vida moderna

Presión arterial alta o hipertensión: estas son las frutas que ayudan a controlarla

Son varios los alimentos que ayudan a tener un mejor estado de salud.


La hipertensión, afección también conocida como tensión arterial alta, es el principal factor de riesgo para sufrir cardiopatías, encefalopatías, nefropatías y otras enfermedades.

La presión arterial es, entonces, la medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre al cuerpo. Hipertensión es el término con el que se hace referencia a la presión arterial alta.

En gran medida, el estilo de vida que lleva una persona influye en la presión arterial. Según especialistas de Mayo Clinic, de Estados Unidos, para controlar la presión arterial es indispensable mantener hábitos saludables, que ayudarán a evitar la hipertensión o en caso de que se padezca a ayudar a reducirla.

Una parte importante de ese estilo de vida saludable es, sin lugar a dudas, la alimentación, que debe ser balanceada; es decir, que incluya cereales, verduras, lácteos, grasas saturadas y frutas. Nos detendremos en estas últimas, para enumerar cuáles son las que más pueden beneficiar la presión arterial.

Antes de mencionar las frutas que ayudan a controlarla, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones que, en general, favorecen los hábitos alimentarios.

El primero de ellos que recomiendan los expertos es llevar un diario de comidas, esto porque puede brindar información sobre la verdadera forma en que una persona se alimenta. Servirá entonces para saber qué se come, en qué cantidad, cuándo y por qué.

Otra sugerencia que se debe tener en cuenta tiene que ver con la importancia que se debe dar al comprar los alimentos que se van a consumir de manera inteligente. Esto quiere decir que es importante leer las etiquetas de lo que se compra en el supermercado y prestar atención también a lo que se ordena cuando se sale a comer fuera de casa.

Ahora sí pasemos a las frutas que puede incluir en su alimentación diaria, para ayudar a prevenir problemas de hipertensión y que además traen otros beneficios para el organismo.

Los arándanos, por ejemplo, contienen altos niveles de antioxidantes, por lo que combaten el envejecimiento prematuro y la inflamación. Son favorables para el corazón, previenen la pérdida de la memoria, protegen la visión y previene infecciones urinarias. Contienen antocianinas, que ejercen un efecto protector que hace que la sangre circule mejor, lo que ayuda a reducir la presión arterial.

Arándanos: Estas son su propiedades antioxidantes y antibacterianas
Arándanos: estas son su propiedades antioxidantes y antibacterianas. - Foto: Getty Images

El kiwi, que también contiene antioxidante, ayuda a mejorar la salud de las arterias, evita la formación de trombos y coágulos, esto sin contar que ayuda a reducir el colesterol en la sangre, es bueno también para el correcto funcionamiento de huesos, nervios, músculos y órganos en general del cuerpo.

El banano, gracias a su alto contenido de potasio, ayuda a proteger el corazón, pues un nivel adecuado de potasio y sodio puede ayudar a reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares, esto porque estos componentes ayudan a disminuir la presión arterial.

El melón, además de ser dulce y jugoso, posee un alto contenido de potasio que, como ya mencionamos, interviene positivamente en el control de la presión arterial, por lo que se recomienda a quien sufra de hipertensión, Es además una de las frutas con menos calorías, que aporta vitaminas A y C y con un efecto diurético y laxante, ideal para los que buscan perder peso.

La manzana estabiliza el azúcar en la sangre, gracias a su alto contenido en fibra. Además, cabe resaltar que es un alimento rico en vitamina C y A, al igual que en potasio.

default
- Foto: 123RF

La guayaba, por su parte, es fuente de vitamina C, y por esto contribuye a la creación de glóbulos rojos, de colágeno y favorece a la absorción de hierro. La vitamina C también contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunológico para proteger al cuerpo contra enfermedades como la hipertensión.