentes del ejercicio como autoridad ambiental y que los culpables puedan ser judicializados por las autoridades pertinentes, ya que este acto es considerado como un delito ambiental.

Olga Lucía Alfonso, directora general de Cortolima, rechazó este tipo de acciones contra la fauna silvestre, e indicó que estas aves desafortunadamente fueron atacadas por cazadores ilegales. “Esto no solo afecta la fauna del Tolima sino que afecta los ecosistemas mundiales por ser aves migratorias. Estamos pidiéndole a la comunidad que nos ayude a controlar este tipo de acciones para ejercer nuestra responsabilidad para judicializar a las personas responsables”, dijo la funcionaria.

La directora de Cortolima reiteró que esta es una gran pérdida para la fauna silvestre a nivel mundial, pues estas aves migratorias son originarias de Norteamérica y se encuentran de paso por el territorio tolimense mientras vuelven a su hogar, luego de toda una ruta que transcurren por meses por Centroamérica y Suramérica.

Cortolima invita a la comunidad a denunciar este tipo de delitos, cualquier acto de maltrato, caza, tráfico o tenencia ilegal de fauna silvestre y flora a través del correo ventanilla@cortolima.gov.co o por la línea telefónica y de WhatsApp 3186322529.

La Ley 2111 de 2021 sobre delitos contra los recursos naturales y el medioambiente indica que la cacería ilegal podría dar cárcel de 16 a 54 meses y multa de 33 a 937 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

El ministro Carlos Eduardo Correa ha insistido en el llamado a los colombianos para que salvaguarden los ecosistemas nacionales, porque de lo contrario serán sancionados y judicializados.

Recientemente, el titular de la cartera de Ambiente advirtió que todos aquellos que sean encontrados culpables de vulnerar el medioambiente, tanto la flora como la fauna del país, serán castigados bajo la Ley de Delitos Ambientales, sancionada en julio de 2021, que incluye acciones contra la deforestación, el tráfico ilegal de especies silvestres, el ecocidio o la caza y pesca ilegales, entre otras.

“Atentar contra nuestras especies y ecosistemas estratégicos es atentar contra la vida y el futuro de las próximas generaciones. Hoy, Colombia cuenta con las herramientas necesarias para judicializar a los responsables. Hago un llamado para que nos convirtamos en los guardianes de nuestros bosques y protectores de nuestras especies silvestres. Es un deber y un derecho a los cuales no podemos renunciar”, fueron las palabras del ministro Correa.

Por el delito de deforestación, flagelo por el que durante el último tiempo se ha preocupado el Gobierno actual, el ministro Correa indicó que cualquiera que tale, queme, corte, arranque o destruya áreas iguales o superiores a una hectárea continua o discontinua de bosque natural, pagará prisión de 60 a 144 meses, y multas desde 134 a 50 mil salarios mínimos.