Tendencias
Los medicamentos pueden generar efectos secundarios, por ello, las personas recurren a remedios caseros para tratar los hongos en los pies. Foto: GettyImages.
Por lo general, las personas recurren a remedios caseros para tratar los hongos en las uñas de los pies. - Foto: Gettyimages

vida moderna

Hongos en las uñas: cómo usar extracto de hoja de olivo para eliminarlos

Existen diferentes remedios caseros populares para esta afección; sin embargo, siempre se debe consultar con un médico antes de recurrir a alguno.

De acuerdo con Medical News Today el aceite de extracto de hoja de olivo puede ser un remedio casero para tratar los hongos en las uñas de los pies. Respecto a su uso se debe tener en cuenta que puede causar fatiga, dolores de cabeza, dolores musculares, vómito y diarrea.

Por eso, antes de consumirlo ya sea para esta afección u otra se debe consultar con un médico, para evitar el desarrollo de otras afecciones de salud. “Se debe empezar lentamente para ayudar a evitar los efectos secundarios. Si se toman cápsulas, una persona puede tomar entre 1 y 3 cápsulas dos veces al día con la comida cuando ya esté acostumbrada a ellas”, indica Medical News Today.

Otros remedios caseros

Los remedios preparados en casa pueden causar efectos diferentes en cada persona. Es importante consultar a un médico sobre su aplicación.

Ajo

Ingredientes

  • 10 dientes de ajo.
  • 2 tazas de agua (500 mL).

Preparación

  1. Pelar y triturar los ajos.
  2. Agregarlos a una olla con agua.
  3. Calentar a fuego alto y esperar a que lleguen a su punto de ebullición.
  4. Esperar 5 minutos.
  5. Retirar del fuego.
  6. Cuando el agua esté tibia, sumergir los pies.
  7. Dejarlos en remojo por 20 minutos.
  8. Luego de este tiempo sacarlos y secar muy bien los pies.
  9. Repetir el procedimiento al menos 3 veces a la semana para mejorar los resultados.

Sal

De acuerdo con Mejor con Salud la sal puede ayudar a tratar esta afección, gracias a que posee propiedades antifúngicas.

Ingredientes

  • 1 cucharada pequeña de sal (5 g).
  • 5 gotas de limón.

Procedimiento

  1. En un recipiente añadir la sal y las gotas de limón.
  2. Aplicar en la uña afectada.
  3. Dejar reposar por varios minutos.
  4. Enjuagar.
  5. Repetir el procedimiento las veces que sea necesario para que la uña sane completamente.

Agua oxigenada

Ingredientes

  • 5 cucharadas de alcohol etílico al 90 % (50 ml).
  • 5 cucharadas de agua oxigenada (50 ml).
  • 2 cucharadas de vinagre blanco (20 ml).
  • 1 frasco de vidrio con tapa.
  • 1 cuchara.

Instrucciones

  1. En el recipiente de vidrio, agregar el agua oxigenada y el alcohol etílico. Revolver.
  2. Añadir el vinagre blanco y mezclar muy bien.
  3. Tapar el recipiente y conservarlo en un lugar fresco y seco.
  4. Lavar la uña afectada.
  5. Secarla con una toalla.
  6. Con un algodón, aplicar el remedio en la zona afectada. En caso de que la uña esté muy gruesa, limar con cuidado y luego hacer el procedimiento.
  7. Repetir varias veces el tratamiento para mejorar los resultados. En caso de que se observen reacciones adversas, suspender la aplicación y acudir a un doctor.

¿Cómo curar una uña infectada con hongo?

Si la infección es leve, se puede curar fácilmente en casa. En caso de que la infección sea grave se debe acudir a un doctor. Los expertos de Mayo Clinic explican cómo hacerlo:

  • Utilizar cremas antifúngicas para uñas. Estas se pueden adquirir en una farmacia o supermercado, pues son de venta libre.
  • Recortar las uñas. Si se observan marcas blancas en la superficie, limar la superficie y remojarla en agua. Luego, secar y aplicar la crema antifúngica.

¿Cómo evitar los hongos?

Mantener correcta higiene personal es importante para evitar los hongos en las uñas y la acumulación de todo tipo de bacterias.

  • Lavarse las manos y los pies frecuentemente. Aplicar crema humectante luego del lavado de las uñas.
  • Cortar las uñas en forma recta. Limar las áreas gruesas y desinfectar cada una de las herramientas utilizadas para la limpieza de las uñas.
  • Utilizar medias que absorban el sudor.
  • Elegir zapatos que permitan que la piel del pie respire. Usar calzado fabricado con materiales que mantengan los pies frescos.
  • Se deben evitar calzados viejos.
  • No utilizar esmalte de uñas ni uñas postizas.