Tendencias
Bicarbonato de sodio
Bicarbonato de sodio - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Cómo limpiar una sartén quemada con bicarbonato de sodio?

El bicarbonato se usa con diferentes fines: en la cocina, para blanquear los dientes, como un desodorante natural, para eliminar manchas en la ropa, entre otras.

En la mayoría de hogares hay una sartén que está quemada y en ocasiones el intentar retirar esta quemadura puede afectar el material y calidad. Por tal razón, es mejor recurrir a métodos caseros que no afectarán la sartén y son muy eficaces.

En consecuencia, el diario El Español enumeró varias recetas caseras con bicarbonato para limpiar una sartén quemada:

1. Vinagre blanco y bicarbonato de sodio: Se necesitan media taza de vinagre blanco, una taza de agua y dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Después, se debe verter el vinagre y el agua sobre el sartén y ponga a hervir. En seguida, retire la sartén del fuego y añada el bicarbonato y se generará una efervescencia la cual hará que la quemadura se despegue. Posteriormente, con una esponja frote suavemente la sartén para retirar los excesos.

2. Bicarbonato de sodio y limón: Se necesitan dos cucharadas de bicarbonato de sodio y medio limón. Después, distribuya el bicarbonato en la sartén. En seguida, frote el limón y por último con una esponja restriegue el sartén hasta conseguir un aspecto brillante. Sin embargo, si las manchas no desaparecen, se puede calentar el utensilio y añadir un poco de vinagre para completar el proceso de limpieza.

Otros usos del bicarbonato de sodio

El bicarbonato también es utilizado para blanquear los dientes, pero esto podría desgastar el esmalte dental luego de un periodo prolongado de su uso. Por tal razón, la recomendación es que, después de lavar los dientes, se aplique bicarbonato en el cepillo; esto se debe realizar esporádicamente, máximo una vez al mes.

También se cree que se puede utilizar el bicarbonato de sodio para disminuir el mal aliento. La recomendación es diluir un poco de bicarbonato en agua, mojar el cepillo dental, y lavarse la boca y la lengua, pero sin incluir los dientes.

Asimismo, un grupo de científicos de la Universidad de Augusta, en Estados Unidos, reveló que una dosis diaria de bicarbonato podría reducir la inflamación de las articulaciones, pues el bicarbonato estimularía el bazo y por tal razón se generaría una reducción en las inflamaciones.

Bicarbonato de sodio: estos son los casos en los que no debería usarlo
Bicarbonato de sodio. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Además, el bicarbonato también es utilizado para blanquear las axilas y solo se debe aplicar en la zona tres veces por semana y cinco minutos para obtener el blanqueamiento de esta parte del cuerpo.

Otro uso del bicarbonato es como exfoliante facial y corporal, pues según la doctora en química por la University College of Dublin, Laura González Islas, en conversación con Vogue, al combinar de 2 a 7 cucharadas de bicarbonato con agua y frotar la mezcla en el rostro, codos, rodillas o pies, con movimientos circulares, para luego retirar la mezcla con agua fría, ayuda a eliminar las células muertas de la piel.

Hay que señalar que las bondades del bicarbonato son innumerables y hay una de la que poco se conoce: ayuda a eliminar las canas del cabello en la medida que permite recobrar el color o pigmento de estos cabellos blancos.

Sobre la misma línea,de acuerdo con el blog especializado en salud Mejor con salud, existen otros usos del bicarbonato en la cocina, como neutralizante de la acidez de la salsa de tomate, por ejemplo. Así mismo, se puede utilizar en los postres, ya que al añadir una pizca en galletas o bizcochos hará que conserven mejor su aroma.

No obstante, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, recomendó no usar bicarbonato de sodio por más de DOS semanas a menos que un médico lo indique y señaló en su página web que no hay que administrar bicarbonato de sodio a niños menores de 12 años de edad.

De igual forma, explicó que los efectos secundarios de este medicamento no son comunes, pero podrían presentarse como sensación de sed, retortijones o gases y, sobre la misma línea, hay que señalar que el bicarbonato aumenta la cantidad de sodio en el cuerpo.