vida moderna

¿Sed con frecuencia? Estas son las enfermedades que la provocarían

Estas afecciones requieren de atención y de tratamientos específicos.


De acuerdo con la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos MedlinePlus, la sed es la sensación de querer beber con frecuencia líquidos. Algunas enfermedades producen sed.

Cabe mencionar que el consumo de agua de manera frecuente es vital para la salud, pero de forma moderada, por lo que si se observa que el consumo excesivo de este líquido o la sensación de sed es anormal, puede ser provocada por la hiperglucemia y la diabetes.

¿Qué es la hiperglucemia?

La Clínica Mayo explica que esta afección se debe a los altos niveles de azúcar en la sangre que afecta a las personas diabéticas, que se relaciona con la falta de ejercicio físico, el consumo de ciertos alimentos o medicamentos.

Es tal la importancia que hay que prestarle, que puede provocar un coma diabético que puede ser mortal, explica la Clínica, ya que la persona que lo sufre pierde el conocimiento y no responde a ningún estímulo, ya sea auditivo o visual.

Aquel que tiene un alto índice de azúcar en su sangre puede experimentar: fatiga, náuseas, dolores estomacales, mal aliento, incremento de sed, palpitaciones, entre otros.

Sin embargo, un bajo nivel de azúcar puede provocar síntomas como: hambre, náuseas, debilitamiento, fatiga, descoordinación y ansiedad, entendida esta última, como un trastorno donde la persona se abruma con preocupaciones y temores en su día a día.

Fatiga menstrual
Foto referencia sobre ansiedad. - Foto: Getty Images/Image Source

La entidad de investigación señala que para prevenir un coma diabético se debe:

  • Tener una dieta balanceada respetando los horarios de las comidas, siendo estas ricas en frutas y verduras.
  • Tomar los medicamentos prescritos por un médico que cumplen con un objetivo específico para tratar la diabetes, por ejemplo.
  • Moderar el consumo de alcohol, y si así se desea, consumir alimentos durante su ingesta, ya que puede provocar irregularidades en los niveles de azúcar en la sangre.

¿Por qué la diabetes causa sed?

La diabetes es una enfermedad que impacta a cualquier edad; sin embargo, algunas personas son más propensas que otras a padecerla.

La diabetes es una enfermedad crónica que, de acuerdo con MedlinePlus, el cuerpo no puede regular el azúcar que hay en la sangre. Cabe destacar, que esta afección se debe a que el páncreas no produce insulina, o las células del cuerpo se resisten a esta hormona, provocando una acumulación de glucosa en el torrente sanguíneo.

Se conocen dos tipos de diabetes, y en su portal, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, las describe de la siguiente manera:

  • Tipo 1: esta clase de diabetes aparece a cualquier edad y se debe a que el organismo no produce insulina, por lo que una persona debe inyectarse.
  • Tipo 2: esta clase de diabetes es recurrente en los adultos, y se debe a que el organismo se resiste a la insulina.
La Sociedad de Diabetes de Estados Unidos (ADA, por sus siglas en inglés) recomienda las bebidas de cero o pocas calorías. Foto: Getty Images, montaje SEMANA.
La Sociedad de Diabetes de Estados Unidos (ADA, por sus siglas en inglés) recomienda las bebidas de cero o pocas calorías. Foto: Getty Images, montaje SEMANA. - Foto: Foto: Getty Images, montaje SEMANA.

Entre tanto, también existe la diabetes gestacional que se presenta cuando una mujer está embarazada, suele desaparecer cuando ya no se encuentra en este estado.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) precisan que esta afección puede aparecer en mujeres que no padecen diabetes. Sin embargo, puede ser controlada, por los expertos en salud.

Los principales síntomas que tiene una persona que tiene diabetes es el aumento de sed, por lo que necesita estar hidratando de manera frecuente. Por ende, la visión borrosa, el hormigueo en las extremidades, eL hambre, entre otros, se asocian con esta enfermedad.

La entidad señala que las personas que suelen tener diabetes tipo 1, la perciben de manera rápida; en cambio, aquellos que son diagnosticados con diabetes tipo 2 suelen no darse cuenta hasta un tiempo después.