vida moderna

Cómo estimular el colágeno para fortalecer los huesos y cuidar la piel

Una alimentación equilibrada es ideal como fuente de colágeno.


Con el paso de los años, en el cuerpo disminuye la producción de colágeno, lo que genera la aparición de arrugas, líneas de expresión, flacidez, así como otros problemas de salud.

Además del colágeno que el organismo produce, este nutriente se puede obtener a través de los alimentos o suplementos. En el portal Saber Vivir explican cómo estimular la producción de esta proteína para el fortalecimiento de los huesos, a través de una dieta balanceada.

La carne es una gran fuente de colágeno de origen animal. Este alimento hace que el organismo disponga de los aminoácidos suficientes para el cuidado de los cartílagos y las articulaciones.

Los expertos aconsejan el consumo de la carne magra como el pollo, el pavo o el conejo, por otra parte la carne roja como las de cordero, ternera o cerdo, se deben evitar, pues contienen grasas saturadas.

El pescado azul contiene ácidos grasos omega-3 que sirven al organismo para prevenir la oxidación celular y también actúa como un potente antiinflamatorio. Las sardinas, la caballa o unos filetes de salmón, son ideales para el cuidado de la salud salud cardiovascular, la piel y los huesos.

El huevo aporta beneficios para la producción de colágeno, lo que ayuda al cuidado de la masa ósea. Este alimento es conocido por su aporte de proteínas. En Saber Vivir aconsejan comer dos huevos por semana.

Pero no solo los alimentos de origen animal son ricos en colágeno, las frutas y verduras como el limón son una fuente de esta proteína, pues contiene vitamina C que actúa como un antioxidante natural.

El limón también es un poderoso aliado para la producción de colágeno en el organismo.

Uno de los beneficios del consumo de cebolla es que esta hortaliza ayuda a la formación de colágeno, además, “mejora la circulación sanguínea (incluida la del cuero cabelludo)”, explican en Saber Vivir.

En Business Insider explican que “el colágeno es la proteína de los tejidos estructurales y conectivos de tu cuerpo, incluida la piel, los huesos, los músculos, los ligamentos y los tendones. Su estructura fibrosa da forma y fuerza a estas partes del cuerpo”.

Además, en el mencionado sitio web destacan que hay cuatro tipos de colágeno:

  • El que se encuentra en piel, huesos, dientes, tendones y ligamentos.
  • El de los cartílagos.
  • El que se encuentra en la piel, los músculos y los vasos sanguíneos.
  • El cuarto que está en las membranas basales, capas de células que rodean todos los tejidos corporales.

De acuerdo a un estudio de 2018 realizado en mujeres coreanas de 40 a 60 años, se encontró que las pacientes que tomaron un suplemento de colágeno durante 12 semanas, tuvieron un aumento en la hidratación y suavidad de la piel.

El colágeno es importante para el cuerpo pues evita lesiones y dolor en las articulaciones, pues tiene le efecto de mantener más resistentes los tendones y ligamentos.

Un estudio de 2017 en el que evaluaron a los atletas con dolor de rodilla relacionado con el deporte, tomaron suplementos de colágeno y disminuyó considerablemente la molesta en esta zona de su cuerpo.

En el portal Mejor con Salud indican que hay factores a tener en cuanta que afectan la producción de colágeno. “La exposición al sol, fumar, los agentes contaminantes, algunos tóxicos, el estrés y el ejercicio físico exagerado aumentan la producción de los radicales libres que destruyen el colágeno existente”, así lo afirma una investigación realizada en la Universidad de Granada.

Otros factores pueden ser la falta de producción hormonal, la cual se puede ocasionar durante la menopausia y el envejecimiento también disminuye su producción.

Otra razón que afecta la producción de colágeno puede ser por “problemas de salud con tratamientos que eviten la absorción de vitaminas y minerales”, así lo explican en Mejor con Salud.