Odontología / Niños / Dientes
A parte del cepillado de dientes correcto, existen preparaciones naturales para prevenir el mal aliento en niños. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Qué alimentos dañan los dientes?

Algunos alimentos con colorantes o azúcar pueden dañar el esmalte dental.

Al igual que otros aspectos físicos, la sonrisa es una de las mejores cartas de presentación. Una persona con caries, con ausencia de algunos de sus dientes, mal aliento o que simplemente luzca una dentadura amarilla, tal vez no cause la mejor impresión.

Por lo anterior, las personas acuden inicialmente a tratamientos de ortodoncia, con el objetivo de arreglar las imperfecciones ocasionadas por dientes torcidos, y, como paso final, se someten a procesos especializados para conseguir esa tonalidad blanca que desean para su sonrisa.

A pesar de lo anterior, con el paso de los años los dientes empiezan a alejarse del color blanco y terminan por tomar un color amarillento. También, se es más susceptibles a la aparición de caries y a que se pierdan algunos dientes.

Para aminorar la llegada de los años en los dientes es muy importante cuidar la salud bucal y, con esto, proteger al organismo de otras afecciones que pueden iniciar con problemas en la boca.

Por ello, con el fin de mejorar la salud dental, el portal especializado Clinica Dental, señaló algunos alimentos que deberían evitarse para mantener una dentadura sana. Entre ellos mencionó las bebidas carbonatadas, con altas dosis de azúcar, como las gaseosas, refrescos, jugos con colorantes, entre otros.

También mencionaron que tomar demasiado café o té puede dañar la dentadura, porque manchan los dientes y perjudican el esmalte.

Teniendo en cuenta esto, el portal UnCOMO, del portal Mundodeportivo, listó una serie de consejos para mejorar la salud bucal.

Flúor

Es importante que los dientes tengan el suficiente flúor para prevenir las caries. Incluso, hay odontólogos que recomiendan a los niños tomar suplementos de flúor, que pueden venir en gotas, pastillas, tabletas o gomas de mascar.

Si bien la mayoría de cremas dentales lo contienen, puede que este producto no proteja completamente los dientes. Aun así, hay que tener cuidado de tampoco provocar un exceso de flúor, que podría causar la decoloración de los dientes.

Hidratación

Además de ser un hábito que mantiene en buen estado varias funciones del cuerpo, también, contribuye a la salud bucal gracias a que ayuda a la producción de saliva, la cual, es un factor importante para mantener la boca limpia, libre de bacterias.

“Además, es probable que el agua contenga fluoruro, mineral que como ya hemos visto permite evitar la erosión del esmalte dental”, explica UnCOMO.

Higiene oral

Es indispensable para la salud no solo de los dientes, sino también del cuerpo, ya que una infección puede causar un malestar general afectando el mismo.

Se recomienda frecuentemente lavar los dientes muy bien, después de cada comida, para prevenir caries, el daño o deterioro que causan algunas bacterias en la boca que pueden causar la pérdida de un diente, precisa la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus.

Así mismo, se aconseja usar cepillos eléctricos, ya que son mejor que los manuales; utilizar hilo dentar para acceder a las zonas a las que no llega el cepillo; limpiar la lengua durante el proceso de higiene para evitar acumulación de bacterias; y usar enjuague bucal.

Alimentación

De acuerdo con el portal experto Mejor con salud, existen alimentos que fortalecen la estructura ósea, su esmalte, las encías y la salud bucal en general. Entre ello, están:

  • Nueces y almendras: estos frutos secos fortalecen la dentadura debido a que son ricos en calcio, fósforo, potasio, magnesio y zinc. Por ello, son ideales cuando las personas buscan remineralizar los dientes y proteger el esmalte natural.
  • Queso: eleva el pH en la boca y reduce el riesgo de padecer caries; además, como es rico en proteínas y calcio, el alimento fortalece el esmalte de los dientes.
  • Yogur: al igual que el queso, es rico en calcio y proteínas que le otorgan fuerza a los dientes; por otro lado, es un probiótico, factor que beneficia a las encías, pues sus bacterias ayudan a expulsar factores externos que causan caries e infecciones.