vida moderna

Beneficios del té verde y cómo consumirlo

Esta bebida es usada de manera frecuente para bajar de peso.


El té verde es el resultado de una bebida que se produce gracias a la existencia de esta planta camellia sinensis; por lo general, este producto se usa de manera frecuente en la dieta de aquellas personas que desean bajar de peso; sin embargo, tiene compuestos fenólicos, catequinas y flavonoides, además de cafeína.

Estos compuestos actúan como antioxidantes y ejercen acción hipoglucemiante, antiobesidad, antiinflamatoria, antibacteriana, antiviral, antimutagénica y estimulante”, por lo que se cree que puede prevenir un número significativo de enfermedades.

El portal de salud, belleza y cuidado personal Tua Saúde brinda la lista de algunas de las patologías que puede prevenir el consumo de este té; es importante mencionar que para que este cobre efecto se debe acompañar de una dieta sana y equilibrada y de la práctica de actividad física frecuente.

El té verde se puede adquirir en supermercados, tiendas naturistas y tiendas online, y viene en diversas presentaciones: cápsulas, bolsitas de té o polvo. Antes de consumirlo, se recomienda contar con la aprobación de un médico especialista con el fin de evitar reacciones adversas.

Bolsa de té
El té verde tiene diversos beneficios para la salud. - Foto: Getty Images

Beneficios del té verde

  • Previene varios tipos de cáncer: consumir de manera frecuente esta bebida puede prevenir los siguientes tipo de cáncer: próstata, gastrointestinal, de mama, de pulmón, ovario y vejiga, ya que contiene “antioxidantes que evitan el daño celular producido por los radicales libres, evitando el crecimiento de las células cancerígenas, funcionando como un quimiopreventivo”. Ingerir este té también puede ayudar a aumentar las defensas, gracias a que entre sus componentes se encuentran las catequinas.
  • Ayuda a bajar de peso: estos compuestos (la cafeína, las catequinas y los polifenoles) son los encargados de promover la pérdida de peso en el organismo. “Algunos estudios indican que el té verde ayuda a acelerar el metabolismo, haciendo que el organismo gaste más energía. Además, facilita la digestión, regula el intestino y combate la retención de líquidos”.
  • Previene el envejecimiento prematuro: gracias a sus antioxidantes, esta bebida evita el daño repentino de las células; cabe mencionar que estas, con el paso de los años, se regeneran de manera más lenta. Ingerir este té con frecuencia “mantiene la piel hidratada, con un aspecto saludable y previniendo la formación de arrugas o líneas de expresión”.
  • Previene las enfermedades cardiovasculares: este té regula los niveles de colesterol malo en la sangre, evitando que tapone las arterias, gracias a su alto contenido de antioxidantes. Además, “inhibe la formación de coágulos en la sangre, disminuyendo el riesgo de trombosis, ataques cardíacos y un accidente cerebrovascular (ACV)”.
  • Previene las gripas y resfriados: “esta planta posee propiedades antimicrobianas que ayudan a combatir bacterias y virus, previniendo el surgimiento de enfermedades como resfriados, gripes o influenza A y B”.
  • Mejora la salud bucal: esta planta contiene propiedades que combaten las bacterias y los virus; por ende, previene las enfermedades bucales ocasionadas por este tipo de microorganismos. “El té verde podría evitar la formación de caries y la inflamación de las encías, disminuyendo el riesgo de sufrir periodontitis y mal aliento”.
  • Regula los niveles de azúcar en la sangre: las catequinas presentes en este producto “disminuyen el estrés oxidativo y mejoran la resistencia a la insulina, regulando los niveles de azúcar, ayudando a prevenir y tratar la diabetes”.
  • Mejora el estado de ánimo y la concentración: gracias a que contiene cafeína, este producto “mejora la actividad del sistema nervioso central, estimulando la liberación de serotonina y mejorando así el humor y el bienestar general”; sin embargo, hay que consumirlo con moderación.
  • Mantiene una buena salud intestinal: las catequinas hacen que se formen bacterias buenas en el intestino, mejorando la digestión y combatiendo los virus que quieran afectar el organismo.