vida moderna

Abdomen plano: alimentos que ayudan a marcarlo naturalmente

Para algunas personas marcar la zona del abdomen es muy sencillo por la genética, mientras que para otras no.


Tener el abdomen plano es el deseo de muchas personas, pero es una de las zonas más difíciles de tonificar, pues este tiene una serie de músculos externos e internos y el problema con la grasa del vientre es que no se limita a la capa extra de relleno ubicada justo debajo de la piel (grasa subcutánea), también incluye grasa visceral, que se encuentra en el interior del abdomen, alrededor de los órganos internos, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Sin embargo, se pueden tonificar los músculos abdominales con flexiones u otros ejercicios abdominales selectivos, pero con solo hacer estos ejercicios no eliminará la grasa del vientre, pues lo anterior debe estar acompañado de una alimentación balanceada y saludable en donde hay que enfocarse en los alimentos de origen vegetal, como las frutas, los vegetales y los cereales integrales.

Además, se deben elegir fuentes magras de proteína, como pescado y productos lácteos bajos en grasa.

Asimismo, hay que limitar las grasas saturadas, que se encuentran en la carne y en los productos lácteos ricos en grasas, como el queso y la mantequilla.

También se deben limitar las carnes procesadas y preferiblemente hay que elegir en su lugar cantidades moderadas de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, que se encuentran en el pescado, las nueces y ciertos aceites vegetales.

Sobre la misma línea, el portal Salud 180 reveló algunos alimentos ideales para incluir en la dieta de marcación de abdomen como:

1. Manzanas: aportan cantidades importantes de flavonoides diversos como los flavonoles, catequinas y procianidinas.

2. Banano: contiene potasio y son una fuente de energía, proteínas, fibra dietética, hierro, zinc, calcio, vitamina A, vitamina C y ácido fólico.

3. Carnes magras: contienen un 10 % de grasa y tienen un alto contenido de proteína.

4. Mariscos: son una excelente fuente de proteína y contienen ácidos grasos buenos como el omega-3.

5. Aguacate: otorga vitaminas como la A, C, E y B1, y minerales como el calcio, el hierro, el magnesio y el zinc.

6. Semillas de chía: aportan antioxidantes, proteína, ácidos grasos como omega 3 y 6, calcio, hierro, y magnesio.

De todos modos, al igual que con cualquier alimento que se quiera incluir en la dieta diaria, es importante consultar al médico tratante o a un nutricionista sobre cuál es la mejor manera de consumir, y si las condiciones médicas ya existentes no son un impedimento para beneficiarse de todas las propiedades de los alimentos ya nombrados, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Además, porque, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la composición exacta de una alimentación variada, equilibrada y saludable estará determinada por las características de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida y grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles en el lugar y los hábitos alimentarios.

Sobre la misma línea, como ya se mencionó, se puede tonificar el abdomen con abdominales, pero para algunas personas marcar la zona del abdomen es muy sencillo por la genética, mientras que para otras no.

Sin embargo, que sea difícil no significa que sea imposible, pero esto no se consigue con dietas mágicas y fórmulas fáciles, ya que es importante entender que en la alimentación está el éxito para tener un cuerpo saludable.

Adicional, hay que señalar que si la persona come mucho y hace poco ejercicio, es probable que tenga exceso de peso, incluida la grasa del vientre. Por tal razón, para perder peso es clave tener un déficit calórico que es cuando las personas consumen menos calorías que las que gasta en el día a día.