vida moderna

El superalimento que ayuda a activar las defensas: así se puede consumir

El organismo necesita las defensas para prevenir el desarrollo de algunas enfermedades.


El cacao es un alimento rico en minerales, vitaminas A, E y B, y polifenoles, que lo hacen un poderoso aliado para aumentar las defensas del organismo.

Es especialmente beneficioso para las personas con procesos inflamatorios, enfermedades autoinmunes o alergias”, así explica Francisco Pérez-Cano, profesor de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación de la Universidad de Barcelona, en palabras que recoge Cuídate Plus.

Para entender los beneficios que aporta el cacao al sistema inmune hay que señalar que los polifenoles son moléculas demasiado grandes para ser absorbidas directamente, pero las bacterias intestinales las convierten en sustancias químicas para que pasen a la sangre, consiguiendo reducir el riesgo cardiovascular, el colesterol y activando las defensas.

“Estas moléculas contribuyen a modificar la flora intestinal aumentando las bacterias positivas como las bifidobacterias y lactobacilos, y disminuyendo la presencia de las bacteroides, clostridium y estrafilococos, que están detrás del desarrollo de la obesidad y enfermedades cardiovasculares”, así lo describe Pérez Cano.

Los polifenoles son los responsables para mantener un sistema inmune fuerte y saludable ante cualquier enfermedad que lo pueda afectar; además, estos repercuten en la prevención de diabetes y patologías relacionadas con procesos neurodegenerativos.

Expertos indican que se pueden consumir 100 gramos de chocolate al 70 % de cacao diarios, para recibir los beneficios de este alimento.

Los expertos señalan que el cacao en polvo es la mejor opción para tener un producto más saludable, pues en el mercados se encuentran algunos con edulcorantes que no son los más recomendados para la salud.

Ramón Estruch, presidente del Observatorio del Cacao, indica que para los niños se puede “añadir a la leche, lo que contribuye a mantener un adecuado consumo de lácteos”, los cuales son importantes para los menores por su desarrollo cognitivo y también para la obtención de la vitamina D durante está etapa de la vida.

De acuerdo con Mejor con salud, el cacao es indispensable para el sistema inmune, pues facilita la acción de los linfocitos T, que son glóbulos blancos fundamentales para la protección del cuerpo humano ante microorganismos invasivos.

Los linfocitos T también cumplen con la función de proteger al organismo ante virus, bacterias y otros agentes.

Otra recomendación que hacen los expertos es que no todas las semillas de cacao albergan la misma cantidad y calidad de antioxidantes. En Mejor con salud señalan que el cacao más oscuro es el que tiene una mayor concentración de flavonoides.

También es importante tener en cuenta que por el proceso de su elaboración no todo tipo de chocolate es capaz de aportar antioxidantes.

Si una persona desea añadir chocolate en la dieta diaria, la recomendación de los expertos es que se debe hacer con moderación, pues según Mayo Clinic, la mayoría de los chocolates comerciales tienen ingredientes que añaden grasa, azúcar y calorías, y demasiada cantidad puede contribuir al aumento de peso, un factor de riesgo para la presión arterial alta, enfermedad cardíaca y diabetes.

No obstante, el cacao en sí, a diferencia del chocolate, es bajo en azúcar y grasa, y ofrece beneficios potenciales para la salud.

Otros alimentos para aumentar las defensas

El ajo es uno de los alimentos que se caracteriza por su concentración de compuestos de sulfuro, como la alicina. También aporta nutrientes para bajar la presión sanguínea y retardar el endurecimiento de las arterias.

Las almendras contienen vitamina E, que es un nutriente muy importante para disfrutar de un sistema inmunológico saludable. “Esta vitamina es liposoluble, es decir, que necesita de la grasa para que podamos absorberla correctamente”, explica en el portal Menshealth.

Los arándanos contienen atocianina, un compuesto que tiene propiedades antioxidantes y cuya función es evitar infecciones respiratorias y resfriados.