salud

Café: estos son sus beneficios para la salud cardiovascular

Este alimento actúa contra la depresión y ayuda a proteger el hígado.


El café es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo y forma parte de la dieta diaria de millones de personas. La Fundación Española de la Nutrición (FEN) destaca que la cafeína y los ácidos clorogénicos como compuestos clave de este alimento.

El café se obtiene de los granos molidos y tostados de la planta que lleva su mismo nombre, se caracteriza porque posee un elevado contenido de antioxidantes y otros nutrientes estimulantes como la cafeína.

Investigaciones científicas han concluido que este alimento ayuda a prevenir el cansancio y otras afecciones como la depresión, mejorando el humor y la buena disposición, a la vez que favorece la pérdida de peso, indica el portal de bienestar y salud Tua Saúde.

Un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard indica que para la mayoría de las personas que beben café con moderación, este puede ser parte de un estilo de vida saludable. Lo importante es no excederse en su ingesta, pues esto también puede ocasionar algunos inconvenientes de salud.

Según la FEN, el consumo regular de esta bebida ayuda a prevenir ciertas enfermedades crónicas como la diabetes mellitus tipo 2 y la enfermedad hepática, además de proteger contra enfermedades cardiovasculares.

Un análisis realizado por el National Institute of Health (NIH) de Estados Unidos y publicado en la revista New England Journal of Medicine, en el que se analizó a más de 400.000 personas, durante un período de 14 años, concluyó que aquellas personas que consumían café a diario reducían su riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y otras afecciones como ictus, diabetes, infecciones y lesiones.

“De ahí que la creencia popular que achacaba a esta bebida un aumento del riesgo cardiaco debido al efecto estimulante de la cafeína parezca no tener razón de ser. Por eso, los especialistas en salud cardiovascular no desaconsejan su consumo ni siquiera en pacientes hipertensos”, precisa la Fundación Española del Corazón.

Por su parte, un estudio publicado en la revista American Heart Association indica que el consumo de hasta cuatro tazas de café al día tiene un efecto cardioprotector y esto es gracias a los antioxidantes. De acuerdo con información de Nescafé, estos nutrientes son precisamente uno de los mejores componentes del café, especialmente los polifenoles, que en parte son absorbidos por el organismo.

“El café ocupa el sexto lugar en la lista de los 50 alimentos que contienen más antioxidantes, después de las moras, las nueces, las fresas, las alcachofas y los arándanos, según indica un estudio publicado en The Americal Journal of Clinical Nutrition. Su aporte de polifenoles, antioxidantes naturales, protege al organismo contra la oxidación celular y los posibles daños provocados por los radicales libres”, asegura la Fundación Española del Corazón.

Nutrientes esenciales

Es un alimento que contiene nutrientes esenciales para el organismo. Un artículo publicado en el diario El Confidencial, de España, asegura que una taza de café contiene riboflavina (vitamina B2), ácido pantoténico (vitamina B5), manganeso, potasio, magnesio y niacina. “El café es, además, la mayor fuente de antioxidantes de la dieta occidental, pues tiene más que la mayoría de frutas y vegetales”, precisa.

La vitamina B2, según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, al igual que las otras vitaminas del complejo B, es importante para el crecimiento del cuerpo. “Ayuda en la producción de glóbulos rojos y también en la liberación de energía de las proteínas”, precisa esta institución.

Por su parte, la B5, también conocida como ácido pantoténico, también es necesaria para el crecimiento y le ayuda al cuerpo a descomponer y utilizar los alimentos, en el proceso que es conocido como metabolismo. Esta vitamina juega un papel clave en la producción de hormonas y colesterol. Además, se emplea en la conversión del piruvato, una sustancia que es esencial para muchas vías metabólicas en el cuerpo.

La niacina es un tipo de vitamina B que ayuda al funcionamiento del aparato digestivo, la piel y los nervios. También es fundamental para transformar los alimentos en energía.

El café, según los especialistas, brinda valiosos beneficios al organismo y uno de ellos es la protección del hígado.

Dos metaanálisis citados por la FEN, evidencian que el consumo de más de dos tazas diarias de café en pacientes con enfermedad hepática, se asocia con una menor incidencia de fibrosis, cirrosis y hepatocarcinoma, así como mortalidad. “El consumo de café disminuye la rigidez provocada por Enfermedad Hepática No Alcohólica (EHNA) y la hepatitis B y C”, concluye la Fundación Española de la Nutrición.