salud

Así se puede consumir el té verde para cuidar la memoria

Esta bebida tiene propiedades antioxidantes que favorecen el cuidado del cerebro.


Los malos hábitos de vida, las toxinas del ambiente, así como la continua exposición al estrés son algunas de las razones que pueden estar detrás del cansancio y la disminución del rendimiento mental, independientemente de la edad que pueda tener una persona.

Si bien los olvidos se presentan con más frecuencia en personas de edad avanzada, lo cierto es que cada vez individuos de menor edad pueden presentar episodios en los que se olvidan cosas, lo que puede ser una evidencia de que algo está sucediendo con el rendimiento del cerebro.

Cuidar el cerebro es clave para mantener unos niveles de memoria indicados y uno de los productos a los que se puede recurrir es el té verde.

El portal Mejor con Salud cita un estudio publicado en la revista Psychofarmacology, el cual destaca los potentes antioxidantes de esta bebida milenaria, los cuales aumentan la conectividad entre la corteza frontal y la parietal del cerebro, con lo cual las personas pueden integrar de mejor forma estímulos y datos nuevos.

Por su parte, un artículo publicado en el medio digital Business Insider, en su versión de México, asegura que este té mejora el funcionamiento del cerebro. “Uno de sus principales ingredientes es la cafeína, que puede bloquear un mensajero químico en el cerebro llamado adenosina”, precisa la publicación, la cual indica que la sobreproducción de esta está relacionada con afecciones cognitivas como el Alzheimer y el Parkinson.

Los beneficios que podrían obtener las personas en su memoria con el consumo de té, también fueron probados por un grupo de científicos chinos. Una publicación del diario Expansión, de México, asegura que un químico orgánico contenido en el té impulsa la producción de células del cerebro, las cuales demostraron mejorar la memoria en ratones de laboratorio.

“Los investigadores determinaron que el químico EGCG (epigallocatechin-3 gallate) podría tener un efecto positivo en el tratamiento contra enfermedades degenerativas ocasionadas por la edad como el Alzheimer”, cita la mencionada fuente. El análisis científico se concentró en el hipocampo, la parte del cerebro que procesa la información en la memoria de corto y largo plazo.

Otro estudio que se llevó a cabo en la Universidad de Basilea, en Suiza, concluye que el té verde es uno de los remedios naturales más adecuados para mejorar las capacidades cognitivas.

En la investigación, citada por Mejor con Salud, se brindó a un grupo de personas a lo largo de un año unos 27 gramos de extracto de té verde como dosis diaria, mientras que otro grupo no consumió esta bebida natural. Pasado este tiempo y mediante una resonancia magnética se puedo establecer de qué manera había mejorado o no el rendimiento del cerebro en cuanto a atención y memoria.

“Se descubrió una activación claramente diferente entre los lóbulos frontal y parietal. El lóbulo frontal, el “hogar” de las capacidades cognitivas más avanzadas, mostraba una alta activación, así como el lóbulo parietal, relacionado con la información sensorial y el lenguaje”, indica Mejor con Salud.

La investigación reveló que el té verde intensifica la interacción entre estas áreas del cerebro para mejorar la memoria, la atención y la capacidad de recordar tanto datos como palabras.

Para preparar una bebida matinal y obtener sus beneficios, se requiere de una cucharada de té verde, una cucharadita de ginseng, cinco cucharadas de jugo de arándanos, un vaso de agua y una cucharada de miel de abejas.

Se pone a calentar el agua y una vez llegue a ebullición, se añade el té verde y se deja al fuego unos 15 minutos, para después dejar que repose otros 10. Luego se añade la cucharadita de ginseng y el jugo de arándanos, se endulza con miel y se consume. Lo recomendable es tomarlo en las mañanas para potenciar sus beneficios.