Expertos aseguran que el exceso de azúcar favorece la inflamación y la sal genera piel seca y arrugas. Foto: Getty images.
Expertos aseguran que el exceso de azúcar favorece la inflamación y la sal genera piel seca y arrugas. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

Cuatro mascarillas caseras para tratar la piel grasa del rostro

Antes de aplicar cualquier tipo de producto, se recomienda consultar a un dermatólogo.

Existen varios tipos de pieles, una de ellas es la piel grasa. De acuerdo con Vogue, se caracteriza “por tener poros dilatados y brillos por todo el rostro (no solo en la zona T, ya que en ese caso estaríamos hablando de una piel mixta)”.

Este tipo de piel tiende a tener puntos negros y granos. Según detalla la revista, la incidencia de acné en quienes tiene este tipo de piel puede aumentar un 60 % en los años siguientes.

Consultar al dermatólogo es uno delos pasos más importantes para la salud cutánea. Este profesional brinda la asesoría adecuada y el tratamiento según las necesidades de cada persona. Por eso, antes de aplicar cualquier tipo de producto, lo ideal es consultarlo.

Mascarillas para el cuidado de la piel

En el mercado existen diferentes tipos de mascarillas para el cuidado de la piel. Sin embargo, muchas personas prefieren preparar sus propios tratamientos en casa. Por eso, Mejor con Salud, portal especializado en salud y cuidado personal, explica las instrucciones para cuatro mascarillas para piel grasa.

Mascarilla # 1

Ingredientes

  • 1 banano.
  • 1 cucharada de leche (10 ml).
  • 2 cucharadas de avena (20 g)

Preparación

  1. Triturar el banano hasta obtener un puré.
  2. Agregar la leche y la avena.
  3. Revolver muy bien para un resultado homogéneo.
  4. Lavar el rostro con agua y jabón neutro.
  5. Aplicar la mascarilla, realizando movimientos circulares con las yemas de los dedos. Hacer esto por 5 minutos.
  6. Retirar la mascarilla con agua fresca.
  7. Finalizar el tratamiento aplicando crema humectante.
  8. Repetir una vez a la semana para mejorar los resultados.

Mascarilla # 2

Ingredientes

  • 1 cucharada de yogur (15 g).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Procedimiento

  1. En una taza, agregar ambos ingredientes y revolver muy bien.
  2. Lavar y secar el rostro antes de aplicar el tratamiento.
  3. Aplicar la mascarilla, realizando movimientos circulares, con énfasis en las áreas más grasas y con mayor presencia de granos.
  4. Dejar actuar por 15 minutos.
  5. Retirar con agua tibia.
  6. Aplicar una crema hidratante.
  7. Repetir dos veces a la semana.

Mascarilla # 3

Esta mascarilla solo debe aplicarse en la noche, debido a que el limón y la exposición solar pueden manchar la piel.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo.
  • 2 cucharadas de copos de avena (20 gramos).
  • 1 limón.

Preparación

  1. En una taza agregar todos los ingredientes (exprimir el limón).
  2. Revolver muy bien para un resultado homogéneo.
  3. Limpiar el rostro.
  4. Aplicar la mascarilla.
  5. Dejar actuar por 20 minutos.
  6. Retirar con agua fría.

Mascarilla # 4

Ingredientes

  • 1 papa.
  • 2 cucharadas de leche (20 ml).
  • 2 cucharadas de miga de pan (20 g).
  • ½ cucharada de jugo de limón (5 ml).

Procedimiento

  1. Pelar la papa y picarla en cubos.
  2. Luego, llevarla a cocinar con agua.
  3. Cuando esté cocida, colar y triturar para obtener un puré.
  4. Agregar al puré la leche, el limón y las migas de pan. Revolver muy bien.
  5. Lavar el rostro con agua tibia.
  6. Esperar a que la mezcla esté a temperatura ambiente y aplicar en el rostro.
  7. Dejar actuar por 20 minutos.
  8. Retirar con agua fría.

¿Cómo cuidar la piel?

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, destaca que uno de los factores claves para la salud cutánea es la alimentación, debido a que es muy importante para mantener una piel saludable, libre de impurezas, toxinas, manchas y marcas. La entidad brinda algunos consejos para la protección y el cuidado de la piel.

  • No fumar.
  • No durar tanto tiempo en la ducha, en especial si es agua caliente o tibia.
  • Evitar el uso de jabones fuertes.
  • Al momento de afeitarse, aplicar cremas y lociones humectantes para lubricar la piel.