vida moderna

La ONU anima a practicar yoga porque ayuda a encontrar un estilo de vida sostenible

Luego de que la pandemia de la covid-19 trastornara vidas y medios de subsistencia, y desencadenara una avalancha de ansiedad y depresión, esta práctica serviría como un enfoque holístico del bienestar físico, mental y espiritual de la humanidad.


La Organización de Naciones Unidas (ONU) animó a la población a practicar yoga, porque ayuda a encontrar un estilo de vida consciente para abordar “con inteligencia” los “grandes desafíos” de la humanidad y aporta beneficios en la salud y bienestar general.

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Yoga, bajo el lema ‘Yoga para la humanidad’, la ONU realizó un evento al aire libre en sus instalaciones de Nueva York (Estados Unidos), cuyo programa ha incluido una clase de yoga en la que participaron delegados y personal de la organización.

Al inaugurar las actividades, el presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Abdulla Shahid, comentó que, dado que la pandemia de la covid-19 trastornó vidas y medios de subsistencia, y desencadenó una avalancha de ansiedad y depresión, la práctica del yoga sirve como un enfoque holístico del bienestar físico, mental y espiritual de la humanidad.

Asimismo, el representante permanente de la India ante las Naciones Unidas, T.S. Tirumurti, dijo que durante los tiempos difíciles de la pandemia, millones de personas adoptaron la práctica del yoga para mantenerse saludables y superar la depresión y la ansiedad. “Además, el yoga puede ser una parte integral de nuestra estrategia para una mejor reconstrucción”, comentó.

Por su parte, el instructor del Instituto Isha Yoga, Sam Chas, aseveró que el yoga trata de llevar a la persona a un estado mental en el que el practicante y el resto de la existencia no son cosas separadas.

“Si practicas yoga, estos beneficios llegarán, te volverás más equilibrado mentalmente y te volverás más saludable físicamente. Es un poco como conducir un avión por las calles. Puedes usarlo como autobús si quieres, pero el yoga tiene el potencial de elevarte al cielo”, indicó.

Creativa
El profesor de fisiología del ejercicio de la Universidad de Miami, Joseph F. Signorile, subraya que ejercicios comunes del yoga funcionan como un entrenamiento de intervalos intensos si el cambio de postura se hace tres veces más rápido de lo normal. - Foto: Getty Images/iStockphoto

¿Ejercicio cardiovascular?

Según los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), el yoga es una herramienta espiritual multifacética que mejora la salud y el bienestar personal a través de la práctica de diferentes posturas corporales conocidas como las asanas, el control de la respiración (pranayama) y la meditación.

Realizar esta práctica milenaria de manera recurrente permite reducir la presión arterial y la frecuencia cardíaca, disminuye el estrés, mejora la coordinación y la concentración y, entre otros tantos beneficios, ayuda a dormir mejor y a tener una digestión adecuada.

En este sentido, surge una pregunta común entre quienes lo practican: ¿se puede considerar al yoga como un ejercicio cardiovascular?

Una serie de investigaciones publicadas en la página del NIH señalaron que todo depende de la intensidad. “El yoga de alta velocidad da como resultado un gasto calórico significativamente mayor que el yoga de velocidad estándar.

El yoga de alta velocidad puede ser un programa alternativo efectivo para aquellos que se enfocan en los marcadores cardiometabólicos”, puntualizó el estudio.

Emily Stewart, instructora certificada de yoga vinyasa, destacó en uno de sus artículos escritos para Runtastic que determinados estilos, como el power yoga, pueden considerarse entrenamientos de fuerza porque incluyen aguantes isométricos (someter a los músculos a tensiones sin realizar movimientos) en posturas desafiantes.

Stewart también remarcó que el yoga vinyasa entra en la categoría de entrenamiento cardiovascular cuando se cambia rápidamente entre cada postura.

La evidencia sugiere que las intervenciones de yoga parecen ser iguales o superiores al ejercicio en la mayoría de las medidas de resultado. El énfasis en la regulación de la respiración, la atención plena durante la práctica y la importancia que se le da al mantenimiento de las posturas son algunos de los elementos que diferencian las prácticas de yoga de los ejercicios físicos”, añadió el estudio.

Por su parte, el profesor de fisiología del ejercicio de la Universidad de Miami, Joseph F. Signorile, subrayó que ejercicios comunes del yoga como el saludo al sol funcionan como un entrenamiento de intervalos intensos si el cambio de postura se hace tres veces más rápido de lo normal.

*Con información de Europa Press.