Tendencias
Uvas

vida moderna

Uvas: así se deben consumir para activar el colágeno y elastina de la piel

Esta fruta impulsa la desintoxicación de la sangre.

Las arrugas y la flacidez de la piel son signos naturales del paso de los años. El envejecimiento genera que el cuerpo pierda la capacidad para producir algunas sustancias que cumplen una función hidratante, lo que hace que la piel se seque y pierda firmeza.

Factores como la contaminación, el estrés, la exposición indebida al sol y los malos hábitos de vida inciden de manera directa en ese proceso de envejecimiento, en el cual también juegan un papel determinante una mala alimentación y la falta de descanso, por ejemplo.

Cuando la piel comienza a envejecer, pierde elasticidad y, además, aparecen arrugas, manchas, resequedad, ojeras, se marca más el contorno de ojos y se generan líneas de expresión, asegura la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Para los expertos del instituto de investigación Mayo Clinic, con la edad, la piel se vuelve más fina y frágil, debido a que disminuye el tejido graso que se encuentra debajo de la misma. Adicionalmente, se presenta una disminución en la producción de aceites naturales que puede resecar la piel.

Una opción que tienen las personas que quieran agregar colágeno a su dieta es la de consumir uvas, pues de acuerdo con el portal Molexplore, cuenta con cuatro beneficios para la piel.

Poder detox: Es una fruta rica en vitaminas A, B, C y E, además de poseer fósforo, calcio y yodo, lo que la hace altamente desintoxicante, sumado a que ayuda a que las impurezas que puedan haberse acumulado en la piel se eliminen, dándole un aspecto radiante.

Propiedades antiarrugas: como alimento que estimula la desintoxicación de la sangre, el organismo filtra y elimina toxinas y metales. Así, ya existen algunos productos cosméticos que han optado por utilizar la uva como principal principio activo del producto.

Las uvas poseen polifenoles, poderosos antioxidantes naturales que previenen la degradación de la producción de colágeno y elastina en la piel, por lo que ayuda a mantener la elasticidad y firmeza de la piel, frenando el proceso natural de envejecimiento prematuro y la aparición de arrugas.

Carácter exfoliante: las semillas de la uva, que por lo general no se comen, tienen un efecto exfoliante sobre la piel. Además de activar la producción de fibras de colágeno y elastina, renuevan las células, limpiando así.

No se deben quitar las semillas de uva ya que se perderá este ingrediente activo.

Resistencia contra los rayos solares: estudios han demostrado que componentes de las uvas protegen la piel frente a los rayos procedentes del sol.

Resaltan particularmente los flavonoides, que protegen las células del organismo de daños que podrían contribuir al desarrollo de daños que podrían contribuir al desarrollo de cáncer de piel.

Vitamina E y colágeno para las arrugas

Si bien es una realidad inevitable, se puede recurrir al uso de un gel casero elaborado con colágeno y vitamina E, nutrientes que pueden ayudar a quitar arrugas, reafirmar y limpiar la piel de manchas.

Estos dos ingredientes son buenos aliados para contrarrestar el envejecimiento. Por un lado, el colágeno ayuda a hidratar la piel y mantener su elasticidad, mientras que la vitamina E permite renovar las células gracias a su poder antioxidante.

El portal Panoramaweb, de México, precisa que el colágeno es un activo que el cuerpo produce por sí mismo, sin embargo, después de cierta edad su cantidad en la piel disminuye, lo que provoca arrugas, líneas de expresión y sequedad.

Por su parte, la vitamina E es un nutriente liposoluble presente en muchos alimentos y esencial para el cuerpo humano por sus propiedades antioxidantes. Actúa protegiendo las células que se encargan de la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico de los daños causados por los radicales libres, los provocan el envejecimiento prematuro en la piel, según describe el National Institutes of Health Office of Dietary Supplements. Normalmente, esta sustancia se acumula en el hígado para tener un aporte siempre disponible y así garantizarle al organismo la dosis necesaria.

El sitio web Salud 180, de México, asegura que la vitamina E es uno de los productos más usados para prevenir los primeros signos del envejecimiento, los cuales normalmente aumentan con los años. Es un nutriente que también ayuda a mejorar cicatrices y quemaduras, al tiempo que disminuye los daños causados por los rayos del sol.

Para elaborar un gel de vitamina E con colágeno se requiere de media taza de agua, media cucharada de goma xantana, una cápsula de colágeno hidrolizado, dos cápsulas de vitamina E, media de vitamina C y 10 gotas de aceite esencial de lavanda, indica la publicación de Panoramaweb.

En un recipiente se pone el agua y la goma xantana; se revuelve perfectamente hasta que se disuelva por completo. Posteriormente, se agrega el colágeno, las vitaminas y el aceite esencial de lavanda. Se deja reposar por al menos dos horas y vierte en un frasco esterilizado.

Este gel se puede utilizar a diario como parte de la rutina para el cuidado de la piel. Sin embargo, es importante antes de aplicar lo en la cara realizar una prueba de alergia en otra parte del cuerpo.