salud

¿Cómo reducir los cachetes y adelgazar el rostro con métodos naturales?

La grasa puede acumularse en distintas zonas del cuerpo, como son los glúteos, la cintura, las piernas, los brazos e, incluso, la cara.


Una de las metas más comunes que se proponen las personas en Año Nuevo es bajar de peso, pero cumplirlas está en manos de cada uno.

Lo primero que hay que decir es que no se pierde peso de la noche a la mañana y que lograrlo requiere de disciplina y esfuerzo, acompañados de una dieta saludable y actividad física.

La grasa puede acumularse en distintas zonas del cuerpo, como son los glúteos, la cintura, las piernas, los brazos e, incluso, la cara. Actualmente se consiguen en el mercado diversas opciones que ofrece la industria cosmética, como cremas faciales; también existe la opción de las cirugías estéticas.

No obstante, a la par de estas soluciones que se encuentran en tiendas, almacenes de cadena o centros estéticos, también hay otras alternativas naturales que pueden contribuir con este propósito.

En ese sentido, el portal especializado en salud y bienestar Salud180, enumera una serie de recomendaciones para adelgazar el rostro y, de paso, reducir el contorno de los cachetes, descritos a continuación:

Beber agua

Si bien el consumo de agua no beneficiará de forma directa el adelgazamiento de los cachetes, sí ayudará a eliminar las toxinas que están en el organismo y que se pueden acumular en el rostro, además de reducir la retención de líquidos que puede provocar la hinchazón de la cara, provocando una apariencia abultada.

Masajes faciales

Salud180 reseña la técnica japonesa asahi, que puede ayudar a bajar la hinchazón. Explica que la Clínica Menorca recomienda otra forma sencilla para reducir los cachetes, la cual consiste en dar pequeños pellizcos desde la zona de la mandíbula hasta llegar a las orejas y luego realizar movimientos circulares en la zona de los cachetes.

Actividad física

Practicar ejercicio beneficia a la salud en general, por ende, a la salud del rostro. Sumado a lo anterior, el ejercicio facial ayuda a definir algunas facciones, tonifica los músculos de esta zona del cuerpo y también mejora la elasticidad de la piel, el órgano más grande que tiene el cuerpo.

Poner en práctica algunos ejercicios faciales ayudará a la reducción de la grasa en las mejillas. Repetir en voz alta cada una de las vocales, exagerando la gesticulación y sosteniendo el movimiento 30 segundos por letra, es uno de ellos. También se puede inflar las mejillas y sostener el aire dentro de la boca por 30 segundos y otra opción enviar la cabeza hacia atrás hasta donde sea posible y quedarse en esa posición por 10 segundos. Este movimiento debe repetirse 10 veces seguidas y efectuarse todos los días.

Otro ejercicio para poner en práctica es cerrar los labios y succionar, simulando la boca de pez, se mantienen los labios así durante 15 segundos y luego se relaja, para alternarlo haciendo una sonrisa exagerada durante 10 segundos.

Otras alternativas

Cabe la posibilidad de que en el marco del proceso de adelgazamiento se caigan las mejillas. Al respecto, el portal MejorConSalud explica que, además de los ejercicios faciales que se pueden realizar, hay algunas mascarillas que ayudan a hidratar y fortalecer la piel.

Una de ellas es la de aguacate y la miel. Esta fruta es reafirmante e hidratante. A la pulpa de medio aguacate se le pueden añadir dos cucharadas de miel, se mezcla y se aplica esta crema en las mejillas durante 15 minutos.

Otra opción es la mascarilla de yogur y aloe vera. La combinación del yogur natural con la sábila actúa como un excelente reafirmante.

Se colocan cuatro cucharadas del lácteo y se agregan dos del gel de sábila y se mezcla hasta que quede homogéneo, se aplica en la piel, se deja actuar durante 20 minutos y luego se retira con abundante agua. Aplicarlo de manera seguida ayudará a mejorar la condición de las mejillas, especialmente si están caídas.