vida moderna

Mascarilla de aloe vera y arroz para eliminar arrugas y manchas de la piel

Las arrugas y manchas que se forman en la piel son una parte natural del envejecimiento.


La piel cambia a medida que se envejece y es posible que se observen arrugas, manchas por la edad y resequedad. Además, se hace más delgada y pierde grasa, tornándose menos suave y lisa, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

De hecho, la piel es el órgano más grande del cuerpo y su cuidado forma parte de la rutina de muchas personas en el mundo. Por ende, elegir un estilo de vida saludable puede ayudar a retrasar el envejecimiento natural y prevenir diversos problemas de la piel, según Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Por ello, el portal Glamstar reveló una mascarilla de aloe vera y arroz para eliminar arrugas y manchas de la piel.

Para prepararla se necesitan: un cuarto de taza de arroz, un cuarto de taza de pulpa de aloe vera y una cucharada de miel. Enseguida, se debe licuar el arroz hasta conseguir un polvo que se deberá mezclar con los otros dos ingredientes. Después, cuando se consiga una textura espesa se debe puedo aplicar en el rostro realizando masajes circulares y se deja actuar por 20 minutos para por último, retirar con agua tibia.

Sobre la misma línea, la revista de belleza Glamour reveló otras mascarillas pero, de cúrcuma para también reducir las arrugas y manchas de la piel, ya que sus compuestos, llamados curcuminoides (la curcumina, la demetoxicurcumina y la bisdemetoxicurcumina), le otorgan grandes propiedades medicinales a esta especia.

Para la primera mascarilla, que es para reducir las arrugas, se deben mezclar una cucharada de cúrcuma, cinco gotas de aceite de rosa mosqueta, una cápsula de vitamina E y una clara de huevo. En seguida, se aplica en el rostro y en el cuello por 15 minutos. Por último, se enjuaga.

La segunda mascarilla, que es para las manchas, se deben integrar en un recipiente una cucharada de cúrcuma en polvo, dos cucharadas de yogur natural y una cucharada de miel hasta conseguir una pasta homogénea. Posteriormente, se aplica en el rostro durante 15 minutos y finalmente se retira con agua fría.

Para la tercera que es para la piel grasa se necesitan: una cucharada de cúrcuma en polvo, dos cucharadas de gel de aloe vera y media cucharadita de limón. Después, se mezclan los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea. Finalmente, se aplica en el rostro por 15 minutos y se retira con agua fría.

La última mascarilla que se puede hacer con cúrcuma y que recomendó la revista para la piel seca es con: una cucharada de cúrcuma, una cucharada de miel, una cucharada de aceite de almendras y dos cucharadas de leche de vaca. Por último, se aplica en el rostro por 20 minutos y se enjuaga con agua fría.

Por su parte, la piel por ser el órgano más grande del cuerpo debe tener varios cuidados y algunas recomendaciones son:

  • Limpieza: esto es necesario para el cuidado de la piel, ya que con esto se eliminan impurezas del rostro y este proceso se debe realizar en las mañanas y en las noches.
  • Humectar la piel: la piel seca arruga las células turgentes de la piel, lo que puede provocar líneas delgadas y arrugas prematuras. No obstante, hay que tener presente que cada tipo de piel tiene una necesidad diferente, sobre todo con el paso de los años.
  • Seguir el orden adecuado de los productos: en general, los productos más ligeros van primero. Por ejemplo, se inicia con la limpieza, después va el tónico, el contorno de ojos, el sérum, la crema hidratante, la protección solar y, por último, el maquillaje.
  • Proteger la piel del sol: limitar el tiempo que se pasa al sol, especialmente al mediodía, y usar siempre ropa protectora, como sombreros de ala ancha, camisas de manga larga y gafas de sol. Se debe elegir un producto para el cuidado de la piel con un factor de protección solar (SPF), pues la American Academy of Dermatology (Academia Estadounidense de Dermatología) recomienda usar un protector solar de amplio espectro con SPF de 30 o más.
  • Tener constancia: no tener constancia es un error, ya que la gran mayoría de las personas, cuando inicia un tratamiento físico, fácil o corporal, quiere ver resultados rápidos y al no obtenerlos abandona el tratamiento y la única forma de ver resultados es siendo constantes.
  • Seguir una dieta saludable: existen algunas pruebas de que ciertas vitaminas como la C y E que ayudan a proteger la piel.