vida moderna

Remedios naturales para nutrir y hacer crecer el cabello: la fórmula Rapunzel

Tanto hombres como mujeres tienden a perder el grosor y la cantidad de cabello con la edad.


Lucir un cabello saludable es importante para muchas personas y en especial para las mujeres. Por ello, existen tratamientos y vitaminas que ayudan a nutrir y hacer crecer el cabello, pero lo anterior debe estar acompañado de otros cuidados.

Por ejemplo, el portal Panorama Web reveló una mezcla que hará que el cabello crezca brillante y saludable y para prepararla en un recipiente se debe mezclar un shampoo natural de 400 ml con un puñito de romero fresco, una cucharada de infusión de cola de cabello y una cucharada de aceite de argán. Después, se le debe agregar cinco gotas de extracto de coco, tres gotas de extracto de manzana y una pizca de tomillo en polvo. Finalmente, cuando los ingredientes estén integrados, se debe dejar reposar por 12 horas para finalmente utilizarlo.

Por su parte, otra recomendación de los expertos es no lavar el cabello tan seguido, ya que este puede perder sus aceites naturales que le ayudan a mantener la hidratación, pero la recomendación depende el tipo de cabello y de los productos que se usan y así se lo confirmó Aurora Garre, medical Marketing Manager de ISDIN, al portal Mejor con Salud: “Lavarse el pelo diariamente no debe suponer un problema si se usan los productos adecuados. Todo depende de las particularidades de cada tipo de cabello. En general, se suele indicar que un cabello muy graso debe lavarse con mayor frecuencia que un cabello seco”.

Sobre la misma línea, la dermatóloga de la Unidad de Tricología y Trasplante Capital del Grupo Pedro Jaén, Rocío Gil, le dijo al portal que “lavarse el pelo cada 24-48 horas es lo recomendable para mantener una adecuada higiene del cuero cabelludo”.

Por eso, hay que lavarlo las veces que haga falta. Si es un cuero cabelludo graso será necesario a diario o cada dos días.

Además, lo más aconsejable es utilizar agua tibia, que no supere los 36 ºC y acabar el lavado con agua fría, para cerrar y sellar las cutículas y conseguir así más brillo.

También es importante resaltar que el cuero cabelludo hay que lavarlo y mantenerlo limpio, porque es la base del cabello, sobre la que crecerá sano y fuerte. Un cuero cabelludo sucio puede favorecer la caída y la pérdida de densidad y de volumen.

Sobre el secado, los expertos recomiendan que no se debe frotar el pelo nunca cuando está mojado, ya que es mucho más sensible y propenso a la rotura, y la cutícula se abre y se encrespa. Lo ideal es emplear una toalla de microfibra y envolver el pelo para que vaya absorbiendo la humedad.

Sin embargo, si se usa secador, lo recomendable es sea siempre a temperatura media, pero antes es importante que la persona aplique un protector térmico para proteger el cabello del calor, ya que los expertos recomiendan evitar los tratamientos fuertes, como los rizadores calientes y las planchas para el cabello, pues estos aparatos deshidratan el pelo y lo adelgazan.

Para desenredarlo conviene hacerlo con la mascarilla o el acondicionador puestos, o aplicar después un acondicionador sin aclarado, así se evitará que se rompa.

Sobre la misma línea, otra recomendación para tener el cabello sano es cepillarlo todas las noches “entre 10 y 20 pasadas, dependiendo del grosor del pelo”, de acuerdo con Philip B, un experto del cabello en Hollywood, citado por Vogue. Esto ayuda a que se exfolie el cuero cabelludo, se eliminen restos de productos, se estimule la circulación sanguínea y, por ende, se promueva el crecimiento y el brillo del cabello.

De otro lado, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación también recomienda proteger el cabello de la luz del sol y de otras fuentes de luz ultravioleta, lo cual afecta las propiedades elásticas del cabello. Además, hacen que el cabello se reseque y la melanina se altere.