vida moderna

El superalimento que ayuda a aumentar defensas y eliminar las arrugas

Se le conoce como superlimento por brindar varios beneficios y aportar altas cantidades de vitaminas y minerales.


Las arrugas son un factor natural del envejecimiento y son más prominentes en la piel expuesta al sol, como en la cara, el cuello, las manos y los antebrazos, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Por su parte, el sistema inmunitario ataca gérmenes invasores y ayuda a que las personas se mantengan sanas.

Así las cosas, existen alimentos que ayudan a aumentar las defensas y a eliminar las arrugas como, por ejemplo, el chocolate, pues la reputación de este alimento va en aumento por sus múltiples beneficios y sus altos antioxidantes que ayudan a reforzar en sistema inmune y a prevenir el envejecimiento prematuro, mejorar la circulación y exfoliar, según el portal Dermavida.

“El chocolate y su principal ingrediente, el cacao, parecen reducir los factores de riesgo de la enfermedad cardíaca. Los flavanoles de los granos de cacao tienen efectos antioxidantes que reducen el daño celular implicado en la enfermedad cardíaca. Los flavanoles, más frecuentes en el chocolate negro que en el chocolate con leche, también pueden ayudar a reducir la presión arterial y mejorar la función vascular. Además, algunas investigaciones han vinculado el consumo de chocolate con la reducción del riesgo de diabetes, accidente cerebrovascular y ataque cardíaco. Pero se necesita más investigación para confirmar estos resultados”, explicó, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

¿Cómo elegir un buen chocolate y aumentar las defensas?

El Hospital Alemán de Buenos Aires en su portal web reveló que para elegir un buen chocolate lo ideal es “que el porcentaje de cacao sea superior al 70 %, debe ser amargo y tener el menor contenido posible en leche y aditivos”.

De todos modos, si una persona desea añadir chocolate en la dieta diaria se debe hacer con moderación, pues Mayo Clinic indicó que la mayoría de los chocolates comerciales tienen ingredientes que añaden grasa, azúcar y calorías, y demasiada cantidad puede contribuir al aumento de peso, un factor de riesgo para la presión arterial alta, enfermedad cardíaca y diabetes. No obstante, el cacao en sí, a diferencia del chocolate, es bajo en azúcar y grasa, y ofrece beneficios potenciales para la salud.

Mascarillas con chocolate

Para obtener los beneficios se debe fundir un media tableta de chocolate amargo y se le agrega una cucharada de aceite de almendras. Después, cuando los dos ingredientes estén integrados, se aplica en el rostro por 20 minutos para finalmente retirar con agua tibia.

La segunda mascarilla recomendada por el portal se debe mezclar una cucharada de cacao amargo en polvo con una cucharada de crema de leche y cuando se consiga una pasta homogénea se aplica en el rostro por 20 minutos.

La última sugerencia es mezclar una cucharadita de cacao amargo en polvo o media tableta de chocolate amargo previamente derretido en el microondas con una cucharada de yogur natural y una cucharadita de miel de abejas. Después, cuando los ingredientes estén integrados, se aplica en el rostro por 20 minutos.

De todos modos, es importante señalar que las anteriores recomendaciones se pueden aplicar en todo el cuerpo y los beneficios serán iguales.

Adicional, para lograr obtener los resultados y beneficios del chocolate se debe tener constancia, ya que la gran mayoría de las personas, cuando inicia un tratamiento físico, fácil o corporal, quiere ver resultados rápidos y al no obtenerlos abandona el tratamiento.

Además, se debe realizar limpieza antes de aplicar las mascarillas, porque con esto se eliminan impurezas del rostro y este proceso se debe realizar en las mañanas y en las noches.

De todos modos, antes de utilizar algún producto, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.