vida moderna

Envejecimiento: los trucos para verse más joven después de los 40 años

El uso maquillaje y de colores vivos son algunos de los consejos para lograr un aspecto rejuvenecido.


Al pasar los años el cuerpo también cambia. La piel pierde elasticidad y aparecen las arrugas, es difícil mantener la condición física y hay mayor riesgo de contraer algunas enfermedades.

Además, la apariencia deja de ser la misma, por lo que muchas personas recurren a algunos trucos que, además de hacerlos ver más jóvenes, hacen que dichas personas destaquen.

Por ejemplo, la revista especializada en salud y estilo de vida UnCOMO, publicada a través del portal Mundodeportivo, ha indicado algunos consejos con los cuales es posible lucir más joven, sobre todo, después de haber pasado los 40 años.

Cuidar la piel

La piel es el órgano más extenso del cuerpo. Cuidarla es algo que debe comenzar desde muy temprano porque el sol, el viento, la humedad, el frío, entre otros elementos, pueden afectar su contextura y calidad.

Dicen los expertos que todos los cuidados que se tengan en los primeros años de vida, especialmente con los rayos ultravioleta del sol, se verán reflejados más tarde cuando la piel madure.

Para cuidarla se requiere una dieta sana y equilibrada, beber mucha agua, limpiar la piel diariamente para eliminar toxinas, cuidar el contorno de los ojos con cremas u productos naturales, ingerir alimentos ricos en vitamina C, bañarse con agua templada y abandonar vicios como el cigarrillo.

Descansar bien

Dormir es importante para el bienestar del cuerpo humano. Hay quienes consideran que es un elemento poco relevante, pero sí es necesario descansar en las noches las horas suficientes.

Tua Saúde explica que aparte de generar un ambiente tranquilo y oscuro, donde el cuerpo se sienta preparado para descansar, la ayuda de aceites esenciales y bebidas con propiedades calmantes pueden contribuir en la relajación del cuerpo, y así mismo, en su descanso oportuno.

Vigilar el peso

Perder peso va más allá del aspecto físico, pues está demostrado que mantener un peso adecuado es necesario si se quiere gozar de buena salud y prevenir enfermedades.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren en el mundo alrededor de 2,8 millones de personas por problemas relacionados con sobrepeso u obesidad, como fallo hepático, diabetes tipo 2, apnea del sueño, depresión, afecciones músculo-esqueléticas y ansiedad.

Para no subirse de peso y mantener unas buenas condiciones de salud, lo más importante es llevar una dieta saludable acompañada de actividad física regular, aseguran los expertos, para quienes es más fácil evitar el sobrepeso que hacer las dietas para bajar los kilos de más.

Cambio de look

Lo mejor en estos casos es adoptar un corte de cabello más corto que enmarque la figura del rostro y además le quite años a quien desee hacerlo. También es posible teñirse el cabello con un color que favorezca al tono de piel y además sea del agrado de cada quien.

Beber agua

El agua es un elemento fundamental para el organismo. En el cuerpo humano representa alrededor del 50% al 70%. Es crucial para algunos procesos como: eliminar los desechos, mantener la temperatura en rangos normales y lubricar las articulaciones. La falta de agua puede provocar deshidratación y provocar cansancio.

Según los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro, dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, diariamente el cuerpo humano pierde agua mediante la respiración, la orina, las deposiciones y la transpiración. Para que el organismo continúe funcionando correctamente necesita reponer el agua a través de alimentos y bebidas.

Beber ocho vasos de agua al día es lo que las personas creen por regla general para mantener el organismo hidratado. Respecto a esto, la entidad explica que la ingesta total de líquidos depende de varios factores como si se realiza actividad física, el tipo de clima, la condición de salud y, en el caso de las mujeres, si se es gestante o lactante.