vida moderna

Las características que tienen las personas optimistas, según psicólogos

Una mentalidad positiva y optimista aumenta el bienestar psicológico y físico y provoca una mayor sensación de felicidad.


Cada persona tiene unas características específicas que lo hacen diferente a los demás. Unas lamentan su día a día, pero otras ven siempre el lado positivo de las cosas y a estas personas se denominan optimistas gracias a la capacidad mental que tienen para cargar siempre una sonrisa sin importar el altibajo por el que esté pasando.

Psicólogos señalan que el optimismo es una actitud mental caracterizada por la esperanza y la confianza. Las personas optimistas son aquellas que esperan que sucedan cosas buenas, mientras que los pesimistas predicen resultados desfavorables. De este modo, una mentalidad positiva y optimista aumenta el bienestar psicológico y físico y provoca una mayor sensación de felicidad.

De acuerdo con el portal web Psicología y Mente, da a conocer las principales características de las personas optimistas y señala que algunas investigaciones, afirman que los optimistas tienen menos probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares.

  • No existe la comparación: Por lo general, las personas optimistas no malgastan su tiempo intentando gustar a los demás, ni preocupándose por lo que los demás piensen de ellos. Sencillamente, siguen con su vida y procuran siempre permanecer cerca de las personas que tenga su misma aptitud. A su vez, son personas autoconscientes que conocen sus virtudes y sus limitaciones y, por tanto, saben que la actitud positiva tiene un gran impacto en su vida.
  • Fracaso como oportunidad de crecimiento: Una de las características esenciales de las personas positivas es afrontar los problemas como se les presente a lo largo de su vida. Este tipo de personas tienen a sacarle el lado bueno a todo y creen que se puede aprender hasta de una experiencia negativa. De hecho, las situaciones adversas con las que más les inspira y les hace tener esperanza.
  • Sinceridad consigo mismo: En vez de centrarse en su propio orgullo y mantenerlo intacto, las personas optimistas tienden a interpretar la realidad como un espacio en el que es posible mejorar el presente, y por eso su mentalidad es constructiva. Cabe resaltar que el estado mental positivo puede hacer que los problemas se resuelvan, de este modo, el optimismo favorece la actitud reconciliadora ante un conflicto que pueda presenciar o vivir.
  • Son realistas: Ser optimista no es vivir en un mundo ajeno a los problemas. Este comportamiento puede parecer correcto a corto plazo, pero después puede traer graves consecuencias que podrías ocasionar un problema psicológico en la persona. De este modo, los optimistas no tienen la necesidad de negar en el mundo en el que están, por lo que en vez de resignarse orientan su pensamiento hacia la búsqueda de soluciones.
  • Automotivación: Esta es una de las claves fundamentales para mantenerse en pie en los momentos difíciles, ya que la automotivación constante permite buscar estrategias para mantener una mentalidad constructiva y así orientarse a nuevos objetivos.
  • Vivir en el presente: Por lo general, las personas positivas conecta consigo mismas y con el momento presente, es decir, con el aquí y el ahora. Estas personas saben que el pasado se ha vivido y que el futuro aún está por vivir, por lo que lo único que tiene sentido para ellos es el presente.
  • Luchan por lo que quieren: Son personas soñadoras que conectan con sus deseos más íntimos y luchan por lograr sus objetivos. Siempre están convencidos de que pueden lograr lo que se proponen y, en definitiva, son entusiastas dándole vida a sus sueños.
  • Tienen el control de su vida: Estas personas confían en sí mismas, luchan por lo que sueñan, son capaces de motivarse en los momentos difíciles, son realistas y se valoran positivamente. Todo ello hace una persona mentalmente fuerte que tiene el control de su vida y una personalidad cautivadora.