vida moderna

Cuatro hierbas que ayudan a rejuvenecer la piel y eliminar las arrugas

La piel es el órgano más grande del ser humano.


Las plantas medicinales son plantas usadas como medicamento y las personas las usan para ayudar a prevenir o curar una enfermedad y también las usan para aliviar síntomas, incrementar la energía, relajarse o perder peso, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Adicional, algunas plantas tienen propiedades para cuidar la piel y Elle reveló cuáles son las cuatro hierbas que ayudan a rejuvenecer la piel y eliminar las arrugas, ya que la piel es el órgano más grande del cuerpo humano y el cuidado de esta es muy importante, en especial la del rostro, ya que está expuesta a los rayos solares, contaminación, productos químicos, entre otros.

  • Citronela: Es una planta medicinal con propiedades repelentes de insectos, aromatizantes, bactericidas y calmantes, siendo muy utilizada en la fabricación de cosméticos, según el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde.
  • Menta: Tiene propiedades antiinflamatorias, expectorantes, antisépticas, analgésicas, antibacterianas o antitusivas, entre otras. Principalmente, está compuesta por agua, fibra y minerales como el calcio, potasio, cobre o magnesio, además de vitaminas A, B, C y D.
  • Algas Marinas: Tienen propiedades antiinflamatorias. Además, ayudan a eliminar las toxinas de la piel y a eliminar las células muertas.
  • Romero: Aporta fibra, calcio, hierro, magnesio, zinc, potasio, taninos, ácido rosmarínico, rosmaricina, folatos, tiamina, riboflavina, vitaminas A, C y B6.

Sobre la misma línea, desde el Hospital Infantil Universitario de San José, expertos indicaron cuáles son cuidados básicos diarios para mantener la piel sana:

Hidratación: El consumo diario de este líquido es diferente para los hombres y para las mujeres, ya que existen diferencias entre la ingesta, pero por lo general la mayoría de los hombres necesita aproximadamente 13 tazas de líquido al día y la mayoría de las mujeres necesita aproximadamente nueve, y también depende de las actividades que se realicen día a día como, por ejemplo, si la persona hace ejercicio debe consumir más agua para cubrir la pérdida de líquidos.

Limpieza diaria: con esto se eliminan impurezas del rostro y este proceso se debe realizar en las mañanas y en las noches.

Fotoprotección: lo ideal es que tenga filtro solar con etiqueta de factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de 30 o más.

Exfoliar: este proceso es vital para mantener los poros limpios.

Ejercicio: Se deberán acumular al menos 60 minutos diarios de actividad física, combinando actividades cardiovasculares de intensidad moderada como caminar rápido o montar en bicicleta y fuertes como correr o practicar algún deporte.

Seguir el orden indicado de los productos: en la cosmética el orden sí afecta el resultado y los productos más ligeros van primero (tónico, el contorno de ojos, el serum, la crema hidratante, la protección solar).

Utilizar productos adecuados: no todos los productos son para todas las personas ni para los tipos de piel y por ello, un experto podría indicar de forma adecuada cuáles son los mejores, para cada persona.

Adicional, es recomendable llevar una alimentación saludable que tenga frutas, verduras, granos integrales y proteínas magras y en donde se aumente la producción de colágeno, pues esta es una de las sustancias más importantes para el cuerpo, ya que se trata de una proteína estructural que permanece en el cuerpo humano en grandes cantidades debido a que contribuye al buen funcionamiento de huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y algunos tejidos conectivos.

Entre los alimentos que más se recomiendan para mejorar la producción del colágeno son: el pescado, los huevos, las verduras, las carnes rojas y los frutos secos, al igual que otros que contengan omega 3.

Otros alimentos recomendados son pollo, cítricos (pomelos/toronjas), bayas (frambuesas, arándanos y moras), frutas tropicales (mango, kiwi, piña y guayaba), ajo, hojas verdes (espinaca, col rizada, acelgas, brócoli y demás verduras de ensalada) y tomates.