Este Boeing 777, de matrícula 9M-MRO, protagoniza uno de los mayores dramas de los últimos tiempos. El modelo es uno de los más sofisticados que existen hoy.

libro

¿Qué pasó con el vuelo de Malaysian Airlines MH370?

Siete años después de la desapareción de este avión, un libro intenta revelar lo que pudo sucederle realmente. Todo apunta a una operación encubierta.

Hace siete años el vuelo de Malaysia Airlines MH370 que iba de Kuala Lumpur a Beijing desapareció sin dejar rastro. Era marzo 8 de 2014 y el vuelo, que era regular en esa ruta, simplemente dejó de aparecer en el radar cuando cruzó sobre el espacio aéreo vietnamita. En ese momento el copiloto se despidió del controlador aéreo malayo, como es lo usual, pero no saludó al vietnamita, lo que a su vez resultó muy inusual. El avión simplemente se esfumó.

Pocas líneas aéreas deben haber atravesado una mala racha como la de Malaysian Airlines. Primero, un avión suyo fue derribado en el aire y luego el MH380 desapareció sin dejar rastro. - Foto: Archivo Semana

Era el primero en hacerlo sin ninguna explicación desde el viaje de Amelia Earhart en 1939. En este caso, siete años después del suceso, no se ha podido encontrar la caja negra ni restos del fuselaje que comprueben que evidentemente cayó al mar. Ahora, Florence de Changy, una periodista que cubrió el incidente en 2014 para el periódico Le Monde investigó la información que rodeó el misterio y como resultado de ello escribió el libro The disappearing act.

Según ella, a pesar de que desapareció del radar, el avión cuenta con un aparato que permite trazar su ruta. Si los pilotos hubieran querido simplemente desaparecer el avión, lo habrian apagado. Además de eso, los controladores aéreos de Vietnam habrían tenido que estar muy agotados o dormidos para no notar que un avión que pasaba por su territorio a la misma hora todos los días no estaba en su radar esa noche. Sin embargo, esa noche les tomó 17 minutos cruciales para notar su ausencia. Con el tiempo pudieron establecer que iba en rumbo norte, hizo un giró muy drástico y se dirigió al occidente. Eso fue lo último que se supo de él.

Florence de Changy la corresponsal en la región para el periodico Le monde tuvo que cubrir el caso en ese momento. Como era de esperarse la noticia de que un vuelo de un avión boeing 777 desapareciera atrajo la atención de los medios de comunicación del mundo. Muy pronto hubo muchas teorías. Se tejió la posibilidad de que lo hubieran secuestrado o que el piloto lo hubiese estrellado contra el océano a propósito, con el argumento de trastornos mentales.

Incluso surgió la teoría de que podría haber sido fallas técnicas como un incendio abordo. También fueron sospechosos dos pasajeros iraníes con pasaportes falsos. Habia muchas preguntas, pero pocas respuestas. Y en medio de todas ellas, la búsqueda por cielo y tierra de un avión siniestrado no daba frutos.

En su libro la autora cuenta que desde el principio habia algo mal en la investigación, desde la incompetencia de las autoridades malayas para asumir el caso hasta su poco interés por revelar la verdad. Según ella no había ningún interés en comunicar ningún dato relevante a la prensa. Ella señala que las piezas del rompecabezas eran puestas a la ligera y que así toda la investigación “se hundió en un océano de falsedades o de datos incorrectos”.

Un año después, en 2015, un alerón del Boeing apareció en las costas de la isla de Reunión y se dijo en su momento que correspondía al MH370. El primer ministro de Malasia anunció con certeza que provenía de ese avión, pero según la investigación de De Changy, el alerón no tenia su placa de identificación, algo muy extraño porque estas placas son difíciles de remover. Esto solo sucede, según De Changy, cuando las partes del avion son recicladas. Así las cosas, el alerón podría ser de un avión viejo y según ella pudo haberse plantado allí como evidencia de un accidente. Además, el reporte francés sobre el alerón misterioso nunca fue publicado.

Aunque Malasia dijo que el fragmento era del avión MH370 de Malaysian Airlines, la autora duda que lo sea. - Foto: EFE

Nadie entiende como la aerolínea dejó entrar a dos pasajeros con pasaportes falsos. Tampoco es comprensible cómo fue que el piloto terminó siendo el gran sospechoso. Algunos decían que estaba divorciado, otros que tenia una familia y otras fuentes lo señalaron como un fanático político. También dijeron que su diario estaba sin ninguna entrada escrita a partir de marzo 8. La periodista señala que todas esas afrimaciones resultaron falsas.

The Impossible Case of MH370 The Disappearing act
The Impossible Case of MH370 The Disappearing act es el subtitulo de esta obra, que pretende mostrar que el gobierno malaya encubria algo. - Foto: Florence de Changy

Con base en esa evidencia tan débil, el gobierno malayo se volcó a rescatar al avión en el océano Índico, una operación que costó más de 100 millones de dólares y que terminó en un fracaso rotundo. Por eso, la hipótesis de la obra es que la razón principal de este misterio es una operación encubierta.

Para ella todo esto es resultado de un interés conciente del gobierno malayo de no resolver el rompecabezas. Ellos querían que pareciera resuelto y que la gente se olvidara del caso. Y Francia, que trataba de venderle armas al malasya se hizo el de la vista gorda. SEgún ella, aquí no importa tanto cuál destino tuvo el avión sino la travesía que experimentó para llegar a su morada final.