salud

Presión arterial: así se puede reducir con el consumo de espinacas

Estas verduras traen múltiples beneficios para quienes padecen hipertensión.


La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre al cuerpo, se hace con la ayuda de un brazalete inflable alrededor del brazo y se mide la presión arterial con un tensiómetro.

La hipertensión, afección también conocida como tensión arterial alta, es el principal factor de riesgo para sufrir cardiopatías, encefalopatías, nefropatías y otras enfermedades.

En gran medida, el estilo de vida que lleva una persona influye en la presión arterial. Según especialistas de Mayo Clinic, de Estados Unidos, para controlar la presión arterial es indispensable mantener hábitos saludables, que ayudarán a evitar la hipertensión o en caso de que se padezca, ayudar a reducirla.

Lo anterior, comprende una dieta saludable, controlar el estrés, dejar de fumar, reducir el consumo de sodio (sal), limitar el consumo de alcohol y de cafeína, hacer ejercicio con regularidad, entre otros.

Entre los alimentos que ayudan a reducir la presión arterial se encuentra la espinaca, la cual, según un estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, citado por la Fundación Española del Corazón (FEC), ha demostrado que los nitratos inorgánicos, presentes en las verduras como las espinacas, tras entrar en contacto con las bacterias bucales, producen óxido nítrico.

Este óxido tiene un efecto vasodilatador en las arterias, lo que ayuda a abrirlas y mejora su función, y por lo tanto, contribuye al control de la presión arterial.

“Hasta hace poco se creía que los nitratos procedentes de la dieta eran sustancias potencialmente tóxicas, pero ahora, gracias a este estudio, se ha descubierto que no sólo no son perjudiciales, sino que pueden aportar un beneficio en el sistema vascular”, destaca la Dra. Regina Dalmau, miembro de la FEC y cardióloga de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital La Paz de Madrid.

La investigación se llevo a cabo en personas que consumían espinaca tres veces a la semana en pequeñas cantidades, notándose, en los controles, que la presión arterial disminuía.

Teniendo en cuenta que la hipertensión es la principal causa de morbimortalidad en el mundo y es el factor de riesgo cardiovascular más prevalente, la plataforma Tu Canal de Salud, describe otros hábitos saludables que deben ser tenidos en cuenta por el paciente para controlar la hipertensión:

  1. Tener cuidado con el sobrepeso: la presión arterial suele aumentar conforme aumenta el peso; además, el sobrepeso puede causar problemas de respiración, aumentando a la vez la presión arterial.
  2. Dejar de fumar: cada cigarrillo que se fuma aumenta la presión arterial durante varios minutos después de haberlo terminado, por lo que dejar de fumar ayuda a que la presión arterial vuelva a la normalidad.
  3. Consumir alcohol con moderación: los hombres con hipertensión no deben sobrepasar la ingesta de 20 a 30 gramos de etanol en un día, mientras que el consumo de las mujeres no debe ser superior a 20 gramos diarios.
  4. Controlar el consumo de café: la cafeína y el papel que desempeña en la presión arterial sigue siendo objeto de debate y es ambivalente. Mientras que este producto puede elevar la presión arterial hasta 10 mm Hg en las personas que rara vez la consumen, sus efectos en la presión arterial pueden ser bajos o nulos en los casos de las personas que ingieren café con regularidad.