Expertos de la Clínica Mayo, organización sin ánimo de lucro, destacan que una presión arterial normal es cuando no supera 120/80 mm. Foto: Gettyimages.
Expertos de la Clínica Mayo, organización sin ánimo de lucro, destacan que una presión arterial normal es cuando no supera 120/80 mm - Foto: Foto Gettyimages

vida moderna

Este hábito común puede aumentar la hipertensión arterial

Los alimentos ultra-procesados hacen que la presión arterial se incremente.

De acuerdo con la descripción de Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la presión arterial es la fuerza con que la sangre empuja contras las paredes de las arterias durante el proceso de circulación.

Cada vez que el corazón late, bombea sangre hacia las arterias. Entonces, a mayor intensidad en los latidos, mayor presión arterial (a esto de le llama presión sistólica). Por el contrario, cuando el corazón está en reposo, entre latidos, la presión arterial es más baja (presión diastólica).

Para la lectura de la presión arterial se usan dos números, una para la presión sistólica y otro para la diastólica. Ahora, para diagnosticar problemas de presión es fundamental atender a esos valores mediante chequeos regulares con un especialista médico.

Respecto a las causas de la hipertensión, existen varios factores que pueden afectar la presión arterial. Por ejemplo:

  • La cantidad de agua y de sal presentes en el cuerpo.
  • El estado de los riñones, el sistema nervioso o los vasos sanguíneos.
  • Los niveles hormonales.

Añadido a esto, Mayo Clinic destaca que diferentes estudios han evidenciado que hay un hábito común que puede provocar la hipertensión arterial y este es dormir poco.

Como se conoce, los adultos deben dormir diariamente entre 7 y 8 horas, y aquellas personas que duermen menos sufren incrementos de su presión arterial porque el sueño, cuando se tiene como hábito saludable, ayuda al cuerpo a controlar las hormonas necesarias para manejar el estrés y el metabolismo, y cuando se lleva de mala forma, tiene efectos contraproducentes.

¿Qué alimentos controlan la presión alta?

  • Los frutos rojos.
  • El chocolate de 100 % de cacao.
  • Banano.
  • Remolacha.
  • Avena.
  • Hojas verdes.
  • Legumbres.
  • Pescados grasos.

No obstante, al igual que con cualquier alimento que se quiera incluir en la dieta diaria, es importante consultar al médico tratante o a un nutricionista sobre cuál es la mejor manera de consumir. Si las condiciones médicas ya existentes no son un impedimento para beneficiarse de todas las propiedades del alimento ya nombrado, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, otros tratamientos para la presión arterial alta son los cambios de estilo de vida saludables que incluyen:

  • Hacer ejercicio regularmente: Las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan realizar actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos o actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas a lo largo de la semana.
  • Reducir el consumo de sodio: El efecto del consumo de sodio en la presión arterial varía entre un grupo de personas y otro. En general, limita el sodio a 2.300 mg por día o menos. Pero un consumo más bajo de sodio (1.500 mg/día o menos) es ideal para la mayoría de los adultos.
  • Reducir el estrés: Este factor puede contribuir a una presión arterial alta si la reacción al estrés es consumir alimentos poco saludables, beber alcohol o fumar.
  • No fumar: A los 20 minutos de haber dejado de fumar, la presión arterial y la frecuencia cardíaca se recuperan del pico inducido por el cigarrillo. A los tres meses de haber dejado de fumar, la circulación sanguínea y la función pulmonar comienzan a mejorar y, dentro de un año de haberlo dejado, el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca es la mitad.