belleza

Ocho remedios naturales para rejuvenecer las manos y eliminar arrugas

La manipulación de jabones, desinfectantes, productos de limpieza y la exposición al sol pueden resecar y envejecer las manos.


Al igual que la piel de la cara, la de las manos es una de las más expuestas a la contaminación, los rayos del sol y otros factores que pueden afectarla. Si no se cuida adecuadamente, puede lucir envejecida y arrugada, además de convertirse en uno de los principales signos del paso de los años.

Factores como el continuo contacto de la piel con todo tipo de sustancias, la manipulación de jabones, desinfectantes, productos de limpieza y la exposición al sol las pueden resecar, precisa el portal Mejor con Salud.

Las manos tienen una piel más delicada que otras áreas del cuerpo y, debido a que están expuestas al sol y las toxinas, es común que desarrollen imperfecciones desde edades jóvenes. Por ello, el uso de productos naturales es una buena opción para mantener esta parte del cuerpo en condiciones saludables. Estas son ocho alternativas.

1. Aceite de oliva. Si bien a este producto se le conoce más por sus usos culinarios, también puede ayudar a mantener las manos suaves y sin arrugas. Este producto se debe aplicar diariamente y realizar masajes durante cinco minutos, mientras la piel absorbe las propiedades del aceite, como la vitamina E, la cual actúa como antioxidante al ayudar a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres.

2. Vaselina. Este es un hidratante oclusivo, es decir, que forma una barrera en la piel y la repara, evitando que pierda agua. Para que las manos absorban la mayor cantidad de esta sustancia se pueden untar completamente y luego ponerse unos guantes, se dejan unos 40 minutos con este producto y luego se retira. También se puede utilizar la vaselina como crema.

3. Aceite de coco. Es un emoliente natural, lo que significa que llena los huecos de la piel. Además, la protege de los rayos ultravioleta (UV) del sol. Según información del portal Ciencia y tecnología, este producto se puede aplicar antes de acostarse, masajear durante unos cinco minutos con movimientos circulares, usar guantes durante la noche y repetir el remedio todos los días.

4. Mascarilla de avena, aceite de oliva y miel. Esta mascarilla ayuda a purificar la piel y remover las células muertas, según una publicación de la revista de belleza Glamour de México. Para elaborarla se trituran un poco las hojuelas de la avena sin convertirla completamente en polvo. Después se añaden los otros ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea exfoliante. Se frota en las manos haciendo movimientos circulares, se deja actuar por diez minutos y se retira con abundante agua.

5. Aloe vera. Esta planta contiene propiedades hidratantes naturales que ayudan a retener la humedad en la piel y prevenir signos de envejecimiento prematuro como arrugas. Además, el gel contiene polisacáridos que estimulan la regeneración de la piel.

6. Miel. Es un hidratante natural que tiene propiedades antioxidantes y humectantes que funcionan bien en la lucha contra las arrugas en las manos. Ayuda a bloquear la humedad. Un estudio publicado en el Journal of Cosmetic Dermatology asegura que en formulaciones cosméticas, la miel ejerce efectos emolientes, humectantes y calmantes; mantiene la piel joven y ralentiza la formación de arrugas; regula el pH y previene las infecciones por patógenos.

7. Tomates. Los alimentos ricos en antioxidantes como estos frutos pueden ayudar a combatir el daño que el estrés oxidativo genera a las células, lo que aporta para retrasar el envejecimiento de la piel. Al ser ricos en licopeno, los tomates también ayudan a la piel a absorber más oxígeno.

8. Aceites esenciales. Tienen propiedades reparadoras e hidratantes. Algunos de los que se pueden usar en las manos son de argán, lavanda y jojoba. El primero tiene propiedades antiinflamatorias y vitamina E para hidratar. La jojoba es un ingrediente humectante, además contiene vitamina E y funciona como antioxidante, mientras que el aceite de lavanda hidrata la piel y se le atribuyen propiedades antibacterianas, por lo que puede ayudar a tratar heridas

En términos generales, según el instituto de investigación clínica Mayo Clinic, para cuidar la piel, lo más importante es humectarla, evitar fumar y seguir una dieta saludable, pues esto se refleja en todas las partes del cuerpo y determinadas vitaminas que aportan los alimentos ayudan a su protección. Los más recomendados son: pescado, huevos, verduras y carnes rojas, al igual que otros que contengan omega 3.