salud

Los mejores jugos para bajar el abdomen de manera natural

La grasa abdominal puede derivar en diversas afecciones de salud como diabetes y enfermedades cardiovasculares.


La grasa cumple funciones determinantes en el cuerpo, por ejemplo, almacena vitaminas, permite mantener bajo control la temperatura, cubre las articulaciones y es una de las principales fuentes de energía para el organismo.

No obstante, la cantidad y el lugar en el que se ubica cobra gran importancia debido a que puede alterar o no las condiciones de salud de una persona. Cuando se acumula en el abdomen, no solo afecta al paciente estéticamente, sino que puede convertirse en un indicador de riesgo, según información del instituto de investigación Mayo Clinic.

“El problema con la grasa del vientre es que no se limita a la capa extra de relleno ubicada justo debajo de la piel (grasa subcutánea). También incluye grasa visceral, que se encuentra en el interior del abdomen, alrededor de los órganos internos”, precisa la citada fuente.

Independientemente del peso total, el hecho de tener una gran cantidad de grasa abdominal aumenta el riesgo de padecer de enfermedades cardiovasculares, que el organismo presente resistencia a la insulina, que se presente diabetes de tipo 2, que se desarrolle cáncer colorrectal, apnea del sueño, muerte prematura por cualquier causa o que la persona empiece a sufrir de presión arterial alta.

Cuando una persona come demasiado y no realiza la suficiente actividad física puede exponerse a que la grasa se acumule en su estómago. Además, cuando no se practica ejercicio, la masa muscular puede disminuir ligeramente con la edad, al tiempo que la grasa va en aumento.

Además de llevar una dieta equilibrada y saludable y realizar ejercicio de manera regular, existen algunos jugos que pueden ayudar a reducir la grasa del abdomen y adelgazar esta parte específica del cuerpo.

Jugo de manzana

El portal Mejor con Salud cita un estudio de la Russian Academy of Sciences, en el cual se indica que esta bebida contiene pectina, antioxidantes y minerales esenciales que ayudan a desinflamar el abdomen, al tiempo que favorecen la digestión y aportan en la pérdida de peso. Esta fruta, además, contiene importantes cantidades de fibra que pueden ayudar a regular el tránsito intestinal.

Para elaborarse este jugo, según el sitio web, se requiere de una manzana, una cucharada de semillas de lino, un vaso de agua y una cucharada de miel de abejas. Se pela la manzana, se corta en trozos y se vierte en la licuadora con las semillas de lino y el vaso de agua. Si la persona desea, le puede agregar la miel. La recomendación es ingerir esta bebida 30 minutos antes de desayunar o en la cena antes de dormir y tomarlo tres veces a la semana.

Jugo de piña

Esta fruta tiene propiedades adelgazantes, según Mejor con Salud, gracias al efecto de su enzima principal, la bromelina, la cual contribuye a aliviar la hinchazón y a mantener una buena digestión, beneficios que fueron analizados en una investigación realizada por la Universidad Sri Ramachandra (India).

De igual manera, la piña “tiene propiedades diuréticas y desintoxicantes que, a su vez, ayudan a eliminar líquidos y toxinas retenidas en la sangre”, precisa esta fuente.

Para elaborar el jugo se requiere de dos rodajas de piña, una cucharada de linaza, un vaso de agua, dos cucharadas de zumo de limón y una cucharada de miel. Se mezcla la piña con la linaza y el agua, se sirve y se le puede agregar el zumo de limón y la miel. Lo recomendable es ingerir el jugo en ayunas, durante tres semanas seguidas.

Jugo de melón y kiwi

Esta bebida ayuda a depurar el organismo, eliminar las toxinas y combatir la retención de líquidos. “Debido a que el 90 % de la composición del melón es agua, y a la gran cantidad de fibra que posee el kiwi y la vitamina C, este jugo es uno de los más indicados para obtener un vientre plano y desintoxicar el cuerpo”, precisa el portal Recetas Gratis.

Para elaborar la bebida se necesita medio melón, tres kiwis maduros, medio limón y dos vasos de agua. Se pelan los kiwis y se cortan en rodajas, se retiran las semillas del melón y la cáscara y se corta la pulpa, se añaden las frutas a la licuadora, se exprime el limón y se adiciona su jugo, y se licua bien. La idea es servirlo frío y tomarlo en ayunas por una o dos semanas.

No obstante, la recomendación de los especialistas es que cualquier tratamiento que se siga, así sea natural, lo mejor es consultarlo con el médico para validar si se trata de las mejores opciones, dependiendo de las condiciones de salud del paciente.