vida moderna

Tomate: cómo usarlo para combatir el acné

Este alimento contiene múltiples propiedades que benefician al organismo interna y externamente.


El acné es una enfermedad que afecta a millones de jóvenes alrededor del mundo. Es una afección frecuente de la piel (cutánea) que ocurre cuando los folículos pilosos debajo de esta se obstruyen. Cuando esto sucede, aparece los incómodos granos o espinillas.

La mayoría de las veces los brotes ocurren en la cara, pero también pueden salir en el pecho, los hombros y la espalda. Este puede producirse tras cambios hormonales como los que suceden en la pubertad, periodos menstruales, el embarazo, el uso de píldoras anticonceptivas, así como algunos productos cosméticos y ciertos fármacos.

Para la mayoría de las personas, el acné tiende a desaparecer al llegar a los 30 años, pero algunas personas continúan teniendo este problema de la piel aun cuando llegan a los 40 o 50 años.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación e investigación, el acné puede causar, además de cicatrices en la piel, sufrimientos emocionales para las personas, por lo que advierte que su tratamiento debe ser rápido.

Por lo anterior, la revista especializada UnCOMO, publicada a través del portal Mundodeportivo, ha explicado que es posible utilizar un ingrediente natural que gracias a sus cualidades ayuda a aminorar esta afección. Se trata del tomate, una hortaliza que posee propiedades astringentes que limpian los poros de la piel.

Además, el tomate previene el exceso de grasa en la piel, tiene cualidades blanqueadoras que contribuyen a reducir las cicatrices que puedan quedar, y “gracias a su riqueza en vitaminas y minerales, este alimento ayuda a aliviar algunos síntomas del acné como el enrojecimiento, el picor y la inflamación de la piel afectada”, explica UnCOMO.

Es posible usar el tomate cómo tópico preparando una mascarilla casera. Para ello solo se requiere: una cucharada de jugo de tomate maduro y una cucharada de miel orgánica.

Procedimiento:

1. Partir un tomate maduro por la mitad.

2. Llevar una de las mitades a la licuadora para extraer su jugo.

3. En un recipiente, poner una cucharada de jugo de tomate y una cucharada de miel.

4. Revolver hasta que los ingredientes se integren correctamente y se forme una especie de pasta.

5. Limpiar el rostro para que los nutrientes de la mascarilla penetren en la piel.

6. Aplicar la mascarilla con ayuda de una brocha o espátula.

7. Dejar actuar alrededor de 15 minutos.

8. Retirar la pasta con abundante agua fría.

El portal especializado Mejor con Salud, también explicó como realizar una mascarilla a base de tomate que además de aminorar el acné, beneficia, sobre todo, a aquellas personas que poseen piel grasa. Para realizarla se necesita: una cucharada de pulpa de tomate (16 g) y 10 rodajas de pepino (50 g).

Preparación y uso:

1. Pelar el tomate y el pepino. Cortarlos en rodajas y llevarlos a la licuadora.

2. Procesar hasta que se forme una mezcla homogénea.

3. Poner el líquido en un recipiente y mojar un pedazo de algodón.

4. Pasar el algodón por todo el rostro en pequeños toques.

5. Una vez se haya cubierto toda la piel, dejar actuar por 20 minutos.

6. Pasado el tiempo, enjuagar con agua fría y aplicar la crema humectante de preferencia.

7. Repetir el procedimiento tres veces por semana para notar los cambios.

Cabe destacar que, antes de aplicar cualquier producto nuevo en la piel, se debe consultar con un especialista para evitar que se formen manchas, irritaciones u otras afecciones.